Un torero está muy grave tras recibir una cornada en Madrid

Fernando Cruz fue embestido por su toro, que lo tuvo en el aire algunos segundos en Las Ventas, Madrid.

El matador español Fernando Cruz pasó al otro lado del mostrador (o del filo del sable) en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, cuando se convirtió en la presa de su toro. En vez de lograr clavar su estocada final, el torero terminó volando por los aires cuando el animal lo reboleó de una cornada.

Cruz fue hospitalizado este miércoles tras recibir una cornada en el muslo derecho, que es una zona sensible por estar demasiado cerca de la arteria femoral. Su estado es muy grave y continúa internado en la Clínica Virgen del Mar, según se puede leer en el sitio oficial de Las Ventas.

Tras el ataque, el torero fue retirado rápidamente de la arena de la plaza de toros madrileña y recibió los primeros auxilios en la enfermería de Las Ventas. El primer parte médico indica que recibió dos heridas de hasta de toro, una de 20 centímetros en el abdomen, a la altura del colon, y la otra de 10 centímetros que alcanzó el fémur en el muslo izquierdo.

El episodio se suma a la embestida que sufrió el martes pasado el banderillero Paco Peña durante las corridas de toros de la Semana Grande de San Sebastián.
Opiniones (1)
21 de agosto de 2018 | 00:12
2
ERROR
21 de agosto de 2018 | 00:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muchas veces me he preguntado que sería de España sin las corridas de toros. Supongo que varias sociedades se habrán preguntado en otros tiempos: ¿Que va a ser de la sociedad sin esclavos?. En Roma, supongo que se habrán escandalizado cuando se planteó terminar con el circo romano. Hoy sabemos que no pasa nada, que la sociedad se reordena y sigue adelante. Imaginemos que ambas prácticas se quisieran reimplantar "por conservar la tradición". Ya va siendo hora de que no nos preguntemos porque la respuesta es siempre la misma: Es Maltrato Animal. No se le puede poner otro nombre. He mirado con atención la corridas y me ha sido imposible abstraerme de su espectáculo, pero eso es otra cosa. Aunque llame la atención no está bien. Tampoco creo que el torero "se lo merezca", como suele comentarse, es parte de una costumbre social y ambos son víctimas, como queda evidenciado en la imagen. Es hora que como humanidad nos obliguemos a desterrar estas prácticas que muestran el peor costado de la humanidad, y empecemos con la educación. Si el lector tiene alguna duda intente explicarle a un niño el sentido de las corridas. "Un país, una civilización puede medirse por la forma en que trata a sus animales"
    1