El gobierno de Paco Pérez no logra desprenderse de urgencias financieras

El Gobierno va a llegar a mitad de año aún con discusiones salariales para el 2012. Necesitan conseguir $1.300 millones extra para cubrir los acuerdos ya alcanzados y los recursos comienzan a agotarse: la Nación envía menos coparticipación de lo que se esperaba.

Llega junio. Mitad de año. Y un tema que casi se consumió el debate en Casa de Gobierno, tal como ha ocurrido con los últimos gobiernos: la discusión salarial.

Francisco Pérez arrancó su gestión con el ceño fruncido por los problemas financieros, al mismo tiempo que se prometía para sí mismo quedar en la historia de la provincia. En los hechos, cada día ha tenido que responder por los problemas que tienen para cerrar la discusión salarial para el 2012 y la necesidad de conseguir la plata lo antes posible, pues en pocos meses comenzará el debate sobre lo mismo, pero para el 2013. Así, la situación atosiga, pues la coyuntura tapa cualquier discusión de fondo.

En el Ministerio de Finanzas traspiran. Están en pleno proceso para conseguir el financiamiento internacional a través de un bono para cubrir el déficit de 1.500 millones proyectados para este año, pero van a tener que ir por más.

Los acuerdos salariales alcanzados hasta ahora le significan alrededor de 1.300 millones de pesos extra al presupuesto. Ese monto debería ser cubierto con mayor recaudación, tanto de impuestos provinciales como del principal aportante: la Nación. El problema es que no hay buenas noticias. La coparticipación federal está por debajo de lo previsto, haciendo “poco sustentable” cualquier ecuación.

En ese contexto, buena parte de los sueños de Paco Pérez comienzan a ser postergados. En la rendición de cuentas de los cuatro primeros meses del año los gastos estuvieron concentrados casi exclusivamente en el día a día. Entre enero y abril se “erogaron” 3.727 millones de pesos en gastos corrientes. Mientras que sólo se ejecutaron 207 millones en “gastos de capital”, es decir, en inversión pública, de los cuales 152  millones correspondieron a obras públicas. Para todo el año hay presupuestados 1.700 millones para obras, por lo que en se ejecutó menos del 10 por ciento. Los números son los que figuran en las planillas oficiales del Ministerio de Hacienda. Gran parte de la “obra nueva” depende de la llegada del financiamiento internacional. y por eso hay licitaciones en espera.

Complicados

En el Gobierno admiten que a principio de año calculaban un aumento de la pauta salarial de entre el 18 y el 20 por ciento. Los acuerdos están por encima, mientras los ingresos caen. Se calculaba que la coparticipación federal aumentaría en alrededor del 25 por ciento comparado con años anteriores. Pero sólo se está incrementando en un 18 por ciento, y podría caer más.

Acá aseguran que la provincia por ahora está en orden. Pero miran en el horizonte lo que pasa con otros distritos y se preocupan. Sueldos que se pagan en cuotas, bonos para pagar a proveedores, atrasos y nubes financieras que hacen extrañar las épocas de vacas gordas. "Estamos bien comparado con otras provincias, con los sueldos al día y sin mayores problemas con los proveedores”, asegura el ministro Marcelo Costa,  que sin embargo se sincera y aclara que si no mejoran algunos números puede haber problemas en el corto plazo.

 

Hoy va a ser un día clave para el Gobierno, pues los trabajadores de la Salud nucleados en Ampros y ATE discutirán la nueva propuesta de aumento salarial. Esta vez llevaron la suba al 17 por ciento, que se suma al 10 por ciento otorgado en enero. Se trata de uno de los sectores más conflictivos de los estatales y que ya tienen en marcha un plan de protestas que cala hondo en la sociedad. Si no hay acuerdo, esta semana no habrá atención normal ningún día, pues el paro anunciado es por 72 horas y en víspera de un feriado.

¿Cuánto gana el gobernador?

Fuera de los números, hay un debate discursivo. El viernes hubo acuerdo con los trabajadores de la Administración Central. Allí desde ATE difundieron que los aumentos serían de entre el 24 y el 35 por ciento del sueldo, sin tener en cuenta el 10 por ciento de enero.

Ese acuerdo generó algunas susceptibilidades, pues el gobernador está incluido en esa negociación. Esa paritaria era seguida de cerca por parte de los funcionarios. Es que todos tienen enganchado su sueldo de lo que gana el gobernador. Además, es una queja constante “los bajos sueldos de los funcionarios políticos”. El vicegobernador gana el 98% del sueldo del gobernador, mientras que los ministros ganan el 94%. Los legisladores también tienen enganchado su salario, pues cobran el 95% del salario del gobernador.

 “El gobernador va a tener un aumento del 35 por ciento, no sé cuál es el monto, pero son dos clase 13”, aseguró Raquel Blas, secretaria general de ATE. La dirigente apunta a usar ese argumento en las discusiones salariales de la Salud.

El ministro Marcelo Costa busca desmentir a Blas asegurando que el sueldo del gobernador va a tener un incremento de alrededor del 25%, teniendo en cuenta el 10% otorgado en enero. Con ese incremento, Paco Pérez va a poder superar los 20 mil pesos, pues como buena parte de la suba va a parar al básico, pesarán sus años de antigüedad en la administración pública. El gobernador ingresó al Estado en 1998 y fue nombrado como efectivo en 2008, cuando era ministro.

 

Mientras el Gobierno aún no puede cerrar los acuerdos paritarios para este año y salir de las urgencias financieras, aún esperan en la gatera los proyectos con los que Paco dice que quiere trascender.

 

Pablo Icardi para MDZ Politica

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 05:16
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 05:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"