Deportes

Carta de un hincha a la Lepra en su centenario

Un fanático de Independiente Rivadavia nos hizo llegar una breve carta sobre el cumpleaños del club de sus amores.

No todos los días se cumplen 100 años, por eso compartimos con nuestros lectores esta carta de un hincha de Independiente Rivadavia con motivo de su cumplirse hoy su centenario:

"Seguramente mi viejo hoy sería el hombre más feliz del mundo.

Podría haber acompañado a sus hijos, esos que llevó a la cancha desde muy chicos y les hizo conocer entre turrones y coca el amor más sincero y profundo, al momento que condensa la maravillosa vida de Independiente Rivadavia.

Podría haber soñado durante muchos meses con las noches de fiesta. Podría haber sumado su aporte desinteresado a la confección de la bandera más larga de cuyo. Podría haber cortado papelitos, alentado, llorado y hasta incluso, levantado los ánimos cuando lo que era una fiesta el martes, se transformó vertiginosamente en una pesadilla.

Él me hablaba de los torneos nacionales, de los estadios llenos, del Arbolito López, de la caravana a San Juan, del Independiente – Ferro del 82, del Gringo Memoli. Y los días de partido, me tomaba de la mano para subir las escalinatas de la Catedral.

Mi viejo ya no está, se fue hace tiempo con una camiseta azul puesta. Pero quedamos nosotros. Queda mi vieja, quedan mis hermanos, quedan mis sobrinos y algún día estarán mis hijos. Con estos mismos colores como estandarte y con la misma pasión.

A su vez, a nuestro lado hay otros, esta no es sólo mi historia. Es la historia de miles y miles de leprosos que generación tras generación aprendieron a amar a Independiente. Porque Independiente es el padre y la madre, son los hermanos, son los amigos, es el barrio y el corazón.

Por todo esto, el pueblo leproso salió ayer a caminar por Mendoza para reivindicar la historia, para enfrentar con pasión el intento ajeno de arruinar su fiesta. El Centenario saldó su cuenta en una convocatoria popular, en paz, multitudinaria y emotiva. Nadie pudo coartar la ilusión.

Son 100 años, nos acordamos de los que ya no están y nos hicieron grandes. Miramos a los pequeños que gritan sus primeros  “¡Arriba la Lepra!”. Aunque anoche, cerca de las 00hs, en el cielo del Gargantini apareció una estrella que brilló más que todas. Quizás era mi viejo que quería estar presente, o quizás era algún otro hincha de ley, al fin y al cabo, esta historia es de todos los leprosos que hoy estamos de fiesta.

¡Felices 100 años Lepra de mi vida!"

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 22:22
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 22:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"