Las terapias modernas: pagar para que te hagan cosquillas

La vida moderna trae distintas manías de las personas quienes pueden llegar a pagar para obtener un beneficio mínimo. Recorré esta galería de imágenes de quienes buscan terapias diferentes.

Pagar por abrazos (sólo abrazos)


Jacqueline convierte en dinero unos minutos de relax y abrazos en The Snuggery. Se define como apasionada del contacto físico y de sus bondades antiestrés. Ha empezado a hacerlo sin licencia, según explicó a la CNN, porque no existe una licencia de negocio de dar abrazos.
Un lugar donde acurrucarte por 60 dólares la hora, destaca Yorokubu.



El placer de destruir cosas


En España está Crash Therapy, un servicio que se presenta como una alternativa al ocio habitual. Consiste en pagar por romper cosas: objetos del día a día, como platos, vasos, botellas y todo tipo de vajillas. De paso, te ponen la música que prefieras y te regalan un dvd con tu experiencia grabada. A partir de 20 euros por una sesión individual. En EEUU hay una versión en plan lujo, para romper cosas muy caras, incluso un coche Ferrari, según publicó la BBC. Un hotel en España organizó un 'deroombing' colectivo en 2007.


Insultar por teléfono


Hecha la crisis, vista la oportunidad. Dos alemanes han puesto en marcha una línea telefónica con la que intentar hacer dinero escuchando insultos y demás de quien necesite un desahogo verbal. Se llama Schimpf Los ("insultos fuera"). El servicio cuesta 1,49 euros por minuto. Un precio, según dijeron sus creadores a la BBC, está más que justificado:"Por poder soltar todo lo que tienes dentro, es una ganga". No son los primeros que se lo inventa: este servicio también está en España, a través de Clubantiestrés.com (1,18 €/min. red fija; 1,53 €/min. red móvil. Mayores de 18 años).


Dinero por cosquillas


"¿Pagarías por recibir cosquillitas? ¿Yo? Por supuesto. La respuesta dio paso a una idea, en principio absurda, que sin embargo ha hecho realidad el sueño de cientos de personas desde entonces", cuentan sobre la fundación de Cosquillearte en su web. Los tratamientos los realizan terapeutas titulados: hacen cosquillas con las yemas de los dedos y con plumas. La publicista y escritora Carmen Pacheco lo probó para SModa y salió encantada. El lujo hecho cosquillas 60 minutos sale por 90 euros.

Pagar por acariciar gatos

Sí, en Japón. En los Neko Café se puede tomar algo y pagar por acariciar a lindos mininos como estos de Nekojalala. En 2009 el precio era de seis euros por media hora, según contó el blog Un gato nipón.



Masaje y limpieza de orejas


Héctor García, alias Kirai, que se define como "un geek en Japón", tiene desde hace años un blog curiosísimo sobre esas cosas de Japón con las que es fácil alucinar. Entre esas cosas, ha hablado de las sesiones de masajes y limpieza de orejas.

 

Fuente: Huffingtonpost.es

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 17:18
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 17:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"