Pacientes de ALDA reciben el alta médica luego de tres años de tratamiento

En pocos días 7 pacientes de ALDA recibirán el alta médica. Durante tres años estuvieron en tratamiento por trastornos alimentarios y lograron recuperarse. Las enfermedades no disminuyeron sino todo lo contrario.

Hace 23 años por iniciativa del Dr. Eduardo Garzuzi, nació en San Rafael una institución dedicada al tratamiento de trastornos alimentarios tales como bulimia y anorexia que con tenacidad y mucho esfuerzo ayuda en su recuperación a cientos de pacientes que cada año inician el tratamiento.

La Asociación de Lucha Contra los Desórdenes Alimenticios (ALDA) funciona en edificio independiente pero colindante al hospital Schestakow. Allí diariamente 29 pacientes cumplen tratamiento ambulatorio por bulimia y anorexia. Este año siete pacientes recibirán el alta médica luego de haber transitado momentos muy duros de su enfermedad.

“Yo las considero “jóvenes heroicas” porque lograron superar con mucho esfuerzo una enfermedad muy dura y por ello cada año hacemos una gran fiesta cuando le damos el alta. Tratamos de que se viva una jornada de alegría porque el esfuerzo que realizan los pacientes merece un reconocimiento” aseguró Garzuzi, director y fundador de ALDA.

El sábado 10 de noviembre se realizará el acto protocolar donde recibirán el alta médica 7 pacientes y cómo adelantó el doctor, “será una gran fiesta con un almuerzo y actividades artísticas don de nos reunimos con la familia y amigos de los pacientes que tanto ayudan para que todos salgan adelante y concluyan el tratamiento” dijo Garzuzi.

“Creo que estas patologías no han disminuido sino que además se suman otras nuevas enfermedades como vigorexia, ortorexia y el comedor selectivo porque la sociedad impone modelos y una exigencia permanente a ser delgada como sinónimo de felicidad. Las mujeres sufren más estas imposiciones aunque también hay hombres que están en tratamiento” afirmó el jefe de ALDA.

Hubo años en que ingresaron chicas de muy corta edad, incluso niñas de 8 y 6 años pero en la actualidad hay adolescentes y gente de entre 30 y 40 años que si bien comenzó con la enfermedad en su pubertad, recién ahora iniciaron el tratamiento. Al comienzo deben asistir de 8 a 17 horas en lo que se denomina “hospital de día” y una vez que están más avanzadas las horas de permanencia en ALDA disminuyen.

La entidad fue creada para la prevención, tratamiento y recuperación de patologías y desórdenes alimentarios y por ella pasan cada año, aproximadamente entre 60 y 70 pacientes. Además amplió su sede a la capital provincial y a la provincia de San Juan donde cursan su enfermedad unas 25 personas en cada sede.

Con sede en las instalaciones del Hospital Dr. Teodoro Schestakow, la institución ha logrado desde 1.988 aunar los esfuerzos de sus colaboradores para coordinar acciones de prevención, detección precoz y tratamiento de casos con trastornos en la conducta alimentaria.

En los próximos días y en el marco de las actividades que se dictan durante el tratamiento, se inaugurará una muestra de arte con obras creadas por los pacientes durante el tratamiento.

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 18:36
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 18:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"