Ley de Abastecimiento,  paro de camioneros

El gobierno recurriría a la Ley de Abastecimiento por el paro de Camioneros. Así lo anunció el vicepresidente Amado Boudou, quien agregó que el Poder Ejecutivo aplicaría la norma en caso que el gremio que dirige Pablo Moyano afecte la distribución de combustible y alimentos. Así lo hizo el funcionario al participar este mediodía junto al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y al ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, de una reunión de la mesa del trigo

"Si no logramos que haya normalidad y tranquilidad el gobierno va a aplicar la Ley de Abastecimiento. Esto es asegurarle al conjunto de la sociedad que va a poder acceder a todos los bienes y servicios", sostuvo esta mañana el vicepresidente Amado Boudou, ante el peligro de que las medidas de fuerza del gremio de Camioneros por las negociaciones salariales afecten la distribución de productos elementales.
 
Así lo hizo al participar este mediodía junto al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y al ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, de una reunión de la mesa del trigo, en la que fue anunciada la liberación de seis millones de toneladas de ese alimento para la exportación.
 
En ese marco, el vicepresidente remarcó que la herramienta de la conciliación obligatoria "no está cercenando ningún derecho" sino que, "muy por el contrario, está asegurando los derechos del conjunto de los argentinos".
 
En este sentido, subrayó que "desde el gobierno encabezado por Néstor Kirchner hasta esta parte empleadores y trabajadores están discutiendo en paritarias los aumentos salariales y otras condiciones laborales".
 
En ejercicio de la presidencia por el viaje de la mandataria Cristina Kirchner a la cumbre del G-20, en México, Boudou dijo que la herramienta de la conciliación obligatoria permite dar "mucha previsibilidad" al conjunto de los argentinos y, a la vez, posibilitar la discusión salarial "en un clima de total normalidad y paz social", al referirse al conflicto de los camioneros.
 
En este sentido, Boudou consideró que para el gobierno "no era adecuado" que "hubiera sorpresas" para el conjunto de la población y por eso el Ministerio de Trabajo dictó sobre la medianoche la conciliación obligatoria frente al sorpresivo paro dispuesto por el sindicato de camioneros en la rama de combustibles.
 
El secretario adjunto del gremio e hijo del jefe de la CGT, Pablo Moyano, rechazó ayer la contraoferta de las autoridades de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC) y anticipó nuevos paros sorpresivos.
 
"Los empresarios elevaron su ofrecimiento de 18% a 21%, pero es insuficiente, es una burla", dijo Moyano en un breve contacto con la prensa al retirarse de la sede de la cartera laboral tras no alcanzar un acuerdo con los empresarios.
 
 
www.infobae.com
Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 07:19
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 07:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"