Guillermo Simón habló: "Estoy harto de no trabajar"

El senador radical que provocó un quiebre en la UCR que tiene como telón de fondo la discusión por la reforma constitucional habló con MDZ On Line. Dijo que quiere trabajar "el doble, el triple" por Mendoza. Indicó que en el Gobierno lo único que le ofrecieron para apoyar los cambios a la Carta Magna es debate. Criticó a Armando Camerucci que "va por su quinta reelección". por Liliana Hidalgo

“Ayer (por el miércoles) tuve un día agitado. No era nada simple lo que estábamos haciendo que era conformar un nuevo bloque y preferí abocarme a eso”.

De esta manera arrancó el diálogo con MDZ On Line, Guillermo Simón, el senador radical que provocó un sismo en la UCR luego de que enviara una carta a Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, en la que indicaba que estaba dispuesto a discutir la reforma constitucional que propuso Paco Pérez, pero con condiciones.

El senador es parte del nuevo bloque radical Arturo Illia que preside Milagros Suárez y que integran también Daniel Vilches y Abel José.

Simón cerró su teléfono y durante 24 horas y no lo encontraron ni las autoridades partidarias, ni la prensa, ni siquiera sus amigos de General Alvear –de donde es oriundo–. Pero ahora apareció y habló con MDZ On Line.

- Usted es el hombre más buscado, luego de que le presentó una nota a Cornejo dando su punto de vista por la reforma constitucional. ¿Por qué tomó esa decisión?

- Si querés te cuento mi relato porque hay relatos de gente que está muy nerviosa. Yo soy vicepresidente de la comisión Reforma del Estado. (Carlos) Aguinaga (presidente de la comisión) parece que no va a ir y quedaría yo ahí. El Ejecutivo envió un proyecto de reforma de la Constitución con 80 puntos. Después de analizarlo, yo no estoy de acuerdo. No es lo que yo quiero. No es lo que ha venido propiciando mi partido históricamente. Lo que yo digo en el acuerdo parlamentario es que no estoy de acuerdo y que lo votaría de forma negativa al proyecto de reforma constitucional enviado por el Gobierno provincial. Ahora, el que cambia no soy yo. El que cambia es el Gobierno. Me hizo cambiar un debate entre (Gustavo) Cairo que pidió un debatir por este tema y el gobernador mandó al senador (Fernando) Simón (PJ) a que lo represente. Ahí queda claro que el oficialismo cambia su postura. Que no quiere este proyecto. Y que está dispuesto a que se debata.

-Dice que su partido, la UCR, siempre fui reformista

- Claro. Lo que yo no quiero es que haya reelección para nadie. Estoy dispuesto a tratar la reforma. A tratar, no o votar. A que se debata, porque considero que los legisladores tenemos que trabajar. Yo estoy harto de no trabajar. Quiero hacer cosas. Y puedo ocuparme de todos los problemas que agobian a la gente que es la inflación, la inseguridad…

- Usted considera que los legisladores no están trabajando, porque dice que está harto de no trabajar

- No, no, no. Yo quiero trabajar el doble, quiero trabajar el triple por esta provincia. Porque si yo dejo toda mi vida para dedicarme a la política, que es mi pasión, quiero hacer cosas, quiero cambiar. Quiero primero durar cuatro años en el cargo e irme, pero no quiero llegar a tener cinco o seis reelecciones. (Armando) Camerucci que tanto habla, va por la quinta reelección. Ya se está hablando de eso.

- ¿Usted no quiere reelección para nadie?

- No quiero reelección para nadie. En la nota que yo le envié a Alfredo Cornejo -que no sé por qué sale pública y arman tanto lío, si es una carta que le envía un senador a su presidente-, ahí digo que lo que quiero es trabajar. Soy ampliamente reformista y pongo condiciones. No significa que yo vaya a votar a favor. Voy a votar a favor siempre y cuando se cumplan las condiciones que pongo, que no quiero la reelección del gobernador y del vice, porque eso es hacer trampa, porque se metieron con esta Constitución. (Pérez) tiene que trabajar para ser el mejor gobernador de la provincia porque esto significa que le va a ir bien a los mendocinos. Yo no interpreto la política de intereses mezquinos. Pero para eso me tiene que demostrar que no es un mero interventor del gobierno nacional. La Constitución tiene un montón de cosas. Tiene una reforma política amplia. Con este sistema electoral que tenemos no quiero que se elijan los convencionales constituyentes, lo quiero a través de que se pueda debatir libremente. Que los gastos de la campaña sean auditados, fiscalizados, transparentados, quiero la boleta única, las PASO. Así quiero empezar a tratar esto. Porque sin eso, no. Hay muchos puntos en los que no estoy de acuerdo. Si se cambian estoy de acuerdo en abrir el diálogo para una reforma constitucional. Ahora, hay que convencer al pueblo. Hay que educar y transmitir las cosas. Los intereses mezquinos tienen que ver con los que se reeligen.

- ¿Que opina de Armando Camerucci, presidente de bloque de la UCR en el Senado?

- Camerucci es la historia de nuestro partido, tengo un amplio respeto por él, pero está pretendiendo una quinta reelección. No me parece adecuado. Esto le hace mal al radicalismo, seguir con la misma gente. Se tienen que dar cuenta que tienen que dar un paso al costado, que haya una renovación como han hecho otros partidos y que entre gente joven, que los dejen expresarse libremente. Siempre ha llegado al cargo por acuerdo partidario porque su departamento, que es San Rafael saca el 18% de los votos Yo entré por interna. La peleé mucho. Él ha hecho muchísimo por el partido, pero ya lleva cuatro periodos.

- ¿Por qué decidió sumarse al nuevo bloque Arturo Illia?

- Hace escasos nueve meses que soy senador. En el bloque era difícil intervenir. La opinión mía y de otros integrantes no era escuchada. El funcionamiento metodológico del bloque en su conjunto no es el de Diputados. Yo quiero que el bloque funcione de esa manera, donde todos participan, son iguales y no enterarme por los diarios que lo que dice el presidente del bloque es lo que piensa todo el bloque. Yo estaba en desacuerdo en las posiciones y no tenía el peso. Yo era el único que gritaba en contra de determinados temas. No me sentía cómodo con la manera de trabajar. No podía cumplir mi función. Yo quiero trabajar, hacer cosas. No ser un mero observador de lo que hacen y traen cocinado.



- ¿La planteó a esta situación?

- Hace un mes atrás hablé con los principales referentes del partido. Les dije que necesitaba un cambio en el bloque. Hablé con Ernesto Sanz (senador nacional), con Julio Cobos (ex vicepresidente), con Alfredo Cornejo (presidente de la UCR). Les dije que no me representa Camerucci porque no me representa la forma de trabajo. Buscaba una forma distinta de trabajar. En el Senado hay muchas individualidades. Senadores que tienen mucho peso y mucho poder por los años que llevan.

- Tengo entendido que usted estuvo reuniendo firmas para ser presidente de bloque. ¿Es así?

- Surgió de varios senadores como un proyecto superador mi nombre. No es que anduve buscando firmas. Ser presidente de bloque es un cargo que a mí no me interesa. Soy del cuarto distrito, se me complicaría mucho. Pero lo que quiero es tener un cambio en el método de trabajo. Hay muy pocas reuniones de bloque, no nos vemos nunca, cada uno negocia por su parte, saca las leyes. Todos vamos atrás de leyes de Camerucci y (Juan Carlos ) Jaliff, los respeto pero alguna vez quiero que el bloque me siga o poder opinar y no llegar al recinto que todo ya consumado. Yo me opuse a dos o tres cosas fundamentales que marcaron un quiebre en mí. Yo no puedo seguir avalando esas cosas.

- ¿Quiere contar de qué se trata?

- No. Son cosas muy privadas.

- Con el hecho de sumarse a este nuevo bloque y con la carta que le mandó a Cornejo, surgieron muchos comentarios. Concretamente tienen que ver con que usted se dio vuelta. ¿Qué tiene para decir al respecto?

- Yo no me di vuelta . Desde el primer día que llegué al Senado empecé a hablar de reforma constitucional y lo saben todos los senadores. Hablé de que quería cambiar el Poder Judicial, he sido abogado toda mi vida y tenemos un Poder Judicial que tiene 100 años. Soy un fanático de juicio por jurados, soy fanático de muchas cosas que han marcado mi vida y quiero cambiarlas para la provincia y que con el consenso popular crezca la transparencia.

- ¿Qué mensaje le mandaría a la UCR?

- Yo quiero que trabajemos juntos. No vamos a dejar de ser radicales en ningún momento. Nos sentimos profundamente radicales. Acá no hay ruptura ideológica sino disconformidad con la metodología del tratamiento del bloque. Intentamos que se cambiara y vemos que no hay cambios ni posibilidad de cambio. Algunos están pensando en su próxima reelección y es lo único que les interesa. Tenemos que abrirnos un poco.

- ¿El Ejecutivo provincial o alguien del oficialismo le ofreció algo para que usted apoye la reforma constitucional?

- Para nada. Lo único que me han ofrecido es cambiar el proyecto, que a lo mejor querían tratarlo a libro cerrado. No quiero que funcione la Legislatura como funciona el Congreso nacional. Me han dado la posibilidad de debatir todos y cada uno de los temas desde la comisión de Reforma del Estado. Y eso hizo que yo cambiara.


-¿Cuál va a ser su papel adentro del bloque nuevo?

- El mismo de siempre pero trabajando con otra comodidad. Por ahí se quiere sumar más gente. No creo que seamos los únicos cuatro que pensamos de esa manera. Hoy me siento satisfecho de que voy a ejercer mi cargo con comodidad, con libertad. Me siento bien y no me arrepiento, como no me arrepiento de haber firmado el acuerdo legislativo. Se abre un debate en el que capaz voto que no. Tenemos que trabajar en cosas que le preocupan a la gente, por la inflación, la inseguridad, por la división que hay entre la sociedad argentina y no sabemos en donde puede terminar

- ¿La división de la UCR no le preocupa?

- No creo que la división sea real. Hay diferencias de métodos y no de ideas. Puede haber una división ideológica en que yo no quiero que se reelijan los senadores, diputados e intendentes. Creo que es lo que el pueblo quiere.

Fuente: MDZ 

Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 02:50
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 02:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"