Indagan al líder de Callejeros por presunto pago de coimas

En abril, la jueza Crotto había concluído que los músicos fueron ajenos a los pagos ilegales efectuados a la Policía. Sin embargo, sus argumentos fueron revocados en julio por la Cámara del Crimen, que resolvió que la banda debe ser investigada por el tema. La declaración será a las 10.

El líder de la banda de rock "Callejeros", Patricio Santos Fontanet, será indagado hoy por la Justicia en relación con el presunto pago de coimas a los efectivos de la seccional séptima de la Policía Federal, en el marco de la causa en la que se investiga el incendio de Cromañón, a raíz del cual murieron 194 personas en diciembre de 2004.

Por otra parte, con vistas al juicio por el caso que podría hacerse en noviembre próximo, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24 resolvió el martes que los familiares de las víctimas podrán seguir agrupados en las cuatro querellas en que están divididas ahora por diferencias personales y de acusación.

Los familiares se habían opuesto a la intimación de los jueces a unirse en sólo dos grupos para agilizar el proceso y lo manifestaron en una audiencia que mantuvieron el jueves último.

Este martes, los magistrados aceptaron el planteo y les dieron 10 días a cada una de las partes para el ofrecimiento de prueba, según informó el abogado Patricio Poplavsky.

La declaración de Fontanet, ante el juez de instrucción Alberto Baños -quien subroga a María Angélica Crotto, en uso de licencia médica- está prevista para las 10 y responde a la orden de la Cámara del Crimen, que dispuso que los músicos procesados por estrago doloso fueran indagados por cohecho activo.

En abril último, la jueza Crotto había concluido que los músicos fueron "ajenos" a las presuntos pagos ilegales efectuados a la policía por el ex gerente de República Cromañón, Omar Emir Chabán, para que no se controlaran las actividades del local.

El sobreseimiento fue dictado por Crotto a partir de la denuncia del padre de una víctima del incendio, quien había considerado que el grupo era socio de Chabán en la organización de recitales, y por lo tanto, corresponsable por las coimas.

El abogado José Antonio Iglesias, quien perdió a su hijo Pedro en el incendio, había sostenido que los músicos y el ex gerente del local se repartían las utilidades de los shows en una proporción de 30 y 70 por ciento respectivamente.

Para la jueza, "la existencia del pacto venal entre (el comisario) Carlos Díaz, Omar Chabán y Raúl Villarreal, con el objeto del que el primero omitiera, a cambio de dinero, realizar todo acto tendiente a hacer cesar las infracciones en las que incurría el local República Cromañón... se encuentra fuera de discusión".

Sin embargo, resaltó que con respecto a la banda "nada permite afirmar que todos o alguno de sus integrantes conociera que la entrega dineraria por parte de Chabán y Villarreal fuera espuria. Es decir, que fuera una retribución por la omisión de control".

La jueza concluyó en que los músicos "asintieron el descuento de dinero que les correspondía en la firme creencia de que se lo hacía a los fines de abonar un servicio que... les presentaban como habitual, necesario y, sobre todo, legal... para prevenir cualquier tipo de desorden que se pudiera suscitar".

No obstante, todos los argumentos de Crotto fueron revocados en julio último por la Sala V de la Cámara del Crimen, que ordenó a que los músicos sean indagados por el presunto pago de coimas.

 
Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 16:12
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 16:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"