Responsabilidad Empresaria y competitividad

"La empresa que adopta la filosofía y la práctica de la RSE tiende a realizar una gestión más consciente y de mayor claridad con respecto a su propia misión. Consigue un mejor ambiente de trabajo; un mayor compromiso de sus empleados; relaciones más consistentes con sus proveedores y clientes y una mejor imagen en la comunidad".

Cada vez son más las empresas que adoptan una gestión ética y responsable, que contemplan no sólo la rentabilidad económica, sino también el cuidado del medio ambiente y el progreso social.

Muchas son las razones que respaldan esta afirmación. En términos generales, puede decirse que a través de estas acciones la propia empresa se beneficia posicionándose a corto plazo con una imagen de reconocimiento y prestigio que le permite competir y diferenciarse en el mercado.

Desde otra perspectiva, es posible visualizar el significado sustancial que estas prácticas de Responsabilidad Empresaria tienen para el futuro del país. Lo cierto es que, independientemente del propio convencimiento de quien dirige la empresa, existen factores importantes que contribuyen a profundizar esta tendencia.

Un ejemplo de ello, se refleja en el incremento registrado en las grandes y medianas compañías que seleccionan sus proveedores, muchos de ellos, micro y pequeños empresarios aplicando criterios de RSE. Este fenómeno se observa también en otros ámbitos: actualmente el acceso a nuevos mercados requiere cumplimentar certificaciones y requisitos que incorporan pautas de responsabilidad social empresaria.

Una gestión basada en principios socialmente responsables, no sólo cumple sus obligaciones legales, sino que genera un compromiso tendiente a establecer relaciones éticas y transparentes con los diferentes públicos. Ello se traduce en una mejor relación con los socios y proveedores, clientes y empleados, gobierno y sociedad. Quien apuesta a la responsabilidad y al diálogo, gana en la fidelización de sus clientes y obtiene el reconocimiento de la sociedad.

La empresa que adopta la filosofía y la práctica de la RSE tiende a realizar una gestión más consciente y de mayor claridad con respecto a su propia misión. Consigue un mejor ambiente de trabajo; un mayor compromiso de sus empleados; relaciones más consistentes con sus proveedores y clientes y una mejor imagen en la comunidad.

Todos estos elementos favorecen la supervivencia y el crecimiento empresarial, disminuyendo el riesgo de mortalidad que suele ser alto entre los nuevos negocios. Al asumir una postura comprometida con la Responsabilidad Empresaria, pequeñas y medianas empresas se transforman en agentes de un profundo cambio cultural, aportando así, a la construcción de una sociedad más justa y solidaria.… Solo hay que decidir empezar.

Siete directrices de la Responsabilidad Empresaria

Para comenzar, la empresa puede concentrarse en una serie de acciones concretas que pueden contribuir a mejorar la calidad de sus relaciones, a saber:

- Adopte valores y trabaje con transparencia
- Valore a sus empleados y colaboradores
- Aporte siempre más al medio ambiente
- Involucre a socios y proveedores
- Proteja clientes y consumidores
- Promueva su comunidad
- Comprométase con el bien común

 

La autora es la gerente de Valos

Opiniones (2)
22 de junio de 2018 | 19:32
3
ERROR
22 de junio de 2018 | 19:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es siempre bueno hacer algo por quien menos tiene, pero desde una empresa comercial muy famosa que se desgarra las vestiduras por sus políticas de RSE, personalmente he visto cómo se seleccionan proyectos, se eligen públicos... hasta desde qué criterios se eligen y descartan las fotos a publicar respecto de la ayuda social que brindan... y decididamente da asco. Adicionalmente, no se pierden ningún cocktail o evento naif donde exponer su compromiso social. Por otra parte, lo que se simula hacia fuera, está muy lejos de practicarse puertas adentro, empezando con el propio empleado de la empresa, a quien tratan como si fuera.... (prefiero no poner nada aquí). Y conozco varios casos similares. Y la gente también. No sostengo que en todos los casos sea lo mismo, tampoco desmotivaría al empresario que quisiera incorporar su empresa a la filosofía de la RSE, pero no puedo dejar de volcar en esta opinión sobre tu nota, la gran carga de hipocresía que veo exteriorizarse a través de la RSE. Y creo que uds, desde Valos, no debieran tomarlo como una cuestión menor, porque la gente no lo toma como algo menor, sino como algo instalado en la misma escencia del gestor del "producto". Mientras no se animen a tomar el toro por las astas, depurando sus propias filas, sincerando la teoría con la práctica, no van a estar "empezando" realmente, y la RSE no va a volverse masiva en Argentina. Muchas gracias. PD: Nunca adheriría a Chavez como un ejemplo a seguir en esto. Pero si de dar un nombre se trata, seguiría el ejemplo del Padre Contreras, quien de su templo hace una empresa, y de su empresa un generador de compromiso y ayuda social: amor al prójimo del bueno, digno de imitar.
    2
  2. CLARO, CLARO...CONVICCIÓN Ó CONVENIENCIA????......PAGARLES ALGUNOS VIAJECITOS A BS AS A LOS POBRES VIÑATEROS COMO HACEN LAS BODEGAS??....Ó UNA RECICLADORA DE PAPEL EN LA PENITENCIARIA, QUE, HAY QUE ESTAR PRESO PARA QUE LOS EMPRESARIOS AYUDEN A LA COMUNIDAD??.... Ó SELECCIONAN MICRO- EMPRESAS PARA PAGARLES CUANDO QUIERAN???....QUE CASUALIDAD QUE LAS EMPRESAS QUE MILITAN RSE SON CASI TODAS GRANDES EMPRESAS, TENDRIAMOS QUE VER SI TODAS ESAS EMPRESAS LE PAGAN A SUS EMPLEADOS EN BLANCO Y SI NO ESTAN EN COOPERATIVAS DE TRABAJO. LA VERDAD QUE PARA EL PRÓXIMO FORO DE VALOS ESTARÍA BUENO QUE INVITASEN A CHÁVEZ, ASI LES DA UN BUEN DISCURSITO DE RSE, PERO DE LA BUENA. BESOS
    1