Las 8 lecciones de la escuela K para Paco gobernador

A casi 8 meses de asumir el mandatario se sigue acomodando a las exigencias de administrar en época de crisis K. ¿Por qué no consiguió el crédito del Banco Nación?. ¿Por qué deberá opinar sobre las vacantes en la Justicia Federal? ¿A quién designará en la Corte? ¿Qué hará con la ley de las excarcelaciones? ¿Por qué en Mendoza hay petroleros acusados de delitos graves? Conocé quiénes son los más honestos según los argentinos.

Hace tiempo sostenemos que la corrupción es un ‘tema pendiente’ de la agenda pública. Casi nadie con responsabilidades públicas quiere abordar este tema. Se ha construido una negación" (Jorge Daniel Giacobbe consultor titular de Giacobbe & Asociados Opinión Pública, sobre un estudio que revela quiénes son los más honestos, según los argentinos).

La cita que precede a este informe es inspiradora de una reflexión personal sobre cómo actuamos cada día y qué capacidad tenemos -cada uno- de observarnos en cada actitud para con el otro y según el nivel de responsabilidad que tenemos. Desde esa perspectiva propongo focalizar, en este informe, al Gobierno de Mendoza y a Francisco Pérez en su rol de gobernador.

Liderar es el desafío para cualquier gobernante. Siempre ha sido así en cualquier época y lugar donde haya una comunidad organizada. Y como en todos los casos se trata de un proceso, de un desarrollo de toma de decisiones que quien ejerce el liderazgo va dando testimonio de esa responsabilidad. Es, a la vez, un aprendizaje permanente pero en el inicio siempre es más complejo por más previsiones que se tomen.

Algo de esto se dejó ver en la "escuela" en que se convierte la coyuntura para el gobernador Paco Pérez. En esa escuela no hay paros y es el mismo aprendiz quien tiene que evaluar su desempeño y para eso necesita cultivar la virtud de la autocrítica, que conlleva humildad interior y la determinación personal de mantener firmeza en los aciertos y la capacidad de cambio para enmendar los errores. Por su parte los gobernados terminan ponen la lupa en ese desempeño y la incidencia que las decisiones del gobernante tiene en cada una de sus vidas personales y en consecuencia, cuando tienen oportunidad, votan y así opinan.

Paco Pérez suele decir que ya tiene asegurado su retrato en el Salón de los Gobernadores en la Legislatura, en señal de que logró un gran objetivo que es haber sido electo mandatario. "Yo ya llegué" ha dicho Paco en sus primeros días en el Cuarto Piso del Palacio. Es cierto pero ahora a casi ocho meses de aquella certeza depende de él cómo será recordado por los mendocinos. En eso está el gobernador, veamos cómo le ha ido en medio de un clima de recesivo y/o inflacionario y un escenario donde se encuentra un cúmulo de imposiciones políticas que llegan desde la Casa Rosada y otro tanto de necesidades expuestas por los sectores sociales y económicos de los mendocinos.

Lección 1: Por hablar se queda sin el crédito del Banco Nación

Empecemos por las finanzas públicas donde al decir del mismo Paco Pérez, por mes el déficit asciende a 200 millones de pesos. Y si lo que dice el gobernador es cierto entonces es una pelea desigual la que se plantea el ministro de Hacienda, Marcelo Costa quien se jacta (sobreactúa) de la mejora en la recaudación fiscal. Sólo basta comparar el déficit declarado por Paco y el aumento de recaudación que declama Costa que puede ascender a 40 millones de pesos por mes, entonces nos daremos cuenta la diferencia entre lo que sale y lo que ingresa.

El "enfriamiento" de la economía, es un concepto que se acepta en el diccionario económico K pero nunca recesión, ni mucho menos inflación y ni qué hablar si a la vez se expresa que ante estos problemas se ha mejorado la recaudación como un gesto de fortaleza. El tribunal K del discurso que evalúa cada una de las declaraciones oficiales está siempre atento a estos deslices y sanciona en consecuencia. Uno de esos jueces es Axel Kicillof el hombre fuerte de la economía oficial. En este escenario Paco es "parte" y es juzgado implacablemente. Eso ya lo aprendieron él y su amigo Costa pero a un precio alto.

