Dilemas de Mendoza: secretos y respuestas para cambiar Mendoza

Cuatro políticos se sacaron la corbata, simbólicamente, para hablar desde su propio punto de vista, sin condicionamientos, sobre qué impide que Mendoza avance y qué hay que hacer con los temas centrales de la provincia. Doce puntos de debate

1. ¿Puede Mendoza funcionar sin agua? No y la respuesta fue unánime de parte de los participantes de la mesa de debate del Kato Café convocada por MDZ: Juan Carlos Jaliff, Patricia Gutiérrez, Jorge Tanús y Enrique Vaquié. Este último habló de generar “una revolución del agua” como acto central para cualquier etapa refundacional de la provincia y fue acompañado por el resto de los presentes. Gutiérrez ofreció proyectos concretos: cambiar aprobación de grandes emprendimientos a cambio de impermeabilización de canales. Tanús se inclinó por un acuerdo económico con La Pampa por el agua que nos permita generar infraestructura de riego. Jaliff optó por apoyar, pero también plantear “¿qué hacer con esa mayor cantidad de agua?”.

2. ¿Para qué servirán las expropiaciones de tierras? El gobernador anunció en su primer discurso legislativo que expropiará tierras cuyos propietarios tengan grandes deudas con el Departamento General de Irrigación. Pareció una idea lógica. Pero en la mesa se analizó puntualmente el tema y fue Jaliff quien propuso pensar “¿por qué creen ustedes que esos propietarios no pagaron más su derecho de agua? Porque –respondió entonces- ya no eran rentables. ¿Y entonces –continuó- qué vamos a plantar allí que sí lo sea?”. Un dilema extra: el agua para esas tierras no está en las cuentas de la demanda actual y se van a sumar, cuando no hay oferta suficiente de agua para saciar su necesidad para volverlas a hacer productivas.

3. ¿Mayor oferta de agua para producir qué? Canalizamos, impermeabilizamos, embalsamos y distribuimos agua. Pero, ¿qué plan agropecuario rentable tenemos para ocupar esa agua si actualmente –según se coincidió en la mesa Mendoza a dejado de ser viable para la fruticultura y la vitivinicultura está dejando muy baja rentabilidad centralmente en su etapa industrial?

4. ¿Le damos bolilla a la inviabilidad de mucha producción frutícola o privilegiamos la verdad de que son una gran fuente de empleo? Aquí Mendoza tiene que tomar una decisión: ¿cambiamos la matriz agrícola o la subsidiamos aleatoriamente por sectores, siempre un poco más a quien más pierda, aunque en la cuenta final, perdemos todos? El problema detectado es que la actividad así como está genera muchos puestos de empleo que se perderían sin un plan de remplazo de la actividad y de reubicación de esa mano de obra. ¿Qué le sirve más a la provincia? ¿Lo urgente (que la gente no se quede desempleada) o lo importante (que haya trabajo de mayor calidad y con mayor rentabilidad para todos)? Es un gran dilema siempre que no haya un plan a largo plazo, que no se limite a emparchar los huecos de las crisis cíclicas.

5. ¿Hasta cuándo va a durar la resistencia del vino basada en su calidad? Los invitados coincidieron en que la situación del vino no ha tocado fondo porque todavía hay rentabilidad y empleo en la etapa productiva, aunque las bodegas están viviendo momentos difíciles, condicionados por la política cambiaria, pero también por factores muy diversos. La mayoría de las bodegas ya no son mendocinas: son capitales que buscan éxito y sólo se quedan porque hay un vino de buena calidad. Pero el escaso margen que les queda a la hora de hablar de negocios representa el verdadero fiel de la balanza, y no el espíritu localista, porque no lo tienen necesariamente. Es una actividad económica y no solamente cultural.

6. ¿Si sabemos que el paso Agua Negra es un proyecto kafkiano, por qué no creamos “el Canal de Panamá del Mercosur” en “nuestro” corredor bioceánico ya? Jaliff es taxativo al considerar “imposible” que se haga el paso por San Juan hacia Chile. Por eso adhiere a la idea de Tanús (y de muchos otros dirigentes) de no perder tiempo en transformar al corredor bioceánico, aun antes de que se concrete el Proyecto Aconcagua, en algo tangible con servicios e infraestructura adecuadas que puedan empezar a concretarse con esfuerzo local, apoyo nacional e internacional, pero lo antes posible. Un punto de encuentro: hay que empezar ya.

