Polémica: El oficialismo analiza abrir los countries

Agustín Rossi, reveló ayer que el oficialismo tiene bajo análisis un polémico anteproyecto de ley que promueve mayores restricciones a los countries y barrios privados. "Se propenderá a la eliminación de barreras arquitectónicas y urbanísticas de modo de garantizar la accesibilidad de todas las personas y evitar zonas residenciales y de esparcimiento aisladas", establece el anteproyecto de ley nacional de ordenamiento territorial, según detalló Rossi.

El jefe de los diputados kirchneristas reveló la existencia del texto, elaborado por el Consejo Federal de Planificación y Ordenamiento Territorial, durante la discusión del proyecto de reforma del Código Civil y Comercial, que impulsa el gobierno de Cristina Kirchner. "No queremos vivir en una sociedad en donde las barreras arquitectónicas primen, donde se interrumpa el tejido urbano y donde las situaciones de discriminación aparezcan patentadas", sostuvo Rossi, uno de los miembros oficialistas de la comisión bicameral encargada de analizar el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

Invitado por la comisión bicameral, el ministro de Justicia, Julio Alak, defendió la iniciativa de reforma tal cual está redactada y sostuvo que ese proyecto "permitirá que se junten en las plazas los ricos con los pobres y los dueños con los empleados para formar la cultura nacional". Nada dijo del anteproyecto de ordenamiento territorial citado por Rossi. La idea del Poder Ejecutivo, según fuentes que trabajaron en la elaboración del nuevo Código Civil y Comercial, es que no haya modificaciones en ese punto, más allá de las objeciones planteadas por el presidente del bloque kirchnerista en Diputados. "El proyecto de Código Civil consolida la posibilidad de que haya barrios privados", insistió un funcionario a LA NACION.

 

Lo peculiar fue que el diputado Rossi hizo su intervención en la Comisión para solicitar la eliminación del artículo 2073 del proyecto oficial del Código. Ese apartado le brinda estatus legal a los barrios privados, a los que define como "conjuntos inmobiliarios", establece condiciones especiales para su organización interna y deja esa regulación a cargo de la ley de propiedad horizontal, que deberá reformarse para tal fin.

Es más, en el artículo 2079 del proyecto del Poder Ejecutivo se establece que "los límites perimetrales de los conjuntos inmobiliarios y el control de acceso pueden materializarse mediante cerramientos en la forma en que las reglamentaciones locales, provinciales o municipales establecen, en función de aspectos urbanísticos y de seguridad".

Una vez que la iniciativa revelada por Rossi comenzó a ganar espacio en los portales de Internet, el presidente del bloque kirchnerista de Diputados aclaró, en diálogo con los periodistas acreditados en el Congreso, que el oficialismo no tiene intenciones de restringir la existencia de barrios privados. "No se van a tumbar barreras ni se van a eliminar los countries existentes", dijo, para ahuyentar fantasmas. Y destacó que la potestad para regular el uso de la tierra no es facultad del Estado nacional sino de las provincias y de los municipios.

No desmintió la existencia del anteproyecto de ordenamiento territorial, pero le restó importancia. "No forma parte de esta discusión", dijo, en referencia al debate sobre el nuevo Código Civil y Comercial.

El proyecto de unificación de los códigos Civil y Comercial fue elaborado sobre la base de un anteproyecto redactado por una comisión de expertos integrada por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, la jueza del máximo tribunal Elena Highton de Nolasco y la ex miembro de la Suprema Corte mendocina Aída Kemelmajer de Carlucci. Las modificaciones del Poder Ejecutivo sólo apuntan a aclarar que la potestad sobre el uso de la tierra es de los estados provincial y municipal. De hecho, no hubo críticas de la oposición a esa parte del articulado.

El anteproyecto del que habló Rossi fue elaborado por el Consejo Federal de Planificación y Ordenamiento Territorial. Se trata de un organismo formado por representante de todas las provincias que funciona bajo la órbita del Ministerio de Planificación Federal y que preside el ministro del área, Julio De Vido. Se creó el 16 de diciembre de 2008, por impulso de la Presidenta, como parte del Plan Estratégico Territorial. Su objetivo declarado es "velar por la implementación efectiva de la Política Nacional de Desarrollo y Ordenamiento del Territorio de la Nación".

En el sitio de Internet del organismo, puede encontrarse un anteproyecto de ley nacional de ordenamiento territorial. Pero en ese borrador no figura el artículo mencionado por Rossi. La cita textual que hizo el diputado puede hallarse en otro borrador, de 2010.

Casi 290.000 personas viven hoy en forma permanente en 700 barrios cerrados no sólo de la provincia de Buenos Aires sino también de Santa Fe y Córdoba, entre otras. El 80% de las 90.000 casas que hay en estas urbanizaciones son viviendas permanentes, según datos de Federación Argentina de Clubes de Campo (FACC). La mayoría de sus habitantes eligió mudarse a los suburbios para estar más cerca de un entorno natural y también por razones de seguridad, un aspecto que fue deteriorándose en los últimos años.

En el proyecto de reforma del Código Civil ya se prevén modificaciones al régimen actual de los barrios cerrados en el artículo 2085, donde se los iguala con el régimen de administración de la propiedad horizontal.

Este artículo significa que, en la práctica, no se podrá impedir la libre transición o venta de una propiedad en un country por el hecho de que el comité se oponga. En la práctica representa eliminar la antipática "bolilla negra", una práctica que se utiliza sólo en algunos barrios cerrados. A todo esto, habría que aclarar que hasta ahora no existe una legislación que regule este tipo de urbanizaciones a nivel nacional.

 "SERÍA COMO EXPROPIAR UNA ESCALERA"

"Es un disparate jurídico. Los countries son emprendimientos privados. Para permitir el acceso del público se debería crear una ley de expropiación, que paradójicamente habilitaría a cualquier persona a entrar en cualquier edificio y usar las áreas comunes como los pasillos, el ascensor y los amenities. Sería como expropiar una escalera. Además de ser ridículo, en el plano jurídico, esa ley chocaría con el artículo 17 de la Constitución Nacional, que garantiza que la propiedad privada es inviolable", denunció el escribano Horacio Colman Lerner, especializado en este tipo de emprendimientos inmobiliarios.

afirmaciones para la PolÉmica


"No queremos vivir en una sociedad en donde las barreras arquitectónicas primen, donde se interrumpa el tejido urbano y donde las situaciones de discriminación aparezcan patentadas"
 Agustín Rossi
Jefe de bloque de Diputados (FPV)
."El desarrollo de los barrios privados fue muy desordenado(...) Permitirá que se junten en las plazas los ricos con los pobres y los dueños con los empleados para formar la cultura nacional l"
 Julio Alak
Ministro de Justicia

Fuente: lanacion.com.ar
Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 05:23
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 05:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"