Deportes

Antonio Roma: un arquero de leyenda

El mítico guardameta de Boca fallecido ayer marcó una época. Su penal atajado a Delem lo consagró como ídolo.

A las 13.30, luego de una larga convalecencia e internado en el hospital Santojanni, dejó de existir Antonio Roma.

Tenía 80 años y en diciembre último recibió un homenaje en Boca al cumplirse medio siglo de su mayor hazaña: el penal atajado al brasileño Vladen Lázaro Ruíz, Delem, el "10" de River en la final anticipada disputada en La Bombonera el domingo 9 de diciembre del´62.

Boca ganó 1 a 0 con gol de penal de Paulo Valentím y se quedó con el título. Roma había cumplido ya 30 años y quedó en la memoria del universo "xeneize" para siempre. Boca ganó uno a cero y fue campeón una fecha más tarde. El torneo del´62 lo tuvo a él como figura descollante.



El popular "Tano" Roma o el "Tarzán" boquense, como se lo apodó en 1960 cuando pasó de Ferro Carril Oeste -junto con su amigo y compadre, Silvio Marzolini- fue arrojado, valiente, atlético y de moral ganadora.

Antonio Roma jugó más de 500 partidos oficiales entre su aparición en Ferro en 1954 con 21 años -el titular era uno de los grandes arqueros de la época, Roque Saverio Marrapodi, convocado ese año para una gira de la selección nacional por Europa- y su extensa campaña en Boca, que se prolongó 12 años.



Su último partido lo jugó contra River, en La Bombonera, en 1972, diez años después del célebre penal atajado, y tras una gran trayectoria en la selección nacional, en donde fue titular en dos mundiales, Chile´62 e Inglaterra´66.

Descubierto en las inferiores de Ferro por José Scalise, llevado a la Primera por Angel Perucca, el "5" de Newell´s, San Lorenzo y la selección nacional en el Sudamericano de Chile´45, y fue el ´Portón de América´ quien le auguró a Antonio Roma un futuro venturoso.

Cuando lo adquirió Alberto J. Armando, candidato a presidente de Boca -volvía cinco años más tarde de haber sido titular del club- que como parte de la campaña contrató a Roma y a Marzolini un año antes, en 1959.

La primera hazaña de Roma en una cancha habría que ubicarla en 1959: Racing peleaba la punta con San Lorenzo, Ferro venía de "levantada".

En Caballito, en el último minuto, con el partido uno a uno, penal para Racing. El infalible Oreste Omar Corbatta patea abajo, a un palo. Volada de Roma para quedarse con uno de los primeros penales no convertidos por Corbatta, quien entre 1955 y 1967 convirtió más de 50.

Entre sus amigos, Juan Carlos Guzmán, ex defensor central de Chacarita Juniors, Independiente y River, manifestó su dolor en diálogo con Télam, al definirlo a Roma como "un grandote bueno, parecía fanfarrón pero era que tenía un gran sentido del humor, adentro y afuera de la cancha, pero muy sano y de buenos sentimientos".


Uno de los más cercanos, Silvio Marzolini, compartió la semblanza: "Eramos compadres, Antonio era el padrino de una de mis hijas. Para mí fue un hermano mayor. Y como arquero fue extraordinario, de moral ganadora un permanente respaldo para sus compañeros", abundó.

Uno de sus ´verdugos´, José Francisco Sanfilippo -le hizo diez goles jugando para San Lorenzo entre 1955 y 1962- expresó su congoja, al sostener: "Sabía que había estado mal de salud. Pensaba que iba a salir airoso, como siempre. Fue un ganador y gran tipo", puntualizó el ´Nene´. compañero de Roma en la selección y en Boca en 1963. 

Una severa patología pulmonar derivada de un extraño virus intrahospitalario, pudo con él. Lo llora -además de su esposa, hijas y nietos- todo el pueblo boquense. "Tarzán" Antonio Roma. No habrá otro igual.

Opiniones (0)
23 de febrero de 2018 | 16:19
1
ERROR
23 de febrero de 2018 | 16:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve