Deportes

El tenis se asombra ante el Federer "humano"

La imagen del suizo es tan impecable que todos hablaron de un partido particular y de lo inesperado.

Lo que sucedió en la noche del viernes en Australia será una minucia comparado con lo que se escucha en otros deportes, pero la imagen de Roger Federer es tan impecable, que los aficionados y los medios siguieron hablando hoy, un día después, de lo inesperado.

"'¿Vas a permitir que siga usando esas palabrotas hacia mí?'". Andy Murray estaba furioso y desconcertado, le pedía auxilio y autoridad al juez de silla, el español Enric Molina, que difícilmente imaginara una semifinal del Abierto de Australia tan tensa. La frase de Murray a Molina fue revelada hoy a dpa por un miembro del circuito masculino que sigue habitualmente los partidos muy cerca de la acción.

El momento de la noche había sido el de la acusación de Federer a Murray de haber cortado el juego durante un casi imperceptible instante. "¡Te frenaste!", le gritó, y las dos palabras iban acompañadas de una tercera que los estadounidenses, cada vez que aparece en los medios, resuelven con un "f*%&$" o similar. Es lo que llaman el "F word", la "palabra F".

La BBC británica pidió disculpas a sus televidentes por el "lenguaje inapropiado" que acababa de escucharse, aunque muy pocos se dieron cuenta en el estadio de lo que realmente había dicho Federer. El gesto de Murray, asombrado, primero, y con una semisonrisa burlona luego, le añadió picante al momento.

El enojo de Federer, de 31 años, seis más que Murray, era comprensible: estaba a tres puntos de la derrota en un partido que finalmente perdería 6-4, 6-7 (5-7), 6-3, 6-7 (2-7) y 6-2 en cuatro horas exactas de batalla.

En el momento de furia más visible del suizo el británico sacaba con ventaja de dos sets a uno y 6-5 en el cuarto parcial cuando un revés muy profundo de Federer cayó en el borde exterior de la línea de fondo. Murray hizo un gesto imperceptible para la audiencia, pero suficiente para el suizo, de dejar de jugar la pelota, dando a entender que había aterrizado fuera de los límites, aunque enseguida devolvió el golpe con otro revés.

Pero Federer ya había sido afectado por ese nanosegundo en el que Murray pareció dar por malo su tiro, y atacó con una derecha floja para que el escocés lo superara limpiamente con una derecha paralela. Y entonces llegó la explosión, el "F word".

Explosión que no había sido la única. Sirviendo 3-4 y 40-40 en el cuarto parcial, el escocés ganó un punto de 17 tiros. "Federer exclamó que su oponente había sido 'afortunado', anteponiendo un adverbio de su elección", destacó "Sports Illustrated".

El enojo de Federer fue audible tras un gran revés paralelo que lo dejó impotente en ese punto. El suizo, además, estrelló una pelota contra el piso de mala manera.

Y enseguida llegó un nuevo momento tenso de la noche. Con Murray sacando 3-4 y con ventaja, otro tiro de Federer cayó en zona dudosa. El juez de línea cantó mala, pero enseguida corrigió su decisión. Molina anunció que el punto debía volver a jugarse, Murray se enojó y el público abucheó.


"Estás desperdiciando un 'challenge'", lo desafió Federer a Murray cuando éste pidió la entrada en acción del "ojo de halcón", un sistema electrónico con el que el suizo tiene una relación muy pobre en cuanto a efectividad: la mayor parte de veces que lo pide para reclamar, el "hawk eye" le quita la razón.

Pero esta vez Federer estaba en lo cierto, Murray había desperdiciado una de las tres oportunidades que se tienen por set, porque el tiro había sido bueno: un 10 por ciento de la superficie de la pelota había tocado la línea, pero con eso es suficiente.

Tanta tensión combinada con diálogos desafiantes de lado a lado no son habituales entre los cuatro mejores del mundo. Hay palabras fuertes, claro, pero se las dirigen a ellos mismos, difícilmente al rival.

Una vez ante los periodistas ambos jugadores hicieron honor a uno de los "códigos" del deporte: lo que pasa en el campo de juego, se queda ahí. Pero en el tenis, a diferencia del fútbol, donde hay 22 protagonistas más dos entrenadores, los jugadores son escrutados hasta el más mínimo detalle por la televisión. De ahí que ambos debieran dar explicaciones.

"Este tipo de cosas pasan a diario en los partidos de tenis. Ese tipo de cosas del deporte, lo que la gente dice en las canchas de fútbol o de baloncesto y en todo tipo de deportes. Fue muy, muy suave en comparación con lo que pasa en otros deportes", argumentó Murray.

Federer coincidió. "Cruzamos miradas en un momento. Está bien, creo, para un partido de tres horas y media. Sólo nos desafiamos un poco con la mirada por un momento. No fue gran cosa para mí y espero que tampoco para él".

Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 19:27
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 19:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve