Candela Berbel: la princesa del sur

La Reina de Malargüe y su artista, Renata Würschmidt, fueron de las más histriónicas y divertidas a la hora de la producción de fotos MDZ. ¡No te la pierdas!

Candela Suyai Berbel es la nueva reina de la Vendimia de Malargüe y competirá por el cetro nacional en la fiesta máxima de los mendocinos.

La joven representó al distrito de Agua Escondida y fue elegida luego del espectáculo Ilusiones en Vendimia. Tiene 19 años, cabellos castaños y ojos marrones. Cursa 2º año de Publicidad.

Divertida, Cande llegó a la peluquería y allí conoció a Renata Würschmidt, la artista plástica que tuvo la tarea de realizar el estilismo y la intervención del lienzo para su transformación en pricesita pícara del bosque.

La consigna. Se convocó a la Redacción de MDZ a diecisiete creativos que recibieron, por sorteo, el nombre de uno de los departamentos de Mendoza. Se les entregó también un lienzo de tres metros por dos metros y medio, y se les pidió que, con total libertad, elaboraran una obra artística de magnitud. Con ella, vestiríamos a la Reina del departamento que les tocó en gracia. El entusiasmo fue general, y la respuesta, la mejor.

- ¿Cómo era tu vida antes de ser reina?

- La vida en Malargüe es muy tranquila en general, entonces estás muy relajado todo el tiempo. Cuando éramos chicos salíamos constantemente a jugar con grupos muy grandes. Como tenemos tan cerca los lugares turísticos, todos los fines de semana no la pasábamos paseando.

Todavía no tenemos universidades pero sí niveles terciarios entonces la idea es venirnos a estudiar acá para llevar profesionales a Malargüe.

- ¿Cómo está conformada tu familia?

- Acá en Mendoza vivo con mi hermana Melanie, que tiene 23 años. En Malargüe están mi mamá se llama Mabel,  mi papá Paco y mi hermano Diego, que me dio dos sobrinos hermosos, Tomi y Marquitos.

- ¿Tenés novio?

- Tengo novio hace 8 meses, se llama Luciano y tiene 24 años. Lo conocí en la facultad: estudiamos lo mismo.

- ¿Cómo te definirías como mujer?

- Soy muy simpática, me gusta mucho hablar con la gente, y soy sociable. Eso sí, también disfruto de mi casa un día sin hacer nada.

- ¿Cómo se te ocurrió presentarte a reina? ¿Fue una decisión propia o te buscaron?

- Siempre la Vendimia estuvo presente en mi vida. Creo que, como a muchas mendocinas nos pasa, lo recibimos en herencia de nuestras madres. A mi mamá le gusta mucho esta fiesta. Y creo que me la inculcó. ¡A mi no me costó nada animarme! 

- ¿Preferís una Vendimia tradicional o vanguardista? ¿Cambiarías algo?

- Me parece que se pueden llegar a unir o se pueden conjugar las dos cosas. En teoría, esta fiesta muestra lo que somos los mendocinos. Y somos tradición, pero también progreso y avance.  

Por ejemplo, hay hechos tradicionales que no pueden faltar: me encanta la parte del Acto Central cuando aparece la Virgen de la Carrodilla: se me pone la piel de gallina, es increíble la emoción. Siento también mucho entusiasmo cuando llega el momento de la coronación de la reina.

- ¿Por qué creés que tenés que ser Reina Nacional de la Vendimia?

- Me considero muy responsable, y cuando tengo un objetivo pongo todo de mí. Estoy totalmente predispuesta para representar a Mendoza a nivel nacional e internacional, y aprendería lo que fuese necesario. Por supuesto, si llegara a resultar favorecida con la corona de Reina Nacional, le dedicaría el año al cien por ciento: los estudios deberán esperar, por ese tiempo.

- ¿Sentís que a las reinas las tildan simplemente de “caras bonitas”? ¿Te pasó?

- En la cara jamás me tildaron de tonta. Y los que así lo hacen, es porque no se dan cuenta de lo que es este mundo. Tiene un trasfondo muy importante, y que hay que medir todo lo que decís o haces. Los que critican no se dan cuenta de lo importante que es ser una representante de la provincia: muchos piensan que te pintás los labios, te ponés unos tacos y ya estás.

- ¿Qué es lo que más te gusta de tu departamento? ¿Y qué te gusta menos? ¿Cambiarías algo?

- Lo que más gusta es la tranquilidad que hay: dejamos los vehículos con las llaves puestas, estacionados en la puerta de casa. El contacto con la naturaleza es maravilloso.

Lo que menos me gusta es que no tenemos universidades para estudiar, entonces los jóvenes nos tenemos que ir. Por supuesto que la idea es volver, pero el desarraigo es muy fuerte.

- ¿Qué es lo que más te preocupa de Malargüe?

