Deportes

Argentina no pudo con Bolivia y se complicó seriamente

La selección argentina sub 20 sólo pudo empatar 2 a 2 con Bolivia y se achicaron sus chances clasificar al hexagonal final del Sudamericano.

Argentina no pudo recuperarse en el Sudamericano Sub 20 y tan solo igualó con su par de Bolivia por 2 a 2, en un partido que terminó siendo dramático. Ahora los de Trobbiani quedan al borde del abismo y deberán esperar un milagro para clasificar.

En esta presentación, los pibes argentinos mostraron otra imagen respecto a las caídas ante Chile y Paraguay. El principal cambio estuvo en la actitud que estuvo presente en mayor proporción, mientras que a nivel del juego continuó con algunas deficiencias como antes, pero corrigió otras.

Con un equipo plagado de cambios, en cuanto a esquema y a nombres, la Sub 20 nacional tenía la imperiosa necesidad y obligación de torcer el pésimo rumbo que tenía en el Sudamericano, frente a la discreta Bolivia.

A priori, el elenco de Trobbiani mostró signos de recuperación respecto a las dos pasadas derrotas. Es que ante la pasividad del rival, Argentina podía tocar el balón y hasta armar jugadas en ataque. Así llegó la primera chance cuando Juan Cavallaro definió exitosamente ante el arquero, pero su acción fue anulada por una supuesta mano.

Apenas un par de minutos después llegó el baldazo de agua fría, porque los bolivianos gestaron una oportunidad que no desaprovecharon y tiñeron de oscuridad la calurosa tarde noche. Danny Bejanaro recibió un pase cerca de la medialuna local y sacó un remate sin mucha potencia, pero rasante y con puntería para poner el sorpresivo 1 a 0.

Lógicamente que la impaciencia de los espectadores y la desesperación de Argentina, fueron un cóctel que complicó aún más la situación del Albiceleste dentro de la cancha. El sector derecho se hizo la vía principal de ataque con Cavallaro  y Melano, pero para que la pelota llegase a ese sector, el conjunto argentino debía transpirar debido al nulo volumen de juego.

No obstante y a pesar de que por la derecha Argentina sacaba ventajas, la estocada final nunca llegó durante los 45 minutos iniciales. Recién antes del entretiempo, Argentina tuvo la clarísima chance para igualar. Lucas Romero recibió la redonda absolutamente en soledad y frente al arquero, pero falló en el control e insólitamente resbaló y dilapidó la posibilidad.

A pesar del flojísimo primer tiempo la gente, que primero apeló a los silbidos para manifestar su bronca, arengó a los jugadores cuando estos se retiraban al descanso. Un signo de que el público confiaba en la recuperación.

Al comienzo del complemento la tónica no cambió demasiado. Sin embargo la Sub 20 local pudo despertar del letargo en un momento clave. Centro corto cerca del vértice izquierdo del área visitante y Lucas Melano cabeceó entre dos marcadores para vencer la resistencia de Guillermo Viscarra y estampar el 1 a 1.

A partir de ahí la resurrección comenzó a tomar forma. Trobbiani mandó a cancha a Centurión y a Alan Ruíz, lo que le trajo más variantes al golpeado equipo. Con esa fórmula, el pibe de Racing empezó a gravitar por la izquierda y llegó a provocar una mano adversaria dentro del área, pero el juez no pitó el claro penal.

Lo más importante durante el segundo tiempo, fue el cambio de actitud que tuvo el combinado nacional, que se sintió más cómodo en el campo de juego y recibía a esa altura todo el aliento de la gente.

Poco a poco el cuadro del Altiplano comenzó a perder peso ofensivo y a resistir algunos embates Albicelestes. En el minuto 20, el árbitro dio la nota curiosa ya que cobró erróneamente un tiro libre dentro del área por un supuesto pase que el arquero Viscarra tomó con la mano. Pero esto no le importó a Argentina que con un disparo fuerte de Luciano Vietto, daba vuelta el resultado y se ponía 2 a 1.

La serenidad y la tranquilidad se hicieron carne en los futbolistas, que en el tramo final se dedicó a contraatacar y a controlar bien un partido que estaba anestesiado, es más pudo aumentar la cuanta con Vietto, pero su latigazo reventó el travesaño. Sin embargo la mala fortuna le trajo una nueva pesadilla a los pibes locales, porque tras una mano absurda después de un centro boliviano, el colegiado marcó penal a instancias del primer asistente. Rodrigo Vargas no perdonó y puso el partido 2 a 2 a los 40´.

La reacción argentina nunca llegó en los pocos minutos de partido que restaban, aunque Alan Ruíz casi logra el milagro con un remate que dio en un rival y luego pegó en el travesaño. El tiempo se esfumó más rápido de lo que se esperaba y el árbitro dio por finalizado el encuentro. Argentina no logró lo que necesitaba y quedó al borde del abismo y del papelón Sudamericano.

Síntesis:

Resultado final: Argentina 2 - Bolivia 2.
Argentina:
Walter Benítez; Alan Aguirre, Lisandro Magallán, Jonathan Valle, Lucas Rodríguez; Juan Cavallaro, Lucas Romero, Marcos Fernández, Manuel Lanzini; Lucas Melano Luciano Vietto. DT: Marcelo Trobbiani.
 
Bolivia: Guillermo Viscarra; Luis Rodríguez, Carlos Paniagua, Stalin Taborga; Pablo Pedraza, Danny Bejarano, Pedro Azogue, Gerardo Castellón, Luis Hurtado; Alex Pontons. DT: Marco Barrero.
 
Cambios: ET Alan Ruiz por Cavallaro (A) y Ricardo Centurión por Valle (A). ST 17´ Diego Rodríguez por Luis Hurtado (B), 23´ Lautaro Giannetti por Lanzini (A), 24´ Rodrigo Vargas por Pontons (B), 37´ Alberto Justiniano por L. Rodríguez (B).
 Goles: PT 6´ Danny Bejerano. (B). ST 3´ Lucas Melano (A), 20´ Luciano Vietto (A), 40´ Rodrigo Vargas -p- (B). Árbitro: Daniel Fedorczuk (Uruguay).
Estadio: Malvinas Argentinas.Gol de Bolivia:

Gol de Argentina:

Gol de Argentina 2 a 1:

Opiniones (1)
22 de mayo de 2018 | 13:27
2
ERROR
22 de mayo de 2018 | 13:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Las declaraciones de "Humbertito" diciendo que hay demasiado individualismo en la seleccion, es el fiel reflejo de la poca autocritica que existe en los directivos de la AFA echandole la culpa a los jugadores y no mencionando o insinuando algun error en la conduccion del cuerpo tecnico, logico si ellos nombraron a este incapaz cuerpo tecnico con Trobiani a la cabeza, que despues de este papelon, tendria que renunciar de verguenza .-
    1