"Un minuto de silencio, para Caruso que está..."

Los jugadores de Quilmes se acordaron de Caruso Lombardi, quien los dejó para irse a San Lorenzo, y festejaron el título con Aníbal Fernández: "Es el equipo del Bigotón...",

El festejo es un desahogo. Ahí brota la alegría más genuina y, también como en este caso de Quilmes, también alguna bronca atragantada. Y la bronca tenía nombre y doble apellido: Ricardo Caruso Lombardi, el técnico que los dejó a mitad de camino para ponerse el buzo de San Lorenzo. El plantel de Quilmes no olvida. Y se notó en la fiesta en el Sur: "Un minuto de silencio, para Caruso que está muerto...", bramaron los muchachos.

Caruso Lombardi, que había agarrado Quilmes cuando estaba hundiéndose en el descenso de la Primera, un año atrás, los abandonó el 2 de abril, cuando faltaban 11 fechas para el final del torneo, y el sueño del ascenso estaba intacto. Hubo que cambiar de técnico a mitad de camino, acomodarse rápido, y soñar hasta el final. Y el ascenso se hizo realidad. Por eso, en medio de los festejos, hubo canciones para un Aníbal Fernández, presidente de Quilmes y senador nacional por Buenos Aires, que acompañó al plantel y dio en la tecla al llevar a Omar De Felippe. Para Caruso Lombardi, ni olvido ni perdón.
Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 17:49
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 17:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"