Almeyda: "La foto con la camiseta de Boca es falsa"

El técnico de River, Matías Almeyda desmintió categóricamente a aquellos que lo tildan de hincha de Boca: “Le han puesto amarillo a una camiseta de un club de mi Ciudad que era azul”

n diálogo con Un Buen Momento de Radio La Red, Matías Almeyda revolvió su pasado y dejó en claro una cosa: “Yo vengo de una ciudad donde veía el fútbol desde muy lejos y me hice hincha de River, amo a River y lo digo con sentimiento, no necesito vender humo”. Al mismo tiempo, el “Pelado” desmintió a aquellos que aseguran que era “Xeneize” cuando era niño: “Hay fotos en internet en las que le pusieron una camiseta de Boca arriba de una azul de Cemento Armado (club de su ciudad natal, Azul)”.

Y para darle un fin al tema, advirtió que “nunca dirigiría a Boca porque me debo a River” y sentenció: “Para mí River tiene mucha más gente que el resto de los equipos, lo demuestra en todas las provincias, por recaudación y por presentación en cada estadio de local o visitante. Está marcando algo histórico”.

Pero no solamente a esa etapa de su pasado se remontó Almeyda, sino que también recordó el oscuro período en el que River fue cayendo lentamente hasta quedar en Promoción y descender: “Después del partido con Olimpo quedó marcado que íbamos a jugar la Promoción. Jugamos muy mal y con miedo escénico. Después de eso, la pelota era una bola de fuego”. Uno de los protagonistas de aquel momento fue el “Negro” López, técnico en aquel momento, a quien Matías le tiene un gran aprecio: “A J. J. lo respeto un montón. Cargó con muchas cosas que venían desde hacía tiempo y le puso el pecho. El final lo marcó y no debería ser así. Lo invitaría a presenciar el ascenso en caso de que nos tocara”.

Pero el entrenador de River también se refirió al presente, que lo ve en la segunda posición de la tabla de la B Nacional: “No nos está sobrando nada y no nos podemos equivocar. Espero que el tiempo me dé la razón llevando a River a la A”. También aduló el buen momento del “Maestrico” González y sobre Lucas Ocampos, quien perdió su lugar, expresó: “Si jugara bien las 38 fechas a los 17 años sería Pelé; hay que protegerlo de tanta presión”.

Por último, puso signos de interrogación a su futuro: “No hablo de mi renovación porque no quiero, tenemos que pensar en hoy. Si pensáramos en quién se va a quedar y quién se va a ir nos jugaría en contra”. Y de cara al compromiso del próximo domingo, avisó: “Hay que ir partido a partido de verdad, no de la boca para afuera. Aldosivi nos está esperando con cuchillo y tenedor”.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 18:16
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 18:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"