España: Repsol crece 12,4% si excluye a YPF de su balance

Repsol saca pecho tras la expropiación de YPF. La petrolera española obtuvo un beneficio neto de 792 millones de euros en el primer trimestre, un 3,5% más que en el mismo periodo del pasado año. Pero el grupo presidido por Antonio Brufau subraya que, excluyendo YPF de las cuentas trimestrales, el resultado crece un 12,4%, con un beneficio de 643 millones hasta marzo. Las acciones de la petrolera cerraron con avances del 8% en bolsa, colocándose entre los valores que más subieron ayer.

La petrolera atribuyó el crecimiento de sus resultados, fundamentalmente, a la mejora de los precios de realización del crudo y del gas de Repsol, con incrementos del 15,5% y 12,1%, respectivamente, a la práctica normalización de la actividad en Libia y a los mayores resultados de la división de gas natural licuado (GNL). El resultado bruto de explotación (Ebitda), sin incluir la filial argentina YPF, aumentó un 10,5% durante el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 1.926 millones de euros.
Repsol explica que, con el fin de dar transparencia y facilitar el análisis de sus resultados, ha decidido presentar también sus principales magnitudes excluyendo la aportación de las actividades de YPF y Repsol YPF Gas durante el periodo, tras la ‘ilegal’ expropiación por parte del gobierno argentino del 51% de su participación en YPF, decretada el 16 de abril.
La producción del trimestre se situó en 323.000 barriles o equivalente de petróleo, en línea con la del mismo periodo del ejercicio anterior, después de que Libia recuperara su actividad y alcanzara niveles equivalentes al 90% de los obtenidos antes del conflicto.
La deuda financiera de la compañía, sin incluir Gas Natural Fenosa ni YPF, se situó en 4.174 millones, esto es, 662 millones menos que en el último trimestre del ejercicio anterior. En este contexto de reducción de deuda, la compañía presidida por Antonio Brufau destaca su “sólida posición financiera” y asegura que su liquidez es suficiente para cubrir en 3,5 veces sus vencimientos de deuda a corto plazo.
Upstream y GNL
El negocio de exploración y producción, o ‘upstream’, registró un resultado de explotación recurrente de 659 millones de euros, lo que supone un incremento del 34% con respecto al del mismo periodo del ejercicio anterior. Las inversiones de explotación se situaron en 610 millones y la partida dedicada a desarrollo se empleó fundamentalmente a la actividad en Estados Unidos, Trinidad y Tobago, Venezuela, Brasil y Libia.
En el área de gas natural licuado (GNL), el resultado de explotación recurrente se situó en 158 millones, frente a 115 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior, muestras que las inversiones se situaron en 11 millones.
La actividad de refino, química y marketing, o ‘downstream’, registró un descenso del 61% en el resultado de explotación recurrente, hasta 82 millones de euros, debido sobre todo a un deterioro en el negocio químico por los menores márgenes, en un contexto de debilidad de demanda.
En todo caso, Repsol, que dedicó 138 millones en inversiones al ‘downstream’, se apuntó un resultado positivo de 9 millones de euros gracias a la mejora en el volumen de destilado y a la mayor optimización de sus instalaciones.

Fuente:cronista.com
Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 04:52
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 04:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"