Menores alcoholizados y violentos provocaron disturbios en el día del Amigo

Los menores dieron la nota durante en el festejo por el día del Amigo. Lejos de disfrutar como corresponde llegaban alcoholizados al boliche. Se produjeron serios incidentes a la entrada y salida donde debió actuar el juez de faltas y cuerpos especiales para contener a los menores.

Lamentablemente el comportamiento de los menores dejó mucho que desear durante los festejos por el día del amigo. La mayoría de los menores estaba alcoholizado producto de la “previa” que hacen antes de salir. Hubo serios disturbios tanto a la entrada como a la salida donde actuaron entre 6 y 7 móviles policiales para contener a los menores alterados.

El inconveniente se presentó en un boliche de la Ruta 143 a pocos metros del Automóvil Club, donde se desarrollaba una fiesta exclusiva para menores. “Los chicos llegaron alcoholizados, algunos en grave estado de ebriedad, tambaleando y hasta vomitando debido  a “la previa” que realizan antes de salir. Se juntan en casas a tomar antes de salir, yo me pregunto ¿dónde están los padres de esos chicos?” sentenció el Dr. Oscar De Diego, juez de Faltas.

A la entrada hubo que rescatar a tres chicos que estaban literalmente siendo aplastados por la avalancha que se produjo para ingresar al boliche. Además se apedrearon entre las “barras” de cada una de las escuelas, se insultaron y hasta se pegaron producto del alcohol que habían consumido.

Se trabajó de manera conjunta con la Policía, la dirección municipal de Inspección y le juzgado de Faltas. Si bien hubo un inconveniente respecto de la cantidad de entradas vendidas por el citado boliche, lo cierto es que más de 1000 jóvenes se reunieron allí para festejar el día del Amigo.

“Dialogué personalmente con muchos chicos, les explicamos que ese no era el comportamiento correcto y demás pero no hubo caso. Los chicos emanaban olor a alcohol dada la ingesta previa. Es una vergüenza y preocupante la situación de estos menores. La violencia que se generó al ingreso y salida dejó mucho que desear” afirmó el juez De Diego.

La policía y cuerpos especiales debieron actuar para disuadir a los jóvenes por las peleas protagonizadas para ingresar al boliche. Muchos pretendieron “colarse”, otros entrar por la fuerza pero la salida no fue la excepción. Las distintas barras se cruzaron en las inmediaciones del boliche y aproximadamente 6 móviles policiales debieron actuar para revertir la situación.

El funcionario judicial advirtió que si bien algunos menores se juntan en quinchos o casas donde no hay mayores que los controlen, la gran mayoría lo hace en casas de familia y es ahí el gran problema, ¿donde están los  padres para controlar? se preguntó el juez.

Por su parte el comisario Jaime Correa, jefe departamental de seguridad, advirtió que “en la vía pública no se registraron mayores inconvenientes. Solo se labraron 3 actas por alcoholemia en todo el fin de semana. Desde el jueves se pusieron en marcha los operativos: de invierno, centinela y calles seguras además de las medidas preventivas en  las canchas de fútbol”. Además Correa destacó que no se produjeron siniestros viales en todo el fin de semana.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 11:27
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 11:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"