Wiggins: "Nunca podrá llegar a ser mejor que esto"

Tras coronarse hoy como el atleta británico con más medallas en la historia los Juegos Olímpicos, el ciclista Bradley Wiggins afirmó que su carrera ha alcanzado una cima que nunca será capaz de superar.

Tras coronarse hoy como el atleta británico con más medallas en la historia los Juegos Olímpicos, el ciclista Bradley Wiggins afirmó que su carrera ha alcanzado una cima que nunca será capaz de superar.

"Nunca, nunca podrá llegar a ser mejor que esto. Es increíble", dijo Wiggins tras marcar el mejor tiempo en la contrarreloj olímpica de Londres 2012 y hacerse con su cuarto oro en unos Juegos, que se suman a la plata y los dos bronces que ya poseía.

El ciclista, que creció en el popular barrio de Kilburn, al norte Londres, ha rebasado las marcas del legendario remero británico Steve Redgrave, que desde Los Ángeles 1984 hasta Sydney 2000 acumuló seis medallas olímpicas.

"Hoy tenía que ser el oro o nada. ¿Qué son siete medallas si no tienen el color correcto?", bromeó Wiggins tras sacarle 42 segundos al alemán Tony Martin y un minuto y ocho segundos a su compatriota Christopher Froome en los 44 kilómetros de recorrido llano contra el cronómetro.

"El dato más importante es que esta es mi cuarta medalla de oro. Tengo que seguir adelante, hacia Río (2016), para lograr el quinto", apuntó Wiggins, dado que Redgrave no dejó de ganar el oro durante cinco Juegos consecutivos, y todavía tiene uno más que el ciclista.

El corredor no dejó de mostrarse orgulloso de las comparaciones que hacían los periodistas tras su victoria: "Solamente el hecho de ser mencionado en la misma bocanada de aire que Steve Redgrave y Chris Hoy es especial", dijo Wiggins.

El rodador, de 32 años, despertó hoy a su paso el delirio de los miles de aficionados británicos que se apostaban a los márgenes de la carretera, al suroeste de Londres, para verle pasar.

No en vano, el ciclista ya había añadido su nombre a la lista de los grandes deportistas del Reino Unido de todos los tiempos este verano, al ganar el primer Tour de Francia para un británico, y su logro había sido recompensado con un lugar de honor en la ceremonia de inauguración de Londres 2012.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 06:52
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 06:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"