Crece el número de estadounidenses que renuncian a la ciudadanía por Hacienda

La semana pasada lo hizo uno de los fundadores de Facebook. En el año 2011, 1.780 estadounidenses hicieron lo mismo.

La renuncia la semana pasada de uno de los fundadores de Facebook, Eduardo Saverin, a la ciudadanía estadounidense para no pagar impuestos puede parecer una rareza, pero realmente no es un hecho aislado.

En el año 2011, 1.780 estadounidenses hicieron lo mismo, la mayoría de ellos para no tener que informar sobre sus cuentas bancarias en el extranjero. Según el IRS, la Hacienda estadounidense, esa cifra va en ascenso, ya que se ha quintuplicado desde el 2008, cuando apenas hubo 226 renuncias a la ciudadanía para escapar al fisco.

Hace cuatro años, el IRS lanzó una feroz campaña contra los ciudadanos que ocultan cuentas bancarias en el exterior. Por ley, todo el mundo debe incluir esas cuentas en sus declaraciones de impuestos e informar de sus ganancias. La campaña comenzó con una demanda del IRS contra el banco suizo UBS AG, para que abriera sus archivos e informara sobre sus clientes estadounidenses. Al cabo de unos tres meses de presiones, el Gobierno estadounidense obtuvo una victoria única, al lograr que el banco suizo informara al Departamento de Estado de todos los ciudadanos estadounidenses con cuentas en sus sucursales.

Pero el IRS ha ido más lejos en sus averiguaciones, ya que se está interesando por todos los que reciben dinero del exterior, trabajan para empresas extranjeras o comparten una cuenta con una esposa extranjera.

En abril del año pasado, Peter Dunn, un estadounidense que vive en Toronto, Canadá, renunció a la ciudadanía en el consulado. Según la agencia Reuters, Dunn explicó que su esposa canadiense estaba "muy molesta" con el IRS por exigirle que revelara las cuentas conjuntas de la pareja.

"Las cuentas de mi esposa no son de la incumbencia del IRS", dijo Dunn, quien terminó por hacerse ciudadano canadiense.

Los analistas ya dan por sentado que la cantidad de renuncias a la ciudadanía estadounidense van aumentar en los próximos tiempos. A partir del año que viene, los bancos de todo el mundo deberá informar sobre las cuentas que sus clientes estadounidenses hayan abierto en sus sedes o sucursales en el extranjero.

La reacción de los bancos extranjeros
La presión del Gobierno y el IRS sobre los bancos es tan fuerte, que algunos de ellos han empezado a prohibir la apertura de cuentas de estadounidenses fuera del país.

Para Edward Robbins, un abogado de Beverly Hills, California, especializado en Hacienda, asegura que "no hay duda de que la presión del IRS está llevando a la gente a renunciar a la ciudadanía".

"El IRS está enfrascado en una campaña para presionar por una mayor divulgación de información por parte de personas que tienen cantidades significativas de dinero en bancos extranjeros", explicó Robbins.

El mes pasado en Miami, dos conocidos empresarios del sur de Florida se declararon culpables de ocultar sendas cuentas en la islas Vírgenes británicas.

Antes de que el IRS aumentara la presión, de 200 a 400 estadounidenses renunciaban a la ciudadanía anualmente. Para renunciar a la ciudadanía hay que presentarse a una ceremonia ante una representación diplomática estadounidense y firmar un juramento.

Fuente: elmundo.es
Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 00:44
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 00:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"