Esta semana que pasó trascendió lo que ya se sabe en el mismo Gobierno desde hace unos días. Desde la Rosada le bajaron el pulgar al préstamo que Mendoza tramitó ante el Banco Nación por 200 millones de pesos. Por eso Costa sólo habla ahora del crédito que le extenderá el Banco Macro por 400 millones de pesos a una tasa del 21%.

Esto se contrasta con las declaraciones de la presidenta en uno de sus tantos monólogos públicos por el servicio de la cadena nacional, cuando en medio de la tensión con la Provincia de Buenos Aires y con su gobernador Daniel Scioli declamó que la Nación seguirá ayudando a las provincias. Aunque claro que luego el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina señaló que las provincias no manejaban bien sus finanzas. Y para colmo trascendió desde Balcarce 50 que el ministro de Economía Hernán Lorenzino se convertiría en el monitor externo de las cuentas públicas bonaerenses como un ejemplo para el resto de los distritos.

Lección 2: Por depurar los Tribunales Federales ahora puede opinar

La nómina de 56 candidatos para ocupar las cuatro plazas vacantes en la Cámara Federal de Mendoza -con jurisdicción en Cuyo- es una de las claves del poder político del que puede hacer gala hoy Paco Pérez. En esta situación pesan mucho la incidencia de los organismos de Derechos Humanos y del secretario Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zanini. Pero en esta particular ocasión la opinión del gobernador será tomada en cuenta por el respeto que se ganó la Administración de Mendoza cuando directamente bajo la conducción de Celso Jaque se llevó puestos a los camaristas sospechados de haber colaborado con la última dictadura militar como son los casos de Otilio Romano, Julio Petra, Luis Miret y Carlos Pereyra González.

La estrategia de los organismos de derechos humanos fue que se presentaran todos los abogados que cumplieran con los requisitos para copar la plaza y no dejar que esos espacios sean ocupados por referentes de extracción de derecha.

En ese contexto aparecen casos llamativos como la del experto en Derecho Internacional Pablo de Rosas que actuó como conjuez de Corte en el famoso caso de la indexación salarial de los jueces mendocinos que marcó buena parte de la primera década de este siglo. Hoy De Rosas es asesor de la presidenta Provisional del Senado, Miriam Gallardo y participa del equipo de abogados dedicados al proyecto de reforma constitucional de Mendoza que comenzará a sesionar esta semana. Es decir, tiene aval peronista.

También, como ya se ha advertido, se encuentra como postulante la abogada Carolina Jacky, la letrada civilista cuya vida esta marcada por su lucha personal para ser considerada mujer después de un largo proceso judicial donde probó que padecía de disforia de género. Carolina, hasta el año pasado fue Jorge. Su pasado como varón lo encontraron como antiguo candidato a gobernador de la UCD en las elecciones de 1991 pero su destino le deparaba casi 20 años después su decisión de buscar su identidad de género a través de un tortuoso proceso judicial. Por su historia de vida, se puede convertir en un emblema de cambio propio de la impronta K.

El primer examen para los postulantes será escrito y se concretará el 17 de agosto en los Tribunales Federales. Ahí comenzará la historia de la renovación de la justicia federal en Mendoza donde sólo sobrevive el octogenario Alfredo López Cuitiño.

Lección 3: En la Corte debe elegir ¿cómo lo hará?

El otro escenario en que Paco debe resolver es la vacante en la Corte local que a partir del jueves próximo dejará su lugar Fernando Romano el magistrado mejor pago y férreo defensor de la corporación judicial. Las especulaciones se han incrementado en torno a la figura del gobernador que deberá definir ese reemplazo y los mencionados para ese cubrir casillero como si fuera una carrera de apuestas son la ya nombrada Miriam Gallardo impulsada por el sector Azul, el penalista Roberto Godoy Lemos, presidente del Consejo Asesor de Seguridad y cercano al vicegobernador Carlos Ciurca y el fiscal General Federal Omar Palermo, principal impulsor de los juicios contra los represores que actuaron en Mendoza durante la última dictadura.

