AR-SAT busca quedarse con todo el negocio satelital

AR-SAT pretende quedarse con el control de todos los servicios satelitales, aseguran fuentes privadas. En esa línea, están ya hablando con los representantes de empresas privadas del sector y a algunos ya los están citando para renegociar sus condiciones de operación en el país. La estatal AR-SAT nació en 2006, precisamente para controlar lo que había sido Nahuel Sat, una empresa nacionalizada en ese momento a partir de sus incumplimientos respecto a la instalación de satélites argentinos en órbita.

AR-SAT, sin embargo, convive con otras operadoras privadas de servicios, que comercializan capacidad de transmisión en los satélites de multinacionales como Globalstar, Iridium, Inmarsat o Hipasat. Las dos primeras son de origen norteamericano, la tercera es inglesa y la última, española.

“Pero ahora AR-SAT quiere quedarse con todo el negocio-señalan expertos del sector-. El servicio está desregulado y lo puede prestar cualquiera, pero están avanzando de manera tal que se requieran permisos y autorizaciones. Quieren ser los únicos que lo ofrezcan”.

En esa línea, dicen en los técnicos, AR-SAT ya mantiene conversaciones con todos los prestadores, pero con algunos ya avanzó más: a Hipasat la citó para sentarse a negociar en el transcurso de esta semana.

AR-SAT manejará entre 2011 y 2013 más de S$ 2.600 millones . Las modificaciones presupuestarias, sin embargo, incrementaron esa cifra. Esos recursos se utilizan para el negocio satelital, la construcción de redes de fibra óptica, TV digital y telefonía celular. Tal como informó Clarín , gran parte de esas operaciones se hacen sin controles.

Ayer, INVAP, la empresa rionegrina de tecnología a la que AR-SAT contrató en forma total el diseño y puesta en marcha de la red nacional de TV digital, salió a contestar la nota de Clarín . La empresa argumenta que la información es “engañosa y tendenciosa”. Sin embargo, no desmintió la forma en que se hacen los contratos con los proveedores o los reclamos por incumplimientos de obras que han surgido. Sí reconocieron que “ se trató de una contratación directa celebrada en el marco del decreto 1023 por ser INVAP una Sociedad del Estado”.

En el sector de las comunicaciones aseguran que en el transcurso de este año hubo un giro importante en los objetivos de AR-SAT: de pasar de ser una empresa que construía infraestructura de comunicaciones para el Estado, bajo la orientación del viceministro Axel Kicillof está avanzando a ser una empresa integral de telecomunicaciones , dispuesta a competir con Telefónica y Telecom. Así tiene otra dimensión el intento de concentrar la operación satelital que tiene en marcha.
Opiniones (1)
18 de junio de 2018 | 19:02
2
ERROR
18 de junio de 2018 | 19:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SEGUIMOS EL CAMINO DE VENEZUELA Y ECUADOR,PRIMERO EL CONTROL DE LA TELECOMUNICACIONERS Y DESPUES LA SORPRESA DE INTERNET????.-
    1