Lanata: "Pensé que iban a expulsarme del país"

El periodista fue demorado por los servicios de inteligencia de Chávez cuando llegó con el equipo de su programa de TV a Caracas. "Creo que querían formular una advertencia", dijo tras el interrogatorio. Llegamos a Caracas a las seis de la tarde hora caribeña. Apenas bajamos nos dimos cuenta de que nos estaban esperando. Cuatro personas vestidas de civil nos pararon antes de que lleguemos a la fila para pasar por Migraciones, como el resto de los pasajeros del vuelo 2564 de Lan Chile.

Llegamos a Caracas a las seis de la tarde hora caribeña. Apenas bajamos del avión nos dimos cuenta de que nos estaban esperando. Cuatro personas vestidas de civil nos pararon antes de que lleguemos a la fila para pasar por Migraciones, como el resto de los pasajeros del vuelo 2564 de Lan Chile.

"¿Quiénes son?, ¿qué vienen a hacer a Venezuela?", nos preguntaron, aunque era evidente que sabían las respuestas.

Jorge Lanata tuvo que repetir dos veces lo mismo: "Fui invitado como veedor de las elecciones por el Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa".

Nuestras explicaciones no parecían servir de mucho. Se llevaron nuestros pasaportes. Volvieron al rato. Tenían credenciales del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). Parecía que nos habían liberado. Esperamos nuestros equipajes.

Lanata caminaba hacia la calle cuando volvieron a pararlo. Preguntaron cuál era su valija. En rigor no les importaba. Lo llevaron a un subsuelo del aeropuerto, un pasillo largo que terminaba en una oficina gris apenas decorada con una bandera del SEBIN.

Tres agentes lo interrogaron durante 40 minutos. De vuelta: "¿Qué vino hacer a Venezuela? ¿En qué países estuvo este año? ¿Qué agenda tiene acá? ¿Estuvo en los Estados Unidos en septiembre?".

Lanata respondió una a una las preguntas. Incluso se animó a algún chiste: "Estuve en Angola este año, fue divertido", les dijo, en obvia alusión a su cobertura del viaje a ese país africano que hizo la presidenta Cristina Kirchner. Los espías del SEBIN quisieron saber qué traía en su valija: "Ábranla", les sugirió Lanata. No quisieron, la abrió él. Lo acompañaron hasta la puerta, lo dejaron ir.

"Pensé que iban a expulsarme del país, pero creo que querían formular una advertencia: 'Vamos a estar vigilándolos'", dijo Lanata después, fumando un cigarrillo, ya en la calle.

Fuente: clarin.com
Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 00:58
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 00:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"