Elegante hotel con toques dramáticos

Un equipo multidisciplinar se encargó de reformar una antigua central de correos de fachada neoclásica, que ahora alberga 500 lujosas habitaciones. Mobiliario de colores fuertes contrasta con azulejos negros, suelos de madera o muebles de tonos más apagados. Las texturas también juegan su papel. Madera, terciopelo, rasos, mármol o alfombras de pelo se combinan para conseguir el efecto buscado.

El Clarion Hotel Post llegó a Gotemburgo en un momento de cambio en la ciudad sueca, donde una nueva generación dio un vuelco al panorama con su creatividad e innovación. Por ello, este hotel, situado en el corazón de la ciudad, pretende no solo dar cobijo a los visitantes sino ser, además, “el lounge para todos los residentes que se sientan más a gusto en esta nueva imagen de la ciudad que en los históricos escenarios del puerto y la industria pesada”.


Un equipo multidisciplinar se encargó de reformar una antigua central de correos de fachada neoclásica, que ahora alberga 500 habitaciones de atmósfera lujosa y mezcla de estilos, creando en ocasiones espacios dramáticos.



El edificio fue reformado durante más de dos años y fue ampliado con un edificio adyacente al original. La fisonomía de ambos condiciona y delimita hasta cierto punto esta mezcla de estilos. Ambos tienen un diseño contemporáneo, pero, si en el edificio principal el resultado es más tradicional, en el nuevo se respira un aire más moderno y acorde al estilo arquitectónico.



Los muebles italianos son los grandes protagonistas. Cuenta con mobiliario exclusivo, pero también con piezas clásicas de distintos autores.


En las habitaciones se sigue la misma tendencia que en el resto del hotel de contrastar mobiliario de colores fuertes con azulejos de color negro, suelos de madera o muebles de tonos más apagados.



El juego de texturas también juega su papel. Madera, terciopelo, rasos, alfombras de pelo o mármol se combinan para conseguir el efecto buscado.


El Clarion Hotel Post es lujoso pero no obliga a vestir de etiqueta.  Está abierto a todo el mundo. Y un detalle curioso: pese a las bajas temperaturas en estas latitudes, alberga una piscina en la azotea del edificio.




Opiniones (0)
28 de mayo de 2018 | 05:37
1
ERROR
28 de mayo de 2018 | 05:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"