Investigan los negocios de un inquilino de Boudou

Un abogado, que figuraba como inquilino de Amado Boudou en un departamento de Puerto Madero, y su padre son investigados por la Justicia, bajo sospecha de ser testaferros del vicepresidente. Los negocios del abogado Fabián Carosso Donatiello, que había alquilado un departamento de Boudou en Puerto Madero que en abril pasado fue allanado por la Justicia, comenzaron a ser investigados junto con su padre.

Por eso, el juez federal Ariel Lijo ya ordenó las primeras medidas de prueba solicitadas por el fiscal, entre ellas, informes a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y a la Policía Federal.

Esta investigación es parte de la causa en la que el vicepresidente es investigado por enriquecimiento ilícito y porque supuestamente se interesó en salvar a la ex Ciccone, que terminó controlada por empresarios supuestamente allegados a él.

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió investigar en ese caso al abogado Carosso Donatiello y a su padre, Hugo Nicolás Carosso, tras impulsar una denuncia contra ellos que presentaron los diputados nacionales de la UCR Manuel Garrido y Jorge Álvarez.

Los legisladores denunciaron que Carosso padre intervino en un emprendimiento inmobiliario en Rosario, a través del Fideicomiso Edificio Italia 2553 como fiduciario, pero que no tiene antecedentes en el rubro inmobiliario, ya que siempre se desempeñó en órganos públicos y es jubilado y afiliado al PAMI.

Los denunciantes detallaron que las obras de arquitectura del edificio fueron encargadas al arquitecto Francisco Armentano, que "se encontraría en problemas con la AFIP dado que el domicilio fiscal declarado no habría podido ser localizado".

Agregaron los denunciantes que el hijo de Carosso Donatiello es socio en la empresa Agroibérica Inversiones SA, de Alejandro Vandenbroele, que hasta su estatización figuraba como presidente de la ex Ciccone y está siendo investigado como presunto testaferro de Boudou.

A lo largo de la investigación, se sospecha que, en verdad, en el departamento de Puerto Madero de Boudou no vivía Carosso Donatiello, sino el propio Vandenbroele.

El fiscal concluyó que dado que Fabián Carosso Donatiello "aparece estrechamente vinculado" con Boudou, a través de su socio Vandenbroele, es que los denunciantes sostienen la posibilidad de que "el fideicomiso en cuestión constituya una pantalla que oculta el enriquecimiento ilícito del señor Amado Boudou".

Así lo resaltó el dictamen de Di Lello, firmado el 12 de octubre, pero que se conoció ayer en tribunales.

Así, el fiscal impulsó la investigación sobre padre e hijo en la causa en la que además de a Boudou, se investiga a su novia, Agustina Kämpfer; a su amigo y socio, José María Núñez Carmona, y a Vandenbroele, entre otros, por presunto enriquecimiento ilícito.

El juez Lijo ya ordenó las medidas que solicitó el fiscal, como que la AFIP brinde un informe sobre las actividades comerciales y financieras de los Carosso desde 2008 hasta la fecha, que la División de Investigaciones Patrimoniales de la Policía Federal investigue la constitución del fideicomiso denunciado y que la Anses haga un "amplio informe" sobre la evolución de los aportes jubilatorios y cualquier otro registro de padre e hijo.

Carosso Donatiello figuraba como quien alquilaba el departamento del piso 25 de Juana Manso 740, en Puerto Madero, propiedad de Boudou, allanada el 4 de abril pasado, donde encontró documentación variada a nombre de Vandenbroele..
Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 01:07
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 01:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"