Deportes

Tomen nota: Alemania sancionará fuertemente la violencia en el fútbol

Las autoridades deportivas y policiales de Alemania anunciaron que los aficionados que se comporten de manera violenta en los estadios serán castigados con hasta diez años sin poder acceder a los partidos. Una actitud para imitar.

Los representantes de 54 clubes profesionales, de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), de la Liga (DFL) y de los ministerios del Interior federal y regional (que son los encargados de los asuntos deportivos), se reunieron en Berlin para debatir sobre la seguridad en los estadios, después que en la temporada pasada se registraran varios incidentes de gravedad.

"Un aumento considerable en la severidad de las prohibiciones de entrada a los estadios, que pasarán de tres a cinco años y hasta diez para los casos más graves", anunciaron las partes reunidas en un comunicado conjunto.

"En 2007 se había optado por reducir las sanciones pero esta medida se retira por la intensidad de los enfrentamientos y de las infracciones", añadieron en el texto.

La temporada pasada se registraron problemas muy graves, incluyendo los enfrentamientos en una eliminatoria etre el club de Karlsruhe (segunda división) y el de Ratisbonne (tercera), que se cobró 75 heridos, entre ellos 18 policías, a mediados de marzo.

"Este es un paso importante, que los clubes se comprometan, las medidas se necesitan con urgencia y todo el mundo debe ser responsable y comprometerse a mejorar la seguridad", señaló el presidente de la DFB, Wolfanga Niersbach.

Las partes reunidas decidieron mantener las zonas en las que se siguen los partidos de pie en los estadios, prohibido en muchos países, por "ser una parte fundamental de la cultura de los aficionados al fútbol alemán".

Sin embargo, el ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich advirtió de que si persisten los incidentes en los estadios, esta concesión podría ser también revisada.

"Tenemos claro que queremos una aplicación seria de lo que se ha decidido. De no ser así, pondremos en marcha otras medidas adicionales", comentó el ministro al final de la reunión.

"Para que nosotros podamos mantener las plazas para seguir los partidos de pie, los aficionados deben entender la gravedad de la situación y respetar las normas en los estadios", explicó Rainer Koch, vicepresidente de la DFB.

"No es muy inteligente amenazar a los aficionados con una pistola para tratar de forzarlos", señaló Robert Pohl, de la asociación Unsere Kurve, que dice representar a más de 300.000 aficionados alemanes, a la agencia SID, filial de la AFP.

Las bengalas siguen estando prohibidas y los clubes tienen la postedad de castigar a los grupos organizados de seguidores quítandole el cupo de entradas reservadas si no cumplen esta medida.

Además, el fúbol alemán aumentará en un 50 por ciento el presupuesto para la seguridad en los estadios, con el fin de liberar parcialmente de este gasto a las administraciones locales.
Opiniones (0)
22 de febrero de 2018 | 22:47
1
ERROR
22 de febrero de 2018 | 22:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve