Premio Best Pack para el aceite de oliva más caro del mundo

Materiales de reciclaje y de lujo se asocian para revelar este aceite único. El envase, de porcelana blanca, está especialmente diseñado para preservar las propiedades y para que cada gota resbale lentamente por el dispensador, favoreciendo el retorno del aceite y su visualización emotiva. En contraste con la esbelta botella, una estructura de láminas de cartón cubre el producto sin ningún adhesivo.

El aceite de oliva más caro del mundo tiene también un embalaje de prestigio. El packaging ecosostenible de la versión verde de El Mil del Poaig fue galardonado con un Best Pack, el único premio dedicado al marketing alimentario.



Materiales de reciclaje y de lujo emprenden una “joint venture” para revelar este aceite de oliva único, con notas aromáticas a hierba cortada, nueces y almendras. Floral, intenso, ligeramente amargo y picante, dulce, fluido, delicioso… Un aceite con clase y packaging ecológico.



Inspirándose en las palabras de Miguel Ángel “Todo bloque de piedra guarda una estatua en su interior; la labor del escultor es descubrirla. Vi el ángel en el mármol y esculpí hasta liberarlo”, CuldeSac creó un envase que respira leyenda en porcelana tradicional blanca.


Está especialmente diseñado para preservar sus propiedades con su total opacidad y su perfecto balance térmico, pero también para que cada gota resbale lentamente por el dispensador, favoreciendo el retorno del aceite y su visualización emotiva.


En contraste con el esbelto diseño de la botella, una estructura de láminas de cartón ligada con termosellado cubre el alma del producto sin aplicar ningún tipo de adhesivo.

“Deshojando los pétalos de este exclusivo packaging” se descubre El Verd del Poaig, un perfecto maridaje de lujo y sostenibilidad.

Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 07:25
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 07:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"