Las Fuerzas de Seguridad mantienen la protesta

Suena el chamamé con el edificio Centinela como escenario. Las medidas de fuerza de los efectivos de Gendarmería y de la Prefectura se endurecen y el gobierno nacional promete tensar la cuerda un poco más. Ayer se confirmó el pase a disponibilidad de siete gendarmes y las amenazas de nuevas medidas disciplinarias se repiten en todos los escuadrones del país. La entrada al edificio de la Gendarmería, en Retiro, se transformó en el lugar de acampe de gendarmes y familiares que llegan de todo el país.

La entrada al edificio de la Gendarmería, en Retiro, se transformó en el lugar de acampe de gendarmes y familiares que llegan de todo el país. La convocatoria central, mientras el Ministerio de Seguridad no realice una contraoferta al petitorio presentando por los autoconvocados, es para mañana , cuando los gendarmes intenten dar una señal de fuerza adicional en su reclamo salarial.

El ambiente en el campamento de los gendarmes es particular. Cada quince minutos se escuchan aplausos. Ocurre cada vez que una persona se acerca con una donación de alimentos para los que pasan el día y la noche . Esos aplausos se mezclan con las repetidas bocinas de los colectivos de larga distancia que salen de la terminal de Retiro y tocan bocinazos en señal de apoyo. El mismo escenario se repite en el edificio Guardacostas de Prefectura.

El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, reclamó que “se recomponga la cadena de mando” de la Gendarmería y la Prefectura. “Espero que se recomponga la cadena de mando” porque “ninguna fuerza de seguridad en el mundo puede funcionar en un estado asambleístico”, sentenció el legislador en declaraciones a Radio 10. Rossi sostuvo que el problema que generó la protesta de gendarmes y prefectos “está resuelto desde el mismo día que el jefe de Gabinete (Juan Manuel Abal Medina) anunció la suspensión del decreto presidencial”.

El subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López, confirmó que el martes “va a haber una respuesta” del Gobierno y aseguró que se investigará si las liquidaciones erróneas “fueron adrede o por ignorancia”.

En el ministerio de Seguridad esperan. “ Se produjo un quiebre el viernes, cuando no levantaron la protesta . No era lo acordado. Se les pagó igual que el mes anterior y les dijimos ‘levanten, váyanse a su casa y seguimos conversando’. Pero no cumplieron con su palabra”, explicó a Clarín una alta fuente de esa cartera. “No había voluntad de sancionar. A partir de ahora, sí se avanzará con las sanciones ”, agregó. “Nosotros cumplimos en pagar la diferencia, se relevó a los jefes y se está investigando internamente qué pasó con la implementación del decreto. Acá había oficiales que ganaban mucho con los amparos y que pueden haber usado intencionalmente a los que menos ganan”, aclaró la misma fuente.

En Seguridad sostienen que el autor del decreto es Raúl Garré, hermano de Nilda, la ministra de Seguridad, pero aseguran que el “ideólogo” es “Gustavo Sibilla, un radical que viene de la época de (Ricardo) López Murphy”, ex ministro de Defensa de la Alianza.

Ayer, Gendarmería envió un radiograma a todos los escuadrones llamado técnicamente “plan de llamada” . El plan es apelar a esa medida, que se dicta en situaciones de emergencia, para mantener a todos los efectivos “aprestos” e impedir que se sumen a las medidas de fuerza .
Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 17:42
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 17:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"