El cepo al dólar, cada vez más cerrado

Desde que se obsesionó por "cuidar los dólares" -por la fuga de capitales que, en apenas cinco años, le restó al país el manejo de unos US$ 80.000 millones-, el Gobierno se vio forzado a dictar una nueva norma por semana para profundizar el cepo cambiario e intentar así alcanzar su objetivo. La saga empezó hace 10 meses, a fines de octubre, cuando se dispuso que cada compra minorista de divisas extranjeras debía ser autorizada previamente por la AFIP.

Esta verdadera maraña normativa, tendiente a perfeccionar lo que se denominó "cepo cambiario", obligó a ahorristas e inversores a readaptarse al nuevo contexto, y a los encargados de los departamentos de finanzas y comercio exterior de las empresas locales a realizar posgrados prácticos para desentrañar la batería de normas que compone la cada vez más compleja restricción o "administración" del comercio exterior.

La columna estructural de la estrategia represiva de la demanda de moneda extranjera por la que optó el Gobierno cuenta con algunos hitos. Por ejemplo, la normativa que instituyó a fines de octubre el cepo (comunicación A "5239" del BCRA o resoluciones 3210 y 3212 de la AFIP), la que bloqueó a comienzos de marzo los retiros de dólares desde cajeros automáticos en el exterior (comunicación "A" 5294 del BCRA) y la que blanqueó a comienzos de julio que sólo habían quedado las ventas de dólares con destino al ahorro (comunicación "A" 5318 que regulariza una determinación que la AFIP ya aplicaba de facto e irregularmente desde mayo). No hay que olvidar las que intentan desdolarizar la demanda de dólares con destino a gastos por turismo o viajes en el exterior o la última de la CNV (resolución general 608), que generó una corrida entre los Fondos Comunes de Inversión que tienen activos financieros nominados en moneda extranjera.

La maraña se compone, además, de otra veintena de disposiciones . "[No se atienden] los desequilibrios subyacentes y problemas estructurales, que impactan negativamente en las expectativas de los agentes económicos, que perciben que el sistema no puede sostenerse y esperan que ajuste vía una devaluación", considera un reciente informe de la consultora Economía & Regiones (E&R).

Lo cierto es que las restricciones para hacerse de divisas en el mercado formal se fueron tornando cada vez más severas hasta llegar a prohibiciones lisas y llanas que derivaron en la consolidación de distintos tipos de cambio.

El economista Federico Muñoz, de la consultora homónima, coincide en el diagnóstico de E&R. Sostiene que las trabas se dieron "en un contexto de manifiesta inconsistencia de la política macroeconómica y de persistente incertidumbre, que invitaban al público a dolarizar carteras para cubrirse de los riesgos de devaluación o posible confiscación", en referencia al persistente drenaje de depósitos en dólares que, en 10 meses, restó al sistema bancario el 45% de los recursos en esa moneda que tenía bajo administración.

El reflejo de estas inconsistencias hay que buscarlo en la brecha abierta entre el dólar informal y el tipo de cambio oficial. "Antes, el termómetro eran los vaivenes de la creciente y significativa salida de capitales. Hoy, ya cerrado el grifo de la compra de moneda extranjera y aplacada esa fuga, el proceso se refleja en las cotizaciones informales del dólar", apuntaron desde la consultora ACM.

 ALGUNOS HITOS DEL CORRALITO VERDE

No son las únicas restricciones, pero sí algunas de las más importantes de los últimos diez meses y que fueron cerrando el cepo cambiario:

* 28 de octubre de 2011: el BCRA crea mediante la comunicación "A" 5239 el Programa de Consulta de Operaciones Cambiarias, mediante el que le concede a la AFIP el poder de supervisar todas las solicitudes de compra de divisas. Es el primer paso del cerco cambiario. La AFIP hace lo propio mediante la resolución general 3210/11.

* 24 de abril de 2012: mediante la resolución 142 el Ministerio de Economía recorta a "15 días" el plazo para el ingreso en el sistema financiero de divisas provenientes de operaciones de exportación. Luego emitió 11 contrarresoluciones para flexibilizar los plazos para distintas empresas o actividades.

* 5 de julio: el BCRA oficializa lo que ya era un hecho al prohibir formalmente la compra de dólares para el atesoramiento. También establece que las operaciones de compra de moneda extranjera deben hacerse con dinero bancarizado y declara la caducidad de la posibilidad de pasar a dólares los pesos originados en un crédito para compra de vivienda.

* 9 de agosto de 2012: el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso, a través de la comunicación "A" 5399, que a los turistas que viajen a países limítrofes y a aquellos que tienen al euro como moneda se les venderá exclusivamente divisas de esas naciones.

Para los demás destinos, aunque la norma no lo especifica, el Gobierno autorizará la venta de dólares..

Fuente: lanacion.com.ar
Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 16:15
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 16:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"