7. ¿Nadie va a decir que lo único estrictamente prohibido para que haya minería es el cianuro y el mercurio y que, por lo demás, debe considerarse como posible a esta actividad? Tanús, oficialista y presidente de la Cámara de Diputados, admite matices con el resto del Gobierno en este tema. Cree que Mendoza debe abandonar su actitud dubitativa y avanzar en dos puntos: facilitar la instalación de proyectos y en simultáneo, con controles de peso. Gutiérrez es partidaria de fuertes condicionamientos a la actividad y adhiere al principio de que la sociedad a quien le tiene desconfianza es al Estado, por no controlar fechacientemente.

8. ¿Podremos definir a Mendoza como una provincia del “2+2”: agroindustria y turismo sumado a exterminio de la burocracia para remplazarla por controles junto a ser un centro logístico internacional? En este punto, Jorge Tanús promueve que tengamos un estado más asociado a la actividad privada, que impida menos (para que los emprendimientos se puedan poner en marcha) pero que controle más (para que su funcionamiento no perjudique a nadie).

9. ¿Podemos pensar en otra cosa que no sea el tipo de cambio cuando hablamos de competitividad? Enrique Vaquié sostiene que hay que dejar de discutir el corto plazo, pero además, que en lugar de referirnos al tipo de cambio como factor único a ser considerado a la hora de plantear la competitividad, que sumemos a la educación como valor agregado, entre muchos otros que Mendoza debe construir como identidad diferenciadora.

10. ¿Puede Mendoza cambiar la realidad de que la elaboración y ejecución del Presupuesto sea un ejercicio de tan solo dos actores, Estado y empleados públicos? Para Vaquié, ese uno de los secretos del estancamiento de los gobiernos. "¿Por qué no establecer una paritaria para cuatro años?".

11. ¿La empresa provincial de energía puede transformarse en el motor del cambio de época? Tanús está convencido de que sí. La imagina con fuerza en función de la explotación petrolífera, de energías y de la minería, pero antes rompiendo el compendio de exigencias burocráticas que lo impide. Patricia Gutiérrez coincide. Pero Vaquié prefiere no “enamorarse de los instrumentos”. “Si uno quiere conseguir algo, lo puede conseguir con o sin empresa de energía. Hay que quererlo.”

12. ¿Es el gobernador Francisco Pérez el hombre para producir una bisagra histórica? Juan Carlos Jaliff reconoce que “es un hombre que escucha, pero que tiene el mayor problema que puede tener un gobernador: la presidenta con la mayor concentración de poder en la historia”. ¿La respuesta que puede dar a esa condición? “Aminorar los efectos de la situación: en algún momento va a tener que pelearse con Cristina por Mendoza”. Vaquié ve “al Paco”, como le llama, “con objetivos a largo plazo, pero con instrumentos para el corto plazo”.

Daniel Conte, en MDZ Po`lítica

Opiniones (1)
24 de abril de 2018 | 23:12
2
ERROR
24 de abril de 2018 | 23:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo seguiré diciendo: El gobernador (alias Paco), NO TIENE CARACTER NI CAPACIDAD PARA GOBERNAR MENDOZA. Es más, ni siquiera es mendocino. Por lo tanto, tampoco creo que le interese mucho jugarse por esta provincia. Lo dije antes (cuando era candidato), lo digo ahora (que es gobernador) y lo seguiré diciendo, durante los años de gobierno que le queda. Serán, sin dudas, ETERNOS TRES AÑOS Y MEDIO DE SUFRIMIENTO Y POSTERGACIÓN PARA MENDOZA, configurando una nueva frustración peor que con su antecesor. Seguirá la misma línea de sumisión presidencial total, con el agravante de ser más maleable que Jaque. ¡ DIOS SE APIADE DE MENDOZA¡
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec