La edad del padre influiría en las enfermedades genéticas de los bebés

Así lo afirma un estudio realizado en Islandia y publicado en la revista Nature; la avanzada edad del progenitor puede causar autismo o esquizofrenia.

LONDRES.- La edad del padre en el momento de la concepción influiría más que la de la madre en el riesgo de sus hijos de sufrir enfermedades de origen genético como el autismo o la esquizofrenia, asegura hoy la revista científica " Nature ".

Estudios previos subrayaron la importancia de la edad de las madres en el momento de la concepción pero este trabajo, llevado a cabo por un equipo del centro de investigación genética DECODE Genetics en Reikiavic, Islandia, recalca que la edad de los padres influye aún más según la nueva investigación publicada.

"La sabiduría convencional ha culpado de los desórdenes del desarrollo de los niños a la edad de las madres. Es la edad del padre la que parece ser la culpable real", dijo Kari Stefansson, presidente ejecutivo de la firma privada.

La investigación consistió en analizar el genoma completo de 78 familias islandesas, formadas por ambos progenitores y sus hijos, en busca de mutaciones "de novo", errores genéticos que están presentes en los hijos pero no en sus padres y que se deben a factores internos de la propia célula.

El equipo liderado por Augustine Kong logró contabilizar así una media de 60 mutaciones "de novo" ligadas a la edad del padre, mientras que solo hallaron 15 relacionadas con la edad de la madre.


Estudios previos subrayaron la importancia de la edad de las madres en el momento de la concepción pero la edad de los padres influye aún más
El estudio halló un promedio de dos nuevas mutaciones genéticas en los hijos por cada año de aumento en la edad paterna, lo que significa que el número de mutaciones transmitidas por los padres se duplicaría cada 16,5 años a partir de la pubertad.

Sin embargo, no fue posible decir a qué edad esto podría volverse una preocupación para un hombre debido a que hay muchos otros factores involucrados en la salud de los hijos.

Las mujeres que conciben más tarde en la vida tienen mayor riesgo de tener bebés con síndrome de Down y otras anomalías cromosómicas inusuales, pero Stefansson dijo que su estudio mostraba que los hombres transmitían muchas más nuevas mutaciones genéticas a los niños que las mujeres.

Kong afirma que los hijos cuyo padre tiene veinte años cuentan con una media de 25 nuevas mutaciones, mientras que los hijos cuyo padre ha cumplido los 40 suman hasta 65 alteraciones genéticas.

Según el investigador, la aparición de desórdenes relacionados con las funciones cerebrales, como el autismo, la esquizofrenia, la dislexia o el retraso intelectual está estrechamente relacionada con estas mutaciones "de novo" y, por tanto, con la edad del padre al tener a su descendencia.

Fuente: lanacion.com.ar
Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 13:18
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 13:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"