El punto en cuestión es cómo ejercerá ese poder el mandatario en medio de una coyuntura donde no ha ejercido un liderazgo peronista tradicional. A decir verdad, el viejo adagio peronista "el gobernador conduce el partido" ha quedado perimido desde que el PJ retomó el poder con Celso Jaque en 2007. A partir de ese momento se notó una gran dispersión entre los sectores y los gobernadores -Jaque en su momento y Paco ahora- sólo se apoyaron en su poder administrador pero nunca pudieron hacer pie en el territorio que siguió en manos de los intendentes y en particular de la línea azul que comanda Jua Carlos Mazzón (el Chueco).

Por eso, si a Paco no le ha ido mal hasta ahora, su imagen se mantiene con un moderado saldo a favor entre el electorado no hay motivos para cambiar. La estrategia de no confrontar le ha dado resultados. Por eso preferiría que hubiera más de una vacante a cubrir en algún estamento con rango constitucional para tener la posibilidad de otorgar de manera salomónica y por partes iguales y mantener la interna PJ tranquila.

Lección 4: La seguridad ciudadana, la inseguridad en las cárceles y el Procurador penitenciario

El gobernador mira con atención el proceso legislativo que atraviesa el proyecto del diputado radical Luis Petri que limita las excarcelaciones. La norma que ya tiene aprobación de la Cámara baja es una reacción espasmódica al brote de la violencia delictiva que azora a los mendocinos casi a diario.

Las muertes violentas concretadas para robar son las que aceleran el pulso de la sociedad mendocina cada vez más encallecida por los robos pero a la vez cada vez más alarmada por las muertes sangrientas. De esa combinación lo único que puede salir son medidas más duras para suprimir el flagelo sin pensar en las consecuencias ni mucho menos en las causas.

Por eso de aquí en más Paco dejará que esta ley sea aprobada y no la vetará para no quedar a expensas de la reacción social. Pero él sabe, como muchos abogados penalistas, que esa norma terminará cuestionada por inconstitucional al igual que ocurre en Buenos Aires que tiene en vigencia una reglamentación tan o más dura que la que se está gestando en Mendoza. Lo que no se advierte es que Mendoza tiene en su fuero local un grupo de abogados expertos en planteos judiciales internacionales. Está claro que si el reclamo de inconstitucionalidad es rechazado en la Corte provincial entonces todo terminará en la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ya obligó al Estado argentino a pagar por las muertes violentas ocurridas entre 2003 y 2007 en la cárcel de Boulogne Sur Mer cuando gobernó el radical Julio Cobos. De hecho, esa indemnización de 2,5 millones de dólares deberá ser abonada el año próximo a los familiares de las víctimas. En esta ocasión, el gobernador será parte y no juez de un clima de inseguridad creciente.

Pero sí deberá asumir un rol decisor en un tópico casi inadvertido. Paco deberá elegir al primer Procurador penitenciario, cargo creado como consecuencia de las violaciones cometidas por agentes penitenciarios. La terna de la que el gobernador deberá escoger y proponer son: Lucas Lecour, Fabricio Imparado y Romina Cuchi. El candidato deberá pasar el filtro del Senado y con su designación entonces se constituirá el llamado Comité contra la Tortura creado por la ley 8284.

Lección 5: Atender la crisis carcelaria del Sur ¿Una cárcel privada en Malargüe?

Mientras tanto esto se decanta la problemática carcelaria se mantiene latente y ahora uno de los problemas más agudos es la vieja penitenciaría de San Rafael que sufre de superpoblación desde hace tiempo y desde el Gobierno cruzan los dedos y agradecen que los internos sureños son pacíficos. Por eso programan para el año que viene instalar módulos en la Colonia Penal de San Rafael para los presos que atraviesan la última parte de su condena, la llamada fase confianza.

Hace dos semanas un comentario ha ido dando cuerpo a una idea nacida en el departamento más austral. Se trata de una penitenciaría que se instalaría en Malargüe albergaría presos desde la zona de San Carlos hacia Malargüe (San Rafael, General Alvear, etc.) hasta la zona noroeste de Neuquén (500 kilómetros de radio aproximadamente), dio cuenta el periodista sureño Gustavo Yañez.

