Fuerte condena de la oposición a la salida de presos a actos K

Reclamaron una interpelación al ministro de Justicia y denunciarán penalmente al Jefe del Servicio Penitenciario. Alak dijo que “las salidas son autorizadas por los jueces”, pero no explicó los casos.

Una denuncia penal al jefe del Servicio Penitenciario Federal, pedidos de interpelación al ministro de Justicia y hasta una inspección a las cárceles involucradas. Así respondieron distintos sectores de la oposición ante una investigación de Clarín que reveló que decenas de presos fueron sacados por la agrupación kirchnerista Vatayón Militante para participar de actos políticos, camuflados como “culturales”. El caso emblemático es el de Eduardo Vásquez – condenado por matar con fuego a su mujer, Wanda Taddei– quien salió al menos dos veces de la cárcel de Ezeiza durante los últimos ocho meses para participar en actos al aire libre , tal como prueban imágenes y videos. Pero no es el único.

Ante la repercusión pública, el Gobierno intentó una respuesta. “ Todas las salidas son autorizadas por los jueces correspondientes ”, sostuvo el ministro de Justicia, Julio Alak, a través de un cable de la agencia Télam.

El propio abogado del ex músico de Callejeros lo desmintió. “No presentamos ningún pedido para que salga transitoriamente de la cárcel”, dijo ayer Eduardo Guarna en declaraciones radiales. Leonardo Rombola, abogado de la familia Taddei, ya había confirmado que las salidas no figuran en el expediente. La única posibilidad, dijo, es que el tribunal oral que lo condenó a 18 años de cárcel por el crimen de su esposa haya dado el visto bueno sin notificar a las partes y en tiempo récord . La segunda salida de Vásquez fue a un local de San Telmo el 24 de junio, apenas diez días después de escuchar el veredicto.

La organización de ese acto quedó en manos de los militantes K de “Vatayón” . Otra vez, la militancia se filtró en el acto “cultural” para manipular su sentido.

El diputado Carlos Comi (CC) anunció ayer que denunciará penalmente al titular del Servicio Penitenciario Federal (SPF), Víctor Hortel, quien se autodenomina un “soldado de Cristina”. El funcionario, ex murguista de la agrupación política Negros de Mierda, impulsa fervientemente el accionar de Vatayón Militante, una organización nacida a fines del año pasado. Es más, los líderes de la agrupación, en su mayoría mujeres, responden directamente a él y se manejan con amplias libertadas en las cárceles de Ezeiza, Devoto y Marcos Paz . Por ahora, el resto de las unidades penitenciarias federales, especialmente las de Chaco, Chubut y Neuquén, donde todavía son comunes los maltratos y las torturas, no tienen esos privilegios.

Comi también pedirá la interpelación en el Congreso de Alak , responsable político del área que conduce Hortel. “Es un agravio a las víctimas que detenidos que deberían cumplir sus condenas participen de actividades que no están previstas en la Ley”, se quejó. Y destacó el peligro que significan esas salidas. De hecho, en el evento del 24 de junio, en San Telmo, no había custodia . Las fotos publicadas en el Facebook del Servicio Penitenciario muestran que en la puerta del lugar no estaban las camionetas para el traslado de los presos . Miles de personas transitaron aquella tarde por allí sin saber lo que ocurría adentro.

Otro que se sumó a esa iniciativa fue Gerardo Milman. El diputado del GEN-FAP pidió que concurran al Congreso el ministro de Justicia y el titular del SPF “para dar explicaciones sobre las salidas de ciudadanos privados de la libertad” .

En tanto, los diputados Patricia Bullrich (Union por Todos), Federico Pinedo (PRO) y Eduardo Amadeo (Frente Peronista), anunciaron esta semana que harán una inspección de las cárceles para determinar cómo opera “Vatayón Militante” en las unidades . Intentarán verificar qué órdenes reciben los agentes penitenciarios, si las mismas tienen respaldo judicial y si los internos que adhieren a la agrupación oficialista reciben algunos beneficios especiales. Para eso, pedirán entrevistarse a solas con presos, personal penitenciario y familiares.

El ministro de Justicia dijo ayer que “es un disparate suponer que se pueda llevar a los presos a un acto político”. Las imágenes captadas con un celular y publicadas por Clarín en su edición en papel y en la web, sin embargo, son elocuentes. El 25 de noviembre del año pasado, Vásquez salió por primera vez junto a otros presos a un local en Corrientes 6257, donde se cantaron consignas políticas. En las paredes estaba presente la imagen del Nestornauta, el símbolo predilecto de La Cámpora, que muestra a un Néstor Kirchner caracterizado como El Eternauta. Vásquez regresó borracho a las 2 de la madrugada a la cárcel.

Fuente: clarin.com
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 12:53
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 12:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"