Falta de mérito para tres directivos de Sol

Los tres máximos directivos de Sol Líneas Aéreas fueron beneficiados con la "falta de mérito" en la causa penal que se sigue por accidente del avión de esa compañía que cayó a tierra en 2011 y causó la muerte de 19 pasajeros y tres tripulantes, en la provincia de Río Negro. Así lo revelaron hoy fuentes judiciales y precisaron que la resolución fue dictada por el juez federal de Bariloche, Leónidas Moldes

El Juzgado Federal de San Carlos de Bariloche, a cargo del juez Leónidas Moldes, dictó la falta de mérito para procesar o sobreseer a Danilo Alberto Pojmaevich, Horacio Gabriel Angeli y Juan Alberto Nyffenegger, gerente, presidente y vicepresidente de la compañía, respectivamente. Es decir que los ejecutivos permanecen en una situación intermedia, entre el sobreseimiento y el procesamiento.

Para el juez, por el momento, "el cúmulo de evidencias y en especial la peritación no han aportado razones para incrementar el grado de sospecha" sobre los ejecutivos.

Los directivos fueron acusados por una de las querellas por la comisión del delito previsto en el artículo 190 del Código Penal, que reprime al que "a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una nave, construcción flotante o aeronave" a su vez calificado por el resultado muerte según el último párrafo del mismo texto legal. Asimismo, se había requerido que sean citados a declaración indagatoria.

Según la "caja negra" analizada por la Junta de Investigaciones de Accidentes de la Aviación Civil, los pilotos comentaron minutos antes de la tragedia que la pérdida de altura se debía a que "no sirve este avión para esta ruta" y lamentaron que los dueños de Sol Líneas Aéreas "no lo quieren entender". "Es como que está pegando hielazos por todas partes", "Carga mucho. Carga más de lo que desprende", "Yo tengo abajo en el medio, viste. No lo desprendió bien", se escuchaba decir a Juan Raffo y Adriano Bolatti al comentar el hielo formado sobre la máquina. "Mirá boludo el bodoque que se te formó, no lo puedo creer", dice uno de ellos, mientras el otro responde: "Un poquito en el parabrisas, podemos hacer una estalactita".

En tanto, el otro agregó: "¿Sabés lo que debe ser la panza del avión?" "Nos tendríamos que haber quedado Juan hoy, era para que se rompa el avión, te quedás cuando está lloviendo, frío", dijo uno de los tripulantes a las 20.52, dos minutos después del último contacto con la torre de control, en el que pedían permiso para descender.

La pericia reveló que su compañero sostuvo 10 minutos después: "Estos no saben lo que es volar en esta zona con estos aviones, te estoy hablando de estos aviones". La aeronave matrícula LV-CEJ, un Saab 340 A a hélices de la empresa Sol Líneas Aéreas, despegó el 18 de mayo de 2011 del aeropuerto de Neuquén, en vuelo a San Carlos de Bariloche pero al sobrevolar el paraje Prahuaniyeu, en Río Negro, se precipitó a tierra, donde se calcinó por completo..


www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 13:17
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 13:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"