El lugar tentativo sería cerca de la localidad de La Junta o cerca de Laguna de Llancanelo, no la quieren instalar muy lejos de la ciudad de Malargüe. Christan Alcalá, el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos tiene un terreno en la zona.
Lo sugestivo de todo es que desde el municipio se ha negado cualquier gestión oficial para levantar un complejo penitenciario pero a la vez voceros cercanos al municipio que comanda el peronista Juan Agulles señalan a Sandro Canales el director de Proyectos Especiales de la comuna y a Enrique Soler el director de Vialidad como quienes estarían detrás de la idea en base a una empresa constructora del primero llamada Edificar.
Desde el Gobierno provincial desconocen esta iniciativa malargüina aunque reconocen la problemática carcelaria sureña y admiten que si hay un proyecto privado lo van a escuchar. Las penitenciarías con administración privada funcionan en otros países con distintos resultados. El mecanismo es una concesión privada y el Estado paga por interno alojado en el penal.

Este capítulo sin dudas no pasará desapercibido por los malargüinos. El presidente del Concejo Deliberante, Jorge Marenco (Movimiento Popular) avisó que desde el mismo Cuerpo Legislativo municipal se ha iniciado una investigación para saber más sobre este proyecto privado.

Si la idea prospera será otra cuestión a definir por el gobernador y donde es "juez y parte" porque deberá tener en cuenta cuál es la realidad penitenciaria en el Sur que también sufre la inseguridad y a la vez deberá testear el clima social de Malargüe cuyos habitantes se jactan de vivir tranquilamente, ventaja que otorga la lejanía de los grandes centros urbanos.

Lección 6: La minería y el incómodo secretario de Ambiente

La semana que pasó hubo un nuevo gesto afectuoso –si es que se puede llamar así- de la Presidenta hacia el Paco. La inauguración por videoconferencia de la fábrica de placas de yeso de la empresa alemana Knauf para la construcción mostró al gobernador del lado de la minería, una materia prioritaria para la idea desarrollista del kirchnerismo.

Se sabe que Paco tiene problemas con el asunto minero. Camina por la delgada línea de la indefinición pero de a poco y cuando se trata de minería no metalífera, ha comenzado a mostrarse. A su favor cuenta que en territorio mendocino (malargüino para más precisión) se encuentra el yacimiento de sal de potasio, el gran emprendimiento minero que lleva adelante la brasileña Vale. Es el proyecto más importante de la región por su valor estratégico con una inversión de 5 mil millones de dólares.

En ese contexto Cristina le hizo un guiño a Paco al incluirlo en uno de sus tantos stand up en que se han convertidos sus apariciones en la cadena nacional. Incluso mandó al secretario de Minería de la Nación Jorge Mayoral al acto que se desarrolló en Luján de Cuyo.

Ese acontecimiento promisorio desde lo político, se volvió de un momento a otro en una tensión inesperada, de acuerdo a lo narrado por los testigos que vieron cómo enrojeció el gobernador cuando vio llegar al secretario de Ambiente Marcos Zandomeni. Según los informantes del Palacio el funcionario en cuestión no es bien visto por los sectores mineros. “A Zandomeni no lo habían invitado e igual fue al acto donde estaba Mayoral. Entonces el Paco le tuvo que decir que se fuera para no generar ningún conflicto”, comentó uno de los presentes en ese acto. A Zandomeni le facturan que es accionista de la petrolera Plus Petrol, o sea que tiene intereses en un sector al que tiene que controlar. Y también que en el ámbito minero hace looby para favorecer a empresarios amigos con el “compre mendocino” que tienen que cumplir las empresas mineras.

En esta arista el gobernador es parte obligada y tiene que dar la cara por un funcionario que él designó y está expuesto al juicio de otros poderes, al político por parte de la Nación y al económico porque las mineras lo siguen juzgando como antiminero por miedo a los movimientos ambientalistas.

Lección 7: La petrolera y los delitos imprescriptibles de antaño

La novedad sacudió los pasillos de la subsecretaría de Hidrocarburos cuando se enteraron que el titular de la petrolera Chañares Herrados estaba acusado de delitos graves ocurridos en los años '60 y '70.

