Se tensa la relación España - Argentina

El gobierno de Mariano Rajoy condenó la decisión del Ejecutivo nacional y anunció que en los próximos días adoptará medidas “contundentes”

Cristina Kirchner envió al Congreso un proyecto de ley para expropiar el 51% de las acciones de Repsol. El ministro de Planificación, Julio De Vido, fue designado interventor de la petrolera por 30 días. El gobierno de Mariano Rajoy condenó la decisión del Ejecutivo nacional y anunció que en los próximos días adoptará medidas “contundentes”. Hoy, Madrid mantendrá una reunión con el embajador argentino en España

La histórica relación bilateral entre la Argentina y España vive su momento de mayor tensión, e incertidumbre, luego de que ayer el Gobierno nacional anunciara que se declarará de "utilidad pública" al patrimonio de YPF Sociedad Anónima y adelantara que estará "sujeto a expropiación el 51 por ciento" de las acciones que la española Repsol posee en la petrolera.

Actualmente, el total de las acciones de la compañía se distribuyen de la siguiente forma: 57.43% en manos de Repsol, 0.02% posee el Gobierno, 25.46% tiene el Grupo Petersen y 17.09% cotiza en Bolsa y está en manos de diferentes inversores.

"El modelo no es de estatización, que quede claro, sino de recuperación de la soberanía y control de un instrumento fundamental", dijo la primera mandataria.

Cristina Kirchner indicó que la firma "no será manejada por un grupo empresario nacional ni internacional, sino por el Estado nacional", y garantizó que la compañía será "rentable".

España consideró el proyecto como "una decisión hostil", que "rompe el clima de cordialidad y amistad" entre ambos países, dijo el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Madrid anunció que tomará "medidas claras y contundentes en defensa de los intereses legítimos de Repsol y de todas las empresas e intereses españoles en el exterior", agregó García-Margallo.

El funcionario adelantó además que el presidente Mariano Rajoy aprovechará su viaje de hoy a México "para hablar con nuestros aliados en América Latina". Y recordó que México tiene "diferencias" con la Argentina por su "proteccionismo a la importación de automóviles".

Anoche, el presidente de México, Felipe Calderón, calificó la propuesta de estatizar YPF de "poco responsable".

Repsol, por su parte, consideró "ilícita y gravemente discriminatoria" la expropiación y acudirá a la Justicia.

"Repsol considera que la medida anunciada es manifiestamente ilícita y gravemente discriminatoria, que no se ha justificado de forma alguna la utilidad pública que se persigue con la misma y que supone un patente incumplimiento de las obligaciones asumidas por el Estado argentino en la privatización de YPF", denunció la compañía en un comunicado.

El proyecto de ley comenzará a ser debatido desde este mediodía en el Senado. El oficialismo y sus aliados son mayoría en ambas cámaras del Congreso, lo que garantizaría la aprobación de la ley. La iniciativa establece que "de las acciones sujetas a expropiación (51%), el 49% se distribuirá entre las provincias integrantes de la organización de estados productores de hidrocarburos", indica el texto elaborado por el Gobierno.

El Tribunal de Tasaciones de la Nación será el organismo que ponga el precio que se pagará a los accionistas, según la declaración oficial.

Apenas se conoció la noticia, la cotización de las acciones de YPF sufrió fuertes bajas en las bolsas de Buenos Aires y Nueva York, por lo que terminó siendo suspendida.

La Comisión Europea, de su lado, había exhortado el viernes a la Argentina a respetar "sus compromisos internacionales sobre la protección de las inversiones extranjeras en su territorio, y nos mantenemos al lado de España", dijo el viernes el vocero de la UE, Olivier Bailly.

La Presidente había cuestionado la política de Repsol-YPF con el argumento de que bajaba año tras año su producción de gas y petróleo, y que la Argentina se vio forzada a importar combustibles por unos 9.300 millones de dólares en 2011, casi el doble que el anterior, según cifras oficiales. En las últimas semanas, seis provincias le retiraron a la compañía la concesión sobre 16 áreas de explotación.

Repsol-YPF es el mayor productor local de hidrocarburos y líder del mercado de combustibles con el 54% de la refinación. Sin embargo, un documento de las provincias petroleras señaló que la compañía "redujo un 30%-35% su producción de crudo en los últimos años y más del 40% la de gas".

El documento señaló que "la caída de la producción de todas las empresas de gas y petróleo fue del 11% y el 18%, respectivamente". La producción petrolera global del país se ubicó en 2011 en los 796.000 barriles diarios, casi sin variantes comparada con 2009 y 2010, según el ministerio de Economía.

La petrolera negó las acusaciones y prometió concretar "las inversiones más importantes que esta compañía realizó en su historia", con una "previsión de 15.000 millones de pesos (3.400 millones de dólares) para este año".

Tras el anuncio de expropiación, antes de que concluyera el día, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, sostuvo que la Argentina “tendrá que justificar y asumir su decisión” y defendió un modelo energético de "competencia y acceso al mercado".

"Las decisiones tomadas por los diferentes países son decisiones que ellos deben justificar y deberán vivir con ellas", declaró Clinton en conferencia de prensa en Brasilia, donde fue interrogada sobre la decisión argentina.

"Esta decisión será muy debatida, y con razón. Un mercado abierto de energía y commodities es el mejor modelo de competencia y acceso al mercado", agregó Clinton, quien dijo desconocer los detalles sobre la decisión argentina.

Clinton insistió en que un modelo de "apertura al exterior, de acceso al mercado" ya fue "probado" como "el mejor en el mundo entero". La agencia de calificación crediticia Fitch redujo a su vez la calificación para la deuda en moneda local de YPF a "B" desde "B+" y la nota a escala nacional de "AA+ (Arg)" para "AA(Arg)".

La baja en la calificación refleja "el reciente anuncio del gobierno argentino de que tiene intenciones de presentar un proyecto de ley para nacionalizar YPF", señala la agencia en un comunicado.

Reunión en Madrid

Frente a esta coyuntura, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, convocó al embajador argentino en España, Carlos Bettini, para trasladarle el malestar del Gobierno español.

La reunión tendrá lugar al mediodía en el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, informaron fuentes de este departamento.

El ministro español ya había convocado al embajador argentino el pasado viernes para expresarle su queja ante los rumores sobre supuestos planes gubernamentales para tomar el control de la compañía a través de la expropiación de acciones.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 09:05
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 09:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"