Escuchar, el verbo que ayudará a que el oficialismo no se ponga colorado

“Se reserva, pues, para el Estado, el derecho de vigilar toda explotación de esta fuente de riqueza pública, a fin de evitar que el interés particular no la malgaste, que la ignorancia o precipitación la perjudique, o la negligencia o la incapacidad económica la deje improductiva, para lo cual se adoptan en el proyecto disposiciones que fijen y garanticen un mínimo de trabajo y de las formas convenientes de realizarlo”.
 
Pensarán ustedes, amigos lectores, que esas palabras pertenecen a los fundamentos del proyecto enviado al Congreso, pero no es así. Se trata de lo que en septiembre de 1919 dijera Hipólito Yrigoyen en ocasión de remitir a esta Cámara la iniciativa para la estatización y creación de YPF.
 
Desde la Unión Cívica Radical también podríamos contar, por lo breve y contundente, aquella anécdota según la cual el entonces presidente Arturo Illia recibió por sólo cinco minutos a Averell Harriman, enviado de John F. Kennedy, cuando se intentó ejercer presión respecto de la anulación de los contratos petroleros. Illia le dijo “esta es una decisión soberana del Estado argentino” y muy amablemente lo acompañó a retirarse.
 
También podríamos reproducir el brillante discurso del entonces diputado nacional Raúl Baglini, quien junto con todo este bloque, se opuso férreamente a aquel famoso proyecto privatizador de los 90´.
 
Incluso, podríamos relatar lo que desde la Unión Cívica Radical dijimos hace muy pocos meses al gobernador de Mendoza ‑siendo ese gobierno muy amigo de YPF y de Repsol‑ en ocasión de que, sin mediar exigencia alguna, se prorrogaran por diez años las concesiones petroleras. Allí también estuvo el radicalismo diciéndole que no lo hiciera, que llevara a cabo una auditoría, que controlara, porque ya sabíamos que no estaban haciendo bien las cosas.
 
Ustedes quizá pensarán que digo esto para aferrarme al pasado, pero en verdad hoy ningún sentido tendría que nos echáramos cosas en cara sin mirar el futuro. Formulo estos conceptos, para intentar –una vez más‑ que el kirchnerismo reconozca en el nuestro al único partido que supo, sabe y sabrá lo que hay que hacer en relación con YPF y la política energética.
 
Ojalá mis palabras sirvan para entender que lo que propusimos en ocasión del tratamiento del proyecto en particular, tiene el único sentido de lograr un proyecto que sirva a los argentinos y que no encuentre nuevamente al peronismo teniendo que arrepentirse de lo que hizo, dentro de unos años.
 
A los argentinos no les alcanza que hagamos cosas y a los años o meses vengamos a pedir perdón. Por eso, sencillamente con mis palabras quiero volver a decir al oficialismo y a la presidenta de la Nación, si es que me escucha, que no nos alcanza con que agradezca en sus discursos nuestro acompañamiento. Ojalá aproveche la oportunidad de que la oposición la acompañe para saber recibir todos los proyectos que nosotros queremos, que en razón de la falta de tiempo no tendría sentido mencionar.
 
Así, estaremos evitando a los argentinos un nuevo fracaso, y a muchos funcionarios y diputados del oficialismo, tener que pedir muy prontamente perdón. 
 
                                                                                                                                                                                    Mariana Juri
                                                                                                                                                                               Diputada nacional UCR
Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 02:51
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 02:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"