Deportes

Tigre le imposibilitó ser líder a Colón en Victoria

El Matador y el Sabalero igualaron 2 a 2 en un buen partido que abrió la séptima fecha del Torneo Inicial. Mugni y Ramírez marcaron para la visita, mientras que Maggiolo y Galmarini gritaron para el local.

Tigre y Colón empataron 2-2 en Victoria en un partido de ida y vuelta. Los santafesinos dejaron pasar así una buena oportunidad para subirse a la punta del torneo, mientras que los dirigidos por Arruabarrena siguen sin poder despegar futbolísticamente.

En el arranque del partido, Emanuel Gigliotti fue el más claro para los santafesinos, y a los 2 minutos generó la más clara: encaró, se sacó dos rivales de encima y tras eludir al arquero intentó un centro atrás que rechazó la defensa rival.

Tigre se refugió más atrás y dependió demasiado de la velocidad de Martín Galmarini por la banda derecha. Los de Sensini fueron sólidos en defensa y con buenas combinaciones entre Mugni, Moreno y Fabianesi y Gigliotti, inclinaron la cancha a su favor.

Sin embargo, los de Arruabarrena continuaron su trabajo por la derecha, y a los 17 minutos, Gastón Díaz envió un centro perfecto al área para que Maggiolo, con toda la experiencia, metiera un cabezazo de pique al piso y abriera el marcador.

A partir del gol el partido se hizo parejo y las oportunidades escasearon. Y cuando parecía que Colón se iba al descanso con el resultado en contra, Mugni hizo una jugada de crack y puso la igualdad. El juvenil tomó la pelota en mitad de cancha, eludió a tres jugadores del Matador y, con su pierna menos hábil, marcó un verdadero golazo.

El complemento encontró al equipo visitante en busca de la victoria con la misma fórmula: contrataques rápidos, solidez defensiva y fugaces apariciones tanto de Mugni como de Graciani.
A los 12 minutos Moreno y Fabianesi habilitó de manera perfecta Hernán Caire que llegó hasta el fondo de cancha, hizo la pausa y le envió un pase a la cabeza a Rubén Ramíez que, con todo el tiempo del mundo, definió y puso a su equipo arriba.

Tigre no se quedó atrás y, con el ingreso de Matías Pérez García, encontró aire y espacios. A los 21 el ex All Boys peleó una pelota que parecía perdida, tiró un centro pasado y Galmarini metió un fuerte zapatazo para volver a poner las cosas iguales. Fue la última clara en un encuentro vibrante.

Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 18:09
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 18:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"