La salud de tus mascotas: quiropraxia para animales

Para celebrar el Día del Animal, te presentamos una nueva forma de cuidar la salud y lograr un bienestar completo para perros, gatos, y caballos especialmente. Porque una columna alineada, tanto en humanos como en animales es garantía de un organismo que funciona al cien por ciento de su capacidad. Porque ellos también pueden gozar de una salud plena gracias al cuidado quiropráctico.

El cuidado quiropráctico para mantener y mejorar la salud y el rendimiento de animales es una nueva opción en Argentina, aunque está actualmente muy difundida en otras partes del mundo. “La quiropraxia es esencial para cuidar la salud de los animales y la entendemos como algo mucho más amplio que sólo la ausencia de síntomas; es un estado de bienestar físico, emocional y espiritual”, explica la Dra. Emmanuelle Vandendriessche.

La quiropraxia detecta y corrige las subluxaciones vertebrales, mucho antes de la aparición de degeneración y patologías. El ajuste quiropráctico es un movimiento de alta velocidad y baja amplitud, en una articulación específica y con una dirección especifica. La quiropraxia restaura la buena función de la columna vertebral y del sistema nervioso. Si el sistema nervioso funciona de manera óptima, el cuerpo llega a la salud óptima.

“La salud se expresa a través del sistema nervioso. El sistema nervioso controla y regula absolutamente cada célula en el cuerpo. Cada célula en el cuerpo depende del buen funcionamiento del sistema nervioso” explica el Dr. Diego Mellino Fundador y Director de La Clínica de la Columna.

El sistema nervioso está compuesto por el cerebro, la medula espinal y los nervios. La información que emite cerebro pasa luego por la medula espinal y por los nervios hacia los músculos, tendones, piel, vísceras, órganos, glándulas, etc. A su vez, la médula espinal está protegida por la columna vertebral. La columna cumple la función de ser el eje del animal, por lo tanto la salud del éste depende de la buena alineación de su eje, como una columna de piedritas superpuestas en equilibrio.


“Cuando el animal está sujeto a fuerzas desde afuera, golpes, caídas, entrenamiento excesivo, mala montura, transporte, parte y nacimiento, medicamentos, cirugía, etc., la columna vertebral recibe estas fuerzas y las vértebras se pueden subluxar. Una subluxación vertebral altera el flujo nervioso desde la médula espinal a todas las estructuras del cuerpo, como un pie encima de una manguera de agua” agrega la Dra. Emmanuelle Vandendriessche, médica veterinaria y doctora en quiropraxia.


La compresión nerviosa, causada por la subluxación vertebral, impide la óptima función de las estructuras corporales, ya que no reciben los impulsos neurológicos adecuados. Esta situación causa degeneración, daño, dolor e inflamación. Aunque una subluxación puede existir sin síntomas, el animal puede expresar las subluxaciones mediante dolor sin patología diagnosticada, apatía, cambio de comportamiento, cambio de postura, menor performance, falta de coordinación, rigidez, cojera, atrofia muscular, dificultad para saltar o entrar en el coche, historia de problemas ortopédicos como displasia de cadera, problemas después de cirugía, dificultad haciendo movimientos laterales en la equitación, rehúso a saltar obstáculos, galope trocado, dificultad de reunirse a la hora de la monta, etc.

“El primer paso en el proceso de recuperación de la salud es quitar el pie de encima de la manguera, para permitir de nuevo el buen flujo neurológico hacia todas las células del cuerpo. En éste sentido, el cuidado quiropráctico es fundamental para cuidar y mantener la salud tanto de los animales”, finaliza esta doctora belga que adora a los animales tanto como a la quiropraxia misma.


Bases de la quiropraxia

Una columna correctamente alineada, sin subluxaciones vertebrales, es fundamental para que haya una excelente comunicación en el sistema nervioso central, que es el órgano que controla y coordina el funcionamiento de todo el cuerpo. Cuando hay alguna interferencia en el sistema nervioso, se produce el mal funcionamiento de un órgano, tejido o célula lo que provoca diversos síntomas y afecciones. Suelen ser los más comunes el cansancio, dolores en general, mareos, vértigo y enfermedades. Pero, pueden manifestarse también en cualquier otra parte del cuerpo que habitualmente no se relacionaría con la correcta alineación de la columna.

Estas desalineaciones de la columna tiene su origen en las denominadas “Subluxaciones vertebrales”, definidas por la quiropraxia como la desalineación de alguna de las vértebras de la columna que interrumpen o disminuyen el flujo del impulso del sistema nervioso. Las causas que las producen son variadas, siendo la más habitual el estrés. Para la quiropraxia existen 3 tipos de estrés: Químico, Físico y Emocional. El estrés químico resulta de una mala alimentación, consumo de tabaco, alcohol, drogas, contaminación ambiental y otros factores del entorno. Generalmente produce una reacción no satisfactoria en el cuerpo lo que libera radicales libres, producto del envejecimiento temprano de las células y órganos.

Por su parte, el estrés físico está directamente relacionado con las actividades diarias del cuerpo. Largas horas frente a la computadora o al televisor, posturas incorrectas que se toman mientras se duerme, golpes, accidentes y movimientos bruscos son algunos de los factores que pueden desencadenarlo. Finalmente, el tercer tipo de estrés y que se estima afecta a casi el 95% de la población, es el estrés emocional: conflictos laborales, sociales, de pareja, climáticos, económicos; diverso, universal y silencioso como sus pares, es el que más consecuencias ocasiona al no tener un factor determinante que lo manifieste en el organismo.

La quiropraxia toma un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios. La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aun más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida.

Asesoraron: el Dr. Diego Mellino, Fundador y Director de La Clínica de la Columna y la Dra. Emmanuelle Vandendriessche, médica veterinaria y doctora en quiropraxia -de nacionalidad belga-, creó la Academia Internacional de Quiropráctica Animal.

Agradecimiento: Virginia Ballesteros

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 23:50
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 23:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"