Siguen las  protestas en Cañuelas 

Un grupo de habitantes de la ciudad de Cañuelas permaneció parte de la madrugada de hoy en la puerta de la municipalidad para reclamar el esclarecimiento del doble crimen de Leonardo y Marcelo Massa, hermanos comerciantes asesinados el domingo a la noche. La presencia de los vecinos en la comuna provocó que recién poco después de las 23 la intendente local, Marisa Fassi declarara que se encuentra "comprometida para esclarecer el caso".

Fassi estuvo acompañada por el ministro de Justicia y Seguridad provincial, Ricardo Casal, quien anunció un refuerzo policial en la zona con la creación de una subdivisión de investigaciones, la instalación de una Comisaría de la Mujer y el establecimiento de la Policía de Investigación Rural.
 
"Todos estamos conmovidos. Estamos trabajando desde anoche sin dormir, no es fácil. Realmente para nosotros es muy doloroso y sentimos el dolor de los vecinos", comentó Fassi ante el reclamo de los habitantes.
 
Al respecto, la jefa comunal indicó que en los últimos días había mantenido reuniones con la policía local y la Patrulla Urbana para revisar la estrategia de seguridad ante algunos hechos delictivos que habían ocurrido. "Sucedió lo que nunca hubiéramos querido", admitió.
 
Tras las palabras de la intendente, los vecinos permanecieron hasta las 2 de la madrugada de hoy en el interior del municipio a la espera de más respuestas políticas y judiciales.
 
En la vereda del edificio comunal, en tanto, colocaron flores y velas en homenaje a los hermanos Massa. Hoy a la mañana, a las 9, anunciaron una nueva movilización por el centro de Cañuelas.
 
"Mesa de trabajo"
 
El jefe de la policía provincial, Hugo Matzkin, salió ayer a las 15:50 hasta la puerta del Palacio Municipal local para dialogar con los  manifestantes reunidos allí desde la mañana para reclamar Justicia.
 
"Estamos respondiendo el pedido que ustedes mismos nos hicieron. Si nos permiten un segundo, por favor", comenzó a explicar Matzkin por un micrófono mientras retumbaban los aplausos de reprobación y los silbidos.
 
"La mesa (de trabajo) que se ha formado en Cañuelas tiene dos sentidos: primero, esclarecer el hecho; y segundo, atender todas las necesidades de seguridad", indicó el superintendente.
 
En ese momento, un grupo de manifestantes comenzó a insultar y un hombre visiblemente exaltado protestaba porque la comisaría local "tiene sólo tres policías".
 
"Todas las instancias del mejoramiento de la seguridad las vamos a llevar adelante", alcanzó a decir Matzkin antes de pasarle el micrófono al titular de la jefatura Departamental San Vicente, Ariel Morlini, quien remarcó que se conformó "una mesa de trabajo" con las autoridades ministeriales.
 
"Estamos reunidos con el ministro de Justicia (y Seguridad Ricardo Casal), el jefe de Policía, el jefe regional, todos preocupados y consternados por este hecho. Y les prometemos y estamos trabajando para el esclarecimiento. Les pido que nos ayuden", indicó el jefe Morlini.
 
Al tiempo que los manifestantes seguían aplaudiendo y gritando consignas como "¡que se vayan!, ¡que se vayan!" y "¿Marisa dónde está?", en referencia a la intendenta Marisa Viviana Amalia Fassi.
 
"Estamos trabajando. Allanando lugares y tratando de producir la detención de quien corresponda", apenas se oyó concluir a Morlini en medio de un griterío incesante.

Fuente: infobae.com
Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 05:36
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 05:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"