Dueños de camiones de Necochea, en guerra contra hombre de Boudou

Denuncian que presionan a sus transportes a pasar por una playa de estacionamiento privada de Roberto Porcaro, cercano al vicepresidente.

Empresarios del transporte de Necochea se quejaron por supuestas presiones políticas para que sus camiones pasen (y paguen) obligatoriamente por una playa de estacionamiento privada que pertenece al entorno familiar de uno de los operadores más cercanos al vicepresidente Amado Boudou, el radical K Roberto Porcaro. La polémica se generó esta semana, y hoy el vicegobernador Gabriel Mariotto estará en la ciudad en un acto donde firmará convenios para el puerto Quequén.

“Quienes transportan por vía terrestre fertilizantes líquidos o a granel, son literalmente conminados por la Asociación de transportistas ATCADE a pagar una oblea para operar en nuestra ciudad y además intiman a acopiadores y exportadores a que sus vehículos pasen por una playa de estacionamiento privada, denominada Corporación Diente de León S.A”, dice parte del informe que presentaron los concejales del radicalismo para pedir que se revea esta situación.

Perfil.com habló con uno de los empresarios: “Nos dicen que tenemos que ir ahí para que todo camión cargue o descargue fertilizantes en el puerto. Si no vamos nos paran la planta. No nos pueden obligar a hacer eso”.

El negocio no es pequeño. Según reconoció Aguilar a este portal, por una playa de estas características pueden llegar a pasar mil camiones por día en tiempos de cosecha, es decir 50 mil pesos diarios. Sin embargo negó que se los obligue a ir ahí para beneficiar a Porcaro, sino que “es la única playa con comodidad, nos presta mejores servicios, a diferencia de la municipal que no tiene nada y es un chiquero de chanchos”.

En los papeles. Corporación Diente de Leon está conformada por Gabriela Beatriz Roca Weber y Reinaldo Andrés Barroso, sobrino de Porcaro. Está en el mismo predio donde funciona la verificadora nacional de camiones, Misión Consultora S.A., cuya composición societaria corresponde a la pareja de Roberto Porcaro, Patricia Serventi, entre otros.

Fuentes cercanas a Porcaro dijeron a este portal que el proyecto comenzó en 2010 pero que nunca se presionó a nadie para mandar camiones allá. "Si tienen pruebas que vayan a la Justicia, no puede ser que presenten informes que después no lleguen a nada en el ámbito legilsativo".

Fuente: perfil.com
Opiniones (0)
18 de junio de 2018 | 17:22
1
ERROR
18 de junio de 2018 | 17:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"