Chávez y Capriles cerraron sus campañas con actos multitudinarios

El presidente dio un discurso en la céntrica avenida Bolívar de Caracas, mientras Capriles realizó el cierre en la ciudad de Barquisimeto. Ambos llamaron a sus seguidores a ir a votar en la reñida elección del próximo domingo.

El presidente Hugo Chávez y el opositor Henrique Capriles congregaron hoy miles de simpatizantes en sus cierres de campaña para la elección presidencial del domingo, una de las más reñidas de la historia democrática venezolana.

Tras una lluvia torrencial y aún bajo algunas gotas, Chávez encabezó por la tarde un acto en la céntrica avenida Bolívar de Caracas, mientras Capriles recorría varios poblados del occidente del país y luego realizó el cierre definitivo de campaña en la ciudad de Barquisimeto.

Chávez, tras salir de una enorme tarima colocada al final de la avenida Bolívar, recorrió lentamente entre la multitud de simpatizantes y sobre un camión sin techo el camino de regreso por la avenida. "Con esta lluvia nos consideramos bendecidos por la mano de Dios. Es un preludio de lo que va ocurrir el domingo 7 de octubre: Gana Chávez", dijo el presidente que suele usar la tercera persona para referirse a él mismo.

Sin embargo, "vamos a seguir trabajando como hormiguitas, que no se nos quede ni un voto por fuera", agregó Chávez en un discurso de unos 45 minutos, en un nuevo estilo de actos más breves que sus apariciones de meses y años anteriores, cuando podían extenderse más de cinco y siete horas.

También ha reducido el número de promesas o compromisos con los electores, centrándose básicamente en que desea hacer un gobierno más eficiente. El presidente, de 58 años, ha dicho que está recuperado ya del cáncer del que fue operado dos veces en Cuba el año pasado y a inicios del 2012.

La misma petición de salir a votar realizó Capriles, un abogado de 40 años, quien dijo que nunca ha perdido una elección. El candidato ganó en el pasado una de las cinco alcaldías capitalinas y la gobernación del estado Miranda, en el norte del país.

"Sigamos adelante, el domingo a votar, a ganar", gritó Capriles ante una multitud en la localidad de San Carlos, en el estado occidental de Cojedes, una primera parada antes de su cierre en Barquisimeto. "Vengo a pedirle su confianza... quiero pedirles una cosita, quiero pedirles que aquí todos voten, que aquí nadie se quede sin votar", agregó Capriles parado sobre una pequeña tarima rodeado de cientos de personas y llevando su tradicional gorra con los colores de la bandera de Venezuela.

Más tarde, en una segunda parada en la población de San Fernando de Apure, Capriles reiteró su señalamiento de que muchos de los que asisten a actos oficiales lo hacen obligados por el gobierno, que niega tal señalamiento.

El candidato opositor, quien centró su discurso electoral en que se requiere menos palabra y más acciones para encarar los problemas de criminalidad y alta inflación en el país, por ejemplo, se mostró complacido de ser recibido por una multitud en Apure, un estado por años gobernado regionalmente por el oficialismo.

"A pesar de este calor, de este sol poderoso, aquí no se movió nadie. Sé que la mayor parte de las personas que viven en San Fernando, muchos trabajan para el Estado y por eso estoy impresionado que estén aquí, ver tanta gente", aseguró el aspirante opositor.

"El triunfo se trata, no de poner a otra en la presidencia, este triunfo se trata... que nosotros vengamos a Apure y aquí no haya violencia, que aquí no haya miedo a hablar, que aquí no haya miedo de decir lo que piensa; quiero decirle al pueblo de Apure que ese tiempo de verse obligado a ponerse una franela roja o ir a una actividad política, eso va a ser parte de la historia", exclamó.

La tasa de homicidios de Venezuela, un país de 29 millones de habitantes, es de 50 por cada 100.000 habitantes para el 2011, los datos oficiales más recientes y que colocan a esta rica nación petrolera entre las de mayor número de homicidios en América Latina. La inflación en los últimos 12 meses fue de 18,1%.

Los dos aspirantes han estado toda la semana final de la contienda recorriendo al menos dos distintas localidades por día y bregando fuerte por los votos, solicitando a sus simpatizantes no quedarse en casa y salir a sufragar. Algunos sondeos previos a la elección mostraron a Chávez con una venta de 10 puntos porcentuales, mientras otras lo colocaban casi igual con Capriles, un abogado de 40 años.
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:25
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"