- Tiene que ver con los jóvenes: no me gusta esa actitud de “me llevo todo por delante”. Hay que hacer hincapié en la contención. Me interesa también el tema de los hogares de ancianos, para sumarme y trabajar en lo que haga falta.

- ¿Cómo te manejas con las redes sociales? ¿Y con las opiniones de de tu persona, en la web?

- Tengo Facebook y Twitter: ahora los uso más que antes. No leo los comentarios, ni los buenos ni los malos. Si alguien me dice algo, o realiza una crítica constructiva, la recibo con los brazos abiertos; pero cuando hay malicia o mala onda, prefiero ignorarlos.

Ping pong MDZ

- ¿Una palabra que te guste?

- Luz.

- ¿Una palabra que no te guste?

- Subestimar.

- ¿Qué es lo que más te gusta físicamente de un hombre?

- Bueno, te cuento un detalle: es muy importante para mí el tema de cuidar el buen aliento. ¡Hay que lavarse los dientes! (Risas). Me gusta la espalda de los hombres.

- ¿Una travesura que hayas hecho?

- Íbamos saliendo de la primaria con una compañera, y de la escuela a mi casa había veinte cuadras. De pasada había una verdulería con unas manzanas que se veían súper deliciosas: nos miramos, sacamos una cada una y salimos corriendo. Cuando llegamos a la esquina, nos dio vergüenza y volvimos a devolverlas. ¡Pero las dejamos y huímos!

- ¿Una asignatura pendiente?

- Conocer Estados Unidos y visitar Italia con mi tía.

- ¿Una canción que te conmueva?

- “Solo le pido a Dios”, de León Gieco.

- ¿Qué es lo que más te gusta físicamente de vos?

- La sonrisa.

- ¿Te harías cirugías estéticas? ¿Cuáles?

- No me haría. Todos nacemos de cierta manera y hay que aprender a aceptarnos como somos. Si estás muy afligido por alguna característica física y te hace realmente feliz una cirugía, no me parece mal.

La inspiración de Renata Würschmidt

“Llamé a la joven que me tocó en suerte ‘Reina de corazones’. El corazón es un elemento que se repite en mis pinturas, y además, Candela es un amor de persona. No solo pensé en una pintura, sino en todo un outfit para ella”, comenta la artista a MDZ.

“Pensé en mil maneras de representar a Malargüe, desde la leyenda del Pozo de las Ánimas, los chivos, la Laguna Encantada… y de allí me surgió la idea de la niña del bosque, personificándola en Candela con mis colores. Me gustó la idea de hacer una niña, una muñequita perdida en los bosques, con la picardía y el drama de una película ‘a lo Tim Burton’. Una suerte de ‘Alicia en el país de las maravillas’.  Fue así que fui armando su estilismo”, expresó. 

Sobre la artista

Renata es una apasionada por la pintura. Autodidacta desde el primer momento, logra mostrar a través del impresionismo abstracto y la diversidad de los colores, lo alegre y espontáneo. “Son los colores los que me mueven mi fuerza interna”, afirma.

Ha participado de varias muestras colectivas en Mendoza y Buenos Aires. Vendió arte en el exterior antes de hacerlo en su provincia natal: Colecciones privadas de Guatemala, Uruguay, Nueva York, California, Los Ángeles, San Francisco, Amsterdam, Toronto, Santiago de Chile, Buenos Aires y Puerto Madryn cuentan con obras de Renata Würschmidt.

Un detalle de la falda elaborada por Renata.

La artista Silvia Basso dice de su colega que “Renata aborda el lienzo sin temor alguno, desde las manchas, hasta la paleta, lo realiza a través de diferentes técnicas, pero con su mente en blanco y su corazón abierto. Solas surgen las formas que se empiezan a encadenar, denotando su espontaneidad, alegría y una energía crómatica que invita a emocionar al espectador. Su obra tiene fuerza y pasión. En sus corazones, los colores se atraviesan, se funden, se liberan dando una imagen clara y genuina del amor universal”.

“Mi principal mercado son los Estados Unidos. De hecho el año pasado una bodega muy conocida me compró un cuadro para hacer su etiqueta selección, directamente para el mercado norteamericano”, cuenta la joven.

La creativa tiene un blog, el cual mantiene actualizado constantemente con información de arte y con proyectos sobre otros artistas: www.renatawur.blogspot.com

Ficha técnica

Idea: Federico Croce y Pachy Reynoso.

Organización y producción general: Federico Croce.

Fotografía: Pachy Reynoso.

Colaboración periodística y de producción: Muriel del Barco.

Maquillaje: Omega GD. (en Facebook, Omega Gd).

Peinados: Adrián Burgos. (Cisterna & Burgos - Arístides Villanueva 150 - Ciudad).

Artista: Renata Würschmidt.

Opiniones (1)
25 de mayo de 2018 | 03:01
2
ERROR
25 de mayo de 2018 | 03:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. hermosa obra entre lo moderno, lo exótico y la belleza de la chica
    1