Deportes

La supuesta vuelta de Verón paraliza a Estudiantes

El actual mánager del club plantense entrenó con el plantel y alimentó rumores sobre su supuesta vuelta al fútbol.

Juan Sebastián Verón se puso los botines y se prendió esta mañana en la práctica de fútbol reducido que realizaron los suplentes en la cancha 1 del Country de City Bell, con lo que el rumor de una posible vuelta comenzó a instalarse en cada rincón de la vida de Estudiantes de La Plata.

El hoy Director Deportivo del club vive a mil todo el tiempo. Desde que asumió el pasado 10 de diciembre en su nuevo cargo viajó a Europa a observar entrenamientos, formas de trabajar y realizar contactos con los mejores del mundo para adaptar el modelo a "su" Estudiantes.

Luego renovó toda la estructura del fútbol juvenil y se pasa doce horas en el Country siguiendo al detalle cada práctica de todas las categorías.

Verón actualmente es mánager del club.


Tras la salida de Diego Cagna se puso al frente para buscar a su sucesor. Con el tema de las inundaciones en La Plata fue la cara visible de toda la movida solidaria del club, pero la "Brujita" siempre tiene algo guardado y con su participación en la práctica de hoy para muchos no fue sólo una manera de estar cerca del plantel, sino una señal y una prueba para ver cómo responde su "famoso" tobillo derecho.

Verón no habló con nadie por estas horas y sus únicas declaraciones han sido en torno a los damnificados por la catástrofe que vivió la ciudad, pero desde su entorno cuentan que el ex capitán "Pincha" desde hace semanas que está muy preocupado por la falta de resultados del equipo y que tal vez dentro de la cancha puede dar una mano para la recuperación.

Por estas horas se dice que una vez que Mauricio Pellegrino asuma el mando del plantel y haga base en City Bell, la "Brujita" podría viajar en mayo a Italia para hacer consultas y un tratamiento específico para ver si su tobillo le permite ilusionarse con un regreso a las canchas.

La "Brujita" podría viajar en mayo a Italia para hacer consultas y un tratamiento específico para ver si su tobillo le permite ilusionarse con un regreso a las canchas

El silencio del propio Verón deja abiertos un sinfín de interrogantes, pero al mismo tiempo su vuelta no parece algo sencillo de concretarse, más tratándose de un hombre que medita muy bien sus decisiones y que difícilmente vuelva atrás.

En este momento no hay que dejar de recurrir al archivo y recordar algunas frases del propio protagonista.

El 16 de junio pasado, cuando se despidió de su público ante Olimpo en el Estadio Ciudad de La Plata, declaró que "necesitaría ser (Ernesto) Sábato para describir este momento".

Días antes de aquella despedida escribió una carta abierta a los hinchas, donde destacó que "cuando miro para atrás me doy cuenta de que valió la pena. Y me dan ganas de seguir proyectando para que Estudiantes siga creciendo, porque hay mucho para hacer y crecer todavía".

Sus ideas siempre fueron claras y sus decisiones contundentes. Es más, en el semestre pasado cuando jugó para la Liga local en Asociación Brandsen corrió un rumor similar y el propio futbolista se encargó de desactivar la bomba: "es una locura, el fútbol profesional se terminó para mi", aunque siempre remarcó que "lo más lindo que hay es jugar al fútbol".

Hoy el rumor volvió a instalarse, ante la noticia de que se prendió en el futbol reducido con parte del plantel. Su silencio de estas horas deja abiertos muchos signos de interrogación, que no tienen respuesta.

Por las dudas, los hinchas se aferran a una ilusión que la camiseta 11 vuelva a sus andadas y que aquella bandera del 16 de junio que decía "Se retira el jugador. Nace la leyenda" haya que cambiarla por otra que rece: "La leyenda continúa".

Opiniones (0)
24 de febrero de 2018 | 05:14
1
ERROR
24 de febrero de 2018 | 05:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve