Hay que pasar el otoño en Mendoza: ya se han suspendido licitaciones

La falta de recursos obligó a dictar restricciones al gasto y ya se suspendieron licitaciones, como la compra de equipos para la policía. Ante la falta de ayuda nacional, apuestan al aumento de la recaudación y preparan el lanzamiento del escrache a morosos en la calle con tarjeta roja para deudores.

Para Francisco Pérez es un karma desde que asumió como gobernador. Antes de hablar de sus “sueños como hacedor”, Paco tuvo que anunciar ajuste y hacer economías internas, a la manera de una celosa ama de casa. Por eso el Gobierno se ajustó algunos cinturones y, aunque no lo dicen con esas palabras, esperan "pasar el otoño" para reevaluar el estado de las cuentas públicas.

La falta de recursos y las medidas adoptadas para intentar pasar la tormenta se sienten en hechos concretos. Como parte de ese contexto, ya hay licitaciones suspendidas y contrataciones a la espera. Mientras tanto, rezan a las entidades internacionales de crédito y a la voluntad de pago de los mendocinos para que aumente fuertemente la recaudación este año y así, amortiguar el crecimiento del déficit proyectado. Para ello, en Rentas ya preparan la “tarjeta roja” para escrachar a los morosos. Aunque al parecer con eso solo no alcanza: el año pasado la recaudación aumentó casi el 50%, pero el año terminó con un rojo enorme y sin plan para cubrirlo.

En el segundo semestre el Gobierno espera tener asegurado los 1500 millones para cubrir el déficit; ya estarán cerradas las paritarias y se sabrán los recursos reales que hacen falta y también a mitad de año llegará el vencimiento del Decreto de restricciones presupuestarias, que, según la situación, podría flexibilizarse o generar mayores ajustes.

Hablar de cuentas públicas es aburrido. Pero cuando las ecuaciones complican planes y situaciones de la vida cotidiana, mejor prestarle más atención. Algunas obras públicas pensadas para ejecutar y que están a la espera de tener garantizado el financiamiento para ser licitadas. Por ahora las únicas que han salido han sido las de mayor repercusión: las viviendas. Claro que se trata del paquete de casas que tienen recursos asegurados por la emisión del bono del IPV.

Tarjeta roja a los morosos

En el plan de conseguir más plata, el gobierno ya tiene casi listo el plan de escrache para los morosos de impuestos patrimoniales. Habrá una “tarjeta roja” para quienes deban la patente y “carta verde” para los cumplidores. A esa tarea estarán dedicados los inspectores juniors que contratarán en la Universidad Nacional de Cuyo. Por ahora se sabe que buscarán al azar, pero no está claro si también hay un plan para los grandes deudores crónicos, que suman una