Alperovich ganó con el 78% de los votos y una diferencia de más de 72 puntos

Alperovich consiguió la reelección este domingo en Tucumán. Tras escrutarse el 98,63 por ciento de los sufragios, el gobernador tiene una ventaja de más de 72 puntos sobre el bussismo, que apenas sumó el 5,25 por ciento de las adhesiones de los electores.

El gobernador de Tucumán, José Alperovich, quien consiguió la reelección con 78,08% de los votos, afirmó hoy que su provincia siempre recibió una ayuda "incondicional" del presidente Néstor Kirchner y destacó que la amplia victoria electoral lo compromete a "no fallarle a la gente".

El triunfo del Frente para la Victoria tucumano también se materializó con una amplia victoria en las elecciones legislativas locales, que le permitirá al oficialismo controlar 43 de las 49 bancas que estuvieron en disputa.

Asimismo, Alperovich reafirmó el triunfo electoral al sumar victorias del FPV en 18 de las 19 intendencias donde el domingo se votó y en las cuales sólo existió un triunfo opositor, en la localidad de Simoca, donde ganó el radical Miguel Pelaza.

"El presidente Kirchner siempre nos brindó una ayuda incondicional, siempre estuvo con nosotros y ahora con este triunfo nos coloca en la obligación de no fallarle a la gente", sostuvo Alperovich en declaraciones radiales, horas después de conseguida la victoria electoral.

Alperovich planteó que ahora los tucumanos deben devolver este apoyo que recibieron del Presidente acompañando la continuidad de la gestión y votando a la senadora Cristina Fernández en las elecciones de octubre próximo.

Insistió también en que "aún resta mucho por hacer en Tucumán" y adelantó que en los próximos meses se encarará un importe programa de obras públicas que incluye el asfaltado de calles, construcción de viviendas y la extensión de la red de agua potable.

Por otro lado, el gobernador celebró que el "bussismo" haya sido derrotado en Tucumán y pronosticó en el final de esa fuerza "no está muy lejos" tras la pobre elección del hijo del ex mandatario de facto Domingo Bussi, quien apenas alcanzó el 5,25 por ciento de los votos.

Parte de los triunfos y la mayoría conseguida en la Legislatura provincial y en las intendencias tucumanas se debe al "acople", la nueva alternativa de apoyos que suma votos a un candidato y reemplaza a la ley de lemas.

Eso se evidenció en la elección de legisladores donde el Frente para la Victoria tendrá 29 diputados propios y 14 "acoplados" que le permiten dominar con comodidad la Cámara, ya que la oposición sólo sumó seis escaños.

Con la reciente modificación constitucional la Legislatura pasó de 40 a 49 bancas y para contar con quórum le hará falta reunir al  oficialismo 31 diputados, una suma que ya tiene asegurada.
Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 05:42
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 05:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"