El punto es que hace un año cuando Paco Pérez era el candidato a gobernador y ministro de Infraestructura firmó la prórroga de la concesión de las áreas petroleras como un acto fundamental de su carrera hacia las elecciones que lo terminaron ubicándolo como gobernador. Hace un año advertimos desde aquí que Chañares Herrados era en realidad propiedad de Lapeyrade que a la vez estaba condenado por encubrir a un represor.

Desde el gobierno ahora informaron que el veterano empresario murió y que no podían hacer nada en cuanto al contrato porque jurídicamente se trataba de una “sociedad anónima”. Aunque admitieron que todo es cuestión de una decisión política y que a veces estas contrataciones exceden hasta el mismo gobierno provincial. En términos políticos se trata de un caso más de la lógica del kirchnerismo. La lógica inversa de la política un gobierno con discurso desde la izquierda pero que factura con la derecha.

Es decir, que en este caso Paco fue parte, pero sacó provecho de esa situación y poco le importó los antecedentes de los titulares de una petrolera.

Lección 8: Bonus track, quién es el más honesto

La consultora Giacobbe & Asociados difundió una encuesta sobre las personas consideradas más honestas para los argentinos. El portal DsD advirtió de este estudio que se hizo a 500 personas de 15 ciudades del país a las que se les pidió que completaran un listado con las diez personas que consideraban más honestas.



Seis de las 102 personas con más votos fueron periodistas. El primero fue Jorge Lanata, en la posición 21 de la tabla general, seguido por Nelson Castro (23), Victor Hugo Morales (52), Magdalena Ruiz Guiñazú (60), Juan Alberto Badía (64) y Santo Biasatti (72).

El periodismo se ubicó en tercer lugar de la medición con más personas consideradas entre los honestos (detrás de 19 “políticos” y 7 “presidentes”). Las tres personas consideradas más honestas fueron Manuel Belgrano, la Madre Teresa y René Favaloro. Entre los diez primeros hay solo un argentino vivo (Juan Carr) y la primera persona viva considerada “política” en la lista es Hermes Binner en el puesto 20 seguido por Elisa Carrió y Cristina Fernández.

El siguiente es el texto de las conclusiones que hace el encuestador Jorge Daniel Giacobbe obtuvo de la medición que realizó con su consultora.

Al diseñar éste estudio, invitando a 500 argentinos a completar una lista
de 10 personas honestas, tuvimos enormes dudas. La consigna era compleja,
pero muchos pudieron. El resultado podría indicar que los argentinos tenemos
noción sobre lo que es una persona pública honesta.

Los consultados mencionaron a 846 personas diferentes, de las cuales sólo
102, reunieron los 6 votos mínimos necesarios para ingresar al cuadro principal.

Hace tiempo sostenemos que la corrupción es un “tema pendiente” de la
agenda pública. Casi nadie con responsabilidades públicas quiere abordar este
tema. Se ha construido una negación. Sería un buen síntoma que ésta primera lista diera que hablar. Con sus integrantes podremos estar de acuerdo, o no. Si eso sucede, no sólo estemos discutiendo merecimientos, sino también el concepto “honesto”.

El lector atento advertirá que la nómina intercala a distintas dimensiones de honestidad, a personas antagónicas entre sí, a personas sin adecuado reconocimiento social en vida, a exiliados, a asesinados o amenazados. ¿Cabría preguntarse sobre la peligrosidad que conlleva la honestidad?

Quien bucee en los nombres encontrará mayor cantidad de hombres que mujeres, casi la misma cantidad de muertos que vivos, un buen número de extranjeros, deportistas, personalidades de los medios, es decir, perfiles capaces de generar jugosos debates.

Todos los años realizaremos este estudio. Irá mutando, y creciendo la lista de honestos que los resultados traigan a la consideración general. Quizá fomente también una mejor conciencia en algunos actores públicos que fantaseen con figurar en el imaginario colectivo de honestidad.

La medición sólo pretende que reflexionemos sobre quienes son honestos y quienes no, aportando a un debate que rescate a éste tema del freezer en el que se encuentra desde hace muchísimo tiempo.

Jorge Fernández Rojas
Periodista de MDZ On Line

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 12:19
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 12:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"