¿Puede ocuparse del narcotráfico la Justicia local? Las voces que se animaron a responder

Si Mendoza adhiriese a la ley nacional 26052 podría tener injerencia directa en el delito de comercialización de estupefacientes. Luis Leiva, ex juez federal, y Daniel Cassia, diputado provincial, coincidieron en que como están dadas las condiciones pensar en esta modificiación es "ideal" e "imposible". por Jimena Catalá

El Sistema Judicial provincial continúa siendo cuestionado desde MDZ. El último interrogante que se planteó fue si magistrados, fiscales y policías locales podrían encargarse directamente de los delitos relacionados con el narcotráfico. Entendidos en la materia, plantaron posición en modo "off the record" en una nota del periodista Maxi Azcurra. En esta oportunidad dos voces sí salieron a la luz y se posicionaron críticamente sobre la posibilidad de que Mendoza adhiera a la ley nacional 26052.

Daniel Cassia, diputado provincial, quiere "blindar la provincia" y aseguró que "hay familias narcotraficantes en la provincia que son la célula de futuros carteles".  El ex juez federal, Luis Leiva, planteó que "el 99 por ciento de los procedimientos y allanamientos terminan condenando al pequeño distribuidor, jamás a las grandes cabezas que lideran el sistema".

Leiva, quien dejó el cargo luego de un juicio político en su contra en 2009, dialogó con MDZ y opinó que "los fiscales y los jueces provinciales están más cerca de la problemática del delito que los jueces federales".

Desde su perspectiva, el narcotráfico está necesariamente unido a la delincuencia común; de modo que, se podría trabajar en forma articulada -entre la provincia y la Nación-.

Cassia, diputado por el Peronismo Federal e integrante de la Bicameral de Seguridad, sostuvo desesperanzado que "si para implementar la reforma del Código Procesal Penal han pasado 10 años y aún no se completa; imaginate lo que costaría hacer que el sistema judicial local se encargue de estos delitos".

Para el legislador el sistema judicial en general, provincial y nacional, es un fracaso.

 "Están fracasando tanto los jueces federales como los provinciales. Entiendo que no están siendo lo suficientemente incisivos e intensivos con el delito".

Leiva opinó que  probablemente medidas de esta naturaleza encuentren resistencia en los propios funcionarios del sistema judicial.

"Entiendo que están colapsados como para que se encarguen también de la investigación y el juzgamiento de este tipo de delitos. Les complicaría mucho su trabajo diario". Sin embargo, expresó que esto se soluciona con "infraestructura y no con una negativa".

Cassia, por su parte, expuso que no es posible dar hoy esta discusión. "No podemos discutir hoy la adhesión a la Ley 26052. Ni siquiera la ley está definida  sobre cuál es el límite para que actúe la provincia; en qué casos debe intervenir y en cuáles no".


Leiva, en su pretensión de demostrar la magnitud del delito, destacó: "Mendoza dejó de ser hace muchísimo tiempo un lugar de tránsito y pasó a ser una plaza de consumo de drogas muy peligrosas sobre todo para los jóvenes. La provincia tiene la doble característica, como Jujuy o Salta, en tanto son lugares de tránsito hacia Chile y desde Chile pero a la vez son una plaza importante de consumo".

A pesar de tales posicionamientos, ambos coincidieron en que con adecuada "coordinación" y "articulación" entre los planos internacional, federal y provincial sería posible llegar a un tratamiento serio y genuino de este tipo de delito.

"Se tiene que hacer un trabajo conjunto. Se le tiene que dar todos los elementos a Narcocriminalidad de la provincia y tiene que ser mucho más intensivo e incisivo la actuación federal y provincial", propuso Cassia.

En el mismo sentido, Leiva destacó: "Esto no lo soluciona un gobierno local y tampoco exclusivamente un gobierno nacional. Esto es un trabajo de equipo internacional. Tiene que haber una decisión del bloque; por ejemplo, de los países del Mercosur, que diseñen estrategias para luchar contra el tráfico internacional porque hay lugares de consumo, de producción y de tránsito. Este tipo de estrategias no existen en la actualidad".

El mayor obstáculo: "La falta de voluntad política"

Las dos perspectivas hicieron hincapié en la "falta de decisión política" para atacar de raíz un problema de delincuencia que cala profundamente en las sociedades actuales.

"El narcotráfico es uno de los engranajes que coadyuvan a que la inseguridad sea cada vez más importante" destacó Leiva al tiempo que confirmó: "Sin ninguna duda se están instalando carteles en Mendoza".

Asimismo el ex magistrado federal sostuvo que "no hay avance sino constantes retrocesos; la lucha que lleva el sistema policial y judicial es una lucha perdida desde hace mucho tiempo". Básicamente explicó que la "indecisión" es lo que traba el tratamiento de esta problemática; sin titubeos Leiva aseguró: "Mendoza está en serios riesgos. No hay decisión política".


En coincidencia, Cassia también apuntó contra la falta de decisión política aunque moderó su crítica y sostuvo que "los funcionarios actuales hacen lo que pueden con lo que tienen". Lo dijo para salvarle la ropa a Carlos Aranda, ministro de Seguridad, y al gobernador, Francisco Pérez. "Me consta que, con lo que tienen, hacen todo lo que pueden", dijo indulgente Cassia.

El diputado agregó además que "sin recursos tecnológicos" es imposible avanzar contra este flagelo social. "Si desde la Nación no se invierte en radarizar, por ejemplo, es imposible detectar los focos de producción de este delito", remarcó.

Inercia política: "Los únicos beneficiados son los delincuentes"

Cassia, mostrándose contundente, señaló: "Cuando el servicio de justicia –fiscalías, persecución criminal, todo lo que compete a la justicia, nacional, federal y provincial- es deficiente los únicos beneficiados son los delincuentes".

Para Leiva la brecha social que se mantiene y crece a lo largo de los años es el foco que permite que este delito continúe propagándose.

"Hay una cuestión esencial que tiene que ver con la seguridad en general. Mientras no haya una decisión política de sacar de la marginalidad a una franja cada vez más importante de la población que no tiene alternativas porque el sistema los ha excluido mientras esto no suceda los de la seguridad y de la droga va a seguir creciendo porque justamente hoy los carteles de la droga encuentran mano de obra barata en esa franja", argumentó. 

Entonces: ¿Es posible o no un tratamiento local de este delito?

"Es prácticamente imposible e ideal. No está bien delimitado a qué se va a dedicar la provincia y a qué la Justicia Federal; remitiéndome a los hechos uno puede ver que no funcionó en Buenos Aires. Acá hay que empezar por el narcotraficante, por el gran comercializador y no por el pequeño comerciante”, concluyó Cassia.

Insistió en que la falta de presupuesto y de recursos humanos y tecnológicos son limitaciones cruciales para pensar en esta modificación. "Con los presupuestos que tiene hoy la justicia provincial nunca estaremos a la altura de acabar con un delito de tal magnitud", enfatizó.

Leiva tampoco fue demasiado optimista. El ex magistrado retomó como ejemplo paradigmático lo que se está haciendo en otros lugares de Latinoamérica.

"Hay que mirar lo que está pasando en Brasil. Dilma Rousseff, está realizando una campaña de limpieza y anticorrupción legítimamente dirigida no sólo contra el delito sino contra el narcotráfico y la corrupción instalada en el poder político".

De este modo finalizó que "si estas decisiones se tomaran simétricamente en el resto de los países se cambiaría esta realidad. En Argentina no se ha tomado una decisión así y no creo que este Gobierno esté dispuesto a hacerlo".

Fuente: MDZ

Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 10:04
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 10:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"