¿Qué es el Ashtanga Yoga? Conocé sus beneficios

Su técnica consiste en sincronizar la respiración con una serie de posturas, proceso que desintoxica los músculos y órganos. Así, progresivamente, se consigue purificar el cuerpo, liberar la mente y estimular la creatividad. A diferencia del resto de los yogas, el Ashtanga se supo adaptar al mundo moderno a través de una práctica dinámica y fluida, a la medida de cada persona y cuerpo en particular.

A diferencia del resto de los yogas, el Ashtanga se supo adaptar al mundo moderno y sus necesidades a través de una práctica dinámica, fluida en donde la única norma o consigna es la medida de cada persona y cuerpo en particular. Todos independientemente de nuestra edad y forma física, podemos realizarlo obteniendo beneficios tales como un cuerpo ligero y fuerte, una mente en calma, el desarrollo de un estado de energía mental y la liberación de las emociones.


La técnica del Ashtanga consiste en sincronizar la respiración con una serie progresiva de asanas (posturas), un proceso que produce un intenso calor interno y un purificante sudor que desintoxica los músculos y órganos. Así, progresivamente, se consigue ir aumentando en la dificultad de cada posición con el objetivo de desintoxicar el cuerpo, liberar la mente y estimular la creatividad.

La conexión entre mente, cuerpo y espíritu nos hace más efectivos en la vida diaria, nos equilibra en los pensamientos, nos aporta la calma para hacer frente a las diversas situaciones y nos llena de conciencia universal, lo cual nos vuelve más comprensivos con nosotros mismos y con los demás.

A nivel físico, los resultados que se obtienen de la práctica diaria o semanal están orientados a la unificación de los extremos, idea que nos invita a avanzar hacia un equilibrio entre fuerza y flexibilidad, y nos empuja  hasta el límite de nuestro potencial físico, emocional y espiritual. Al igual que en cualquier situación de la vida, este empuje se transmite hacia nuestras preguntas existenciales, a sentirnos uno con la naturaleza para recibir de buena manera nuestra realidad.

Explorarnos a través de una práctica física continua, como el Ashtanga yoga, que incluye la introspección, nos permite desalentar prejuicios acerca de nuestras capacidades y posibilidades,  estimular el flujo de creatividad interna que cada uno posee naturalmente, lograr ecuanimidad en los pensamientos y acciones y, sobre todo,  nos brinda un estado de calma interna, terreno fundamental para captar la pequeña maravilla de nuestro ser y de cada uno de los seres que nos rodean, inmersa en el bullicio diario de nuestras vidas.


Próximamente se realizará un Workshop de Ashtanga Yoga en Mendoza. Cliqueá aquí para más información.                                           
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 21:32
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 21:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"