España venció a Rusia y jugará por el oro olímpico en básquetbol

España se recuperó hoy de un mal comienzo para derrotar a Rusia por 67-59 y avanzar a la lucha por el oro olímpico en el básquetbol de los Juegos de Londres. El equipo ibérico jugará con el ganador de Argentina y Estados Unidos.

Cuatro años después, con medio equipo renovado y una generación que está a punto de decir adiós para siempre a los Juegos, la selección española de baloncesto se confirmó en su nivel al alcanzar su segunda final olímpica consecutiva.

El equipo dirigido por Sergio Scariolo apareció en el momento que lo debía hacer, derrotó por 67-59 a Rusia en las semifinales de Londres 2012 y se aseguró su segunda medalla consecutiva.

El 22 de agosto de 2008 el baloncesto español consagró a la generación más exitosa de su historia en unos Juegos al derrotar a Lituania en semifinales, y hoy se consoldió como la segunda potencia en el mundo por detrás de Estados Unidos, a menos que Argentina dé hoy la sorpresa y ponga en duda algunas certezas.

Durante los últimos cuatro años, España aprendió a asumir su nuevo rol en la escena del baloncesto mundial.

En Pekín llegaba con la necesidad de justificar el título Mundial de 2006 y con el deber de volver a subirse a un podio después de 24 años. En Londres, el conjunto ibérico arribó con la obligación de demostrar que era el único equipo capaz de complicar al "Dream Team" de las estrellas estadounidenses.

En 2008 España impactó con su juego. Un jovencísimo Ricky Rubio deslumbró con su capacidad de conducción y su descaro y los hermanos Marc y Pau Gasol terminaron de construir la torre interior más poderosa del baloncesto europeo.

El entonces campeón del mundo había llegado a aquella final con un registro de seis victorias y una derrota, que precisamente había sido contra Estados Unidos en la fase de grupos.

Del 2008 a la edición actual, España ganó los dos campeonatos Europeos disputados, quedó eliminada en cuartos de final del Mundial 2010 y llegó a la capital inglesa con seis jugadores también utilizados en Pekín: los hermanos Gasol, Calderón, Navarro, Reyes y Rudy Fernández.

Esta vez, el equipo español tendría que recorrer un camino con demasiados obstáculos para llegar al partido definitorio.

Los de Scariolo jamás terminaron de encontrar su mejor juego y aún así les sirvió para llegar a la final.

En el medio hubo una victoria con lo justo ante el débil Reino Unido, una derrota contra Rusia que le costó el primer puesto del Grupo B y una caída contra Brasil, que le permitió evitar al "Dream Team" hasta la final y desató la polémica.

Tanto en los cuartos de final ante Francia, como hoy ante los rusos, donde se recuperaron de una desventaja de 11 puntos al término de la primera mitad, los españoles volvieron a demostrar que siempre dan el presente a la hora de jugarse la vida por el podio olímpico.

El partido del domingo será, casi con seguridad, la despedida olímpica de hombres como Pau Gasol y Juan Carlos Navarro. España le pondrá fin a un ciclo, y lo hará otra vez en lo más alto del baloncesto mundial.
Opiniones (0)
19 de febrero de 2018 | 19:19
1
ERROR
19 de febrero de 2018 | 19:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"