Fijarían un salario mínimo que no cubre una canasta básica

El Consejo tripartito reunirá mañana a empresarios, gremios afines al oficialismo y funcionarios. Llevaría el sueldo mínimo a $ 2.900, por debajo de la canasta de pobreza calculada en las provincias.

Sin la presencia de Hugo Moyano, el Consejo del Salario Mínimo se reunirá mañana para fijar el valor del nuevo salario mínimo . Según las estimaciones previas que hacen los delegados a este cónclave, podría subir desde este mes -de una sola vez o en dos o tres tramos- desde los actuales $ 2.300 a $ 2.900 , con un ajuste cercano al 25%.

Si los protagonistas no lograran consenso a la hora de votar ese valor, el nuevo salario se fijaría a través de un “laudo” a cargo del ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

En cualquiera de esas variantes, para un trabajador sin hijos el salario mínimo superaría el costo de una canasta básica total. Pero para una familia tipo (matrimonio con 2 hijos menores), el nuevo valor no llegaría a cubrir el costo de la canasta de pobreza .

Para que supere la línea de pobreza de una familia tipo, el salario mínimo del trabajador jefe de hogar debería ser de $ 3.260 . La CGT de Moyano -que se autoexcluyó de la reunión- pide $ 3.500 .

Actualmente se estima que la canasta básica total, que fija la línea de pobreza, es de $ 3.114 mensuales . Este valor surge de actualizar la canasta básica del INDEC valuada por la Dirección de Estadísticas de Entre Ríos. A julio de 2011 esa canasta para un matrimonio con dos hijos de 10 y 12 años era de $ 2.531,95. Entonces, al tomar difusión pública a través de Clarín , y por “presiones superiores”, la provincia dejó de difundir el monto de la canasta. Pero si se estima que, desde julio de 2011, los precios que componen esa canasta subieron el 23%, el valor mensual actualizado sería de $ 3.114.

Para el INDEC, esa misma canasta, es de $ 1.528 mensuales, casi la mitad .

Si el salario mínimo subiese a $ 2.700 o $ 2.900, el trabajador jefe de hogar cobraría en mano entre $ 2.781 y $ 2.815 tras deducir los descuentos de jubilación y salud, y sumarle el salario familiar por cada chico. Y entre uno y otro valor, la diferencia es menor porque a partir de los $ 2.800 de sueldo, el salario familiar por hijo se reduce de $ 270 a $ 204 mensuales.

Incluso si desde octubre el Gobierno, como se prevé, aumentara un 25% el salario familiar, también el ingreso total del trabajador jefe de hogar con 2 hijos se ubicaría por debajo de la línea de pobreza.

De todas maneras, la definición legal de salario mínimo va más allá de la canasta de pobreza . Según la ley de Contrato de Trabajo, “salario mínimo vital es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”.

Esta discusión tiene actualmente más valor político que económico.

Es porque el alcance del salario mínimo es limitado . Excluye al personal doméstico y rural, que cuenta con régimenes propios. Y establece un ingreso piso para los trabajadores formales del sector público y privado. Pero en su inmensa mayoría esos trabajadores cuentan con salarios mínimos más altos, fijados por sus propios convenios colectivos de trabajo.

Sí tiene un impacto indirecto sobre los trabajadores “en negro” porque se lo utiliza como referencia para los sueldos de ese personal.

A pesar de su impacto económico reducido, ni el Gobierno ni los empresarios quieren que el salario mínimo, vital y móvil supere los $ 2.900 mensuales. Es porque si superara esa cifra podría impactar sobre muchos convenios colectivos que tienen salarios mínimos muy cercanos a esa cifra . Y en caso de quedar por debajo del mínimo que marca la ley deberían reabrir la negociación y redefinir sus convenios para adaptarlos al valor del nuevo mínimo.

Fuente: clarin.com
Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 22:03
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 22:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"