Investigan si hubo un entregador en el millonario golpe boquetero

En base a esa hipótesis, el fiscal a cargo del caso comenzó a citar a empleados de la agencia de viajes y turismo de donde un grupo de ladrones se llevó más de un millón y medio de pesos que había en una caja de seguridad.

Buenos Aires. La Justicia comenzó a investigar si hubo un entregador en el robo a una agencia de viajes y turismo del barrio porteño de Monserrat, de donde un grupo de ladrones se llevó más de un millón y medio de pesos que había en una caja de seguridad, a través de un boquete.

En base a esa hipótesis, el fiscal a cargo del caso, Pedro González, comenzó a citar a empleados de la firma Longueira y Longueira para que detallen los movimientos habituales de la agencia, informaron a Télam fuentes judiciales y policiales.

En los primeros avances que registra la investigación, los pesquisas determinaron que los ladrones -que serían entre tres y cinco- tenían datos precisos, entre ellos que había tres cajas y que el dinero se encontraba sólo en una, de igual color que otra.

Por ese motivo, la banda comenzó a trabajar con un soplete en una de las cajas, pero a poco de iniciar el trabajo y advertir que en esa no había efectivo, pasó a la otra, del mismo color y a la tercera ni la tocaron, aseguraron los voceros.

Ese detalle es uno de los que más llamó la atención de los investigadores y por eso tienen la sospecha de que algún ex empleado o uno actual haya aportado el dato a alguna banda experta en este tipo de robos.

Por eso, también se está buscando información de hechos similares a este ocurridos en la Capital Federal o el conurbano bonaerense para tratar de establecer algún patrón común con otros hechos.

Mientras tanto, el fiscal aguarda que la División Rastros de la Policía Federal le entregue los informes de distintas huellas encontradas en la agencia, situada en la avenida Belgrano 1824, entre Entre Ríos y Combate de los Pozos.

El robo a Longueira y Longueira, una empresa pionera en viajes a Europa con más de 70 años de actividad en el país, se concretó entre el sábado pasado al mediodía y el domingo a la mañana, según pudieron reconstruir los investigadores.

Los "boqueteros" ingresaron primero al garage lindero, que no está funcionando, para lo cual cortaron parte de la persiana enrejada y extendieron una lona verde para impedir la visibilidad desde la calle.

Una vez adentro del lugar, hicieron un boquete en la medianera que da a la agencia de viajes, pero el sitio elegido fue exactamente detrás de una mampara que separa la zona de atención al público de las oficinas y que impide la visión desde las vidrieras.

Entre las múltiples herramientas usadas, la policía halló un taladro muy potente y por eso el fiscal también citará a vecinos de los departamentos aledaños porque cree que es imposible que no hayan escuchado nada.

El robo fue descubierto ayer a las 6:30 cuando entraron a la agencia dos empleados, y la suma robada está estimada en un millón y medio de pesos, aunque aún no se realizó el arqueo definitivo.
Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 15:18
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 15:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"