Sin expectativas y con amenazas de nuevos paros, Pablo Moyano llegó a Trabajo

"Nos bajamos del 30% sólo si eliminan el Impuesto a las Ganancias", advirtió el líder de Camioneros antes de entrar a la cartera laboral. Está en peligro la recolección de residuos y la distribución de combustible, en caso de que fracase la negociación.

El líder del gremio Camioneros e hijo del jefe de la CGT, Pablo Moyano, arribó este mediodía a la sede del Ministerio de Trabajo donde fue convocado por las autoridades junto a los empresarios del transporte para encontrar una solución a los reclamos salariales y evitar nuevos medidas de fuerza.
 
En las paritarias, el gremio que conduce Moyano pretende como mínimo un incremento de haberes del 30 por ciento, mientras que los empresarios, agrupados en la FADEEAC, contraofertaron un 18 por ciento.
 
"Nosotros seguimos pidiendo el 30 por ciento", afirmó el camionero en un breve contacto con la prensa en la puerta de la cartera laboral, en Callao al 600, en la zona de Congreso.
 
En tal sentido, el hijo del jefe de la CGT, Hugo Moyano, insistió en que "el aumento es justo y los empresarios del transporte están en condiciones de darlo".
 
"La gente está muy caliente (…) nosotros nos bajamos del 30 por ciento si eliminan el Impuesto a la Ganancias", enfatizó el Camionero mientras está en reisgo la recolección de residuos y la distribución de combustibles, en caso de que fracase la negociación.
 
El viernes pasado el traslado de caudales y la recarga de cajeros automáticos para el fin de semana se vio afectada por un paro de 24 horas convocado por el gremio que conduce Pablo Moyano.

Fuente: infobae.com
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 04:35
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 04:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"