Adultos mayores aprenden computación

Nunca es tarde para aprender y menos cuando se tiene la posibilidad de superarse día a día. La Facultad de Ciencias Aplicadas brinda un espacio gratuito para que los adultos mayores aprendan computación. Es el sexto curso que se dicta con un promedio de 30 alumnos en cada edición.

Los adultos mayores puedan estudiar, seguir activos, desplegar sus potencialidades y hasta ayudar a otros a través del curso gratuito de computación que se dicta en la Facultad de Ciencias Aplicadas de la UNCuyo. Allí cada lunes y miércoles por la mañana un grupo de entusiastas personas desafían su edad y derriban los prejuicios que genera la tecnología e internet.

A través de la secretaría de Extensión de la casa de estudios se puso en marcha allá por el 2010 el dictado de estos cursos de computación destinado a los adultos mayores. El éxito del programa hizo que ya vayan por la sexta edición con cupos saturados por la gran demanda que hay por parte de la gente.

“El curso de computación surgió por iniciativa de Estela “Coqui” Catalán cuando estaba al frente de la delegación de Adultos mayores. Ella se acercó con esta inquietud que fue muy recibida por el decano Roberto Battistón y nos pusimos a trabajar. Han sido muchas las satisfacciones que hemos tenido en las seis ediciones del curso, la verdad que se genera un vínculo muy estrecho entre los “abuelos” y los estudiantes que dictan el curso” aseguró Emanuel Sánchez Varretti, secretario de Asuntos Estudiantiles.

El curso tiene una duración de dos meses, es gratuito y se dicta en la sede de la Facultad de calle Bernardo de Irigoyen 375. Una de las particularidades que tiene es que es dictado por los alumnos de las distintas carreras, para ellos es todo un desafío tanto como para los adultos que concurren a aprender. “Los estudiantes se anotan voluntariamente y  se les reconoce estas horas como trabajo de extensión. Es un aprendizaje mutuo. Los adultos le toman cariño a los chicos, los tienen como sus nietos, es fabuloso verlos interactuar” dijo Varretti.

Las satisfacciones y emociones son muchísimas, han cursado desde monjas hasta un mayor no vidente por lo cual debieron trabajar en conjunto entre la UNCuyo y la escuela Gicolini. Además ex docentes y hasta un veterano de guerra se han capacitado a través de este espacio. En algunas oportunidades llegaron a tener hasta 70 alumnos por curso.

Los interesados deben inscribirse en la sede de Adultos Mayores, ubicada en El Libertador 260.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 10:12
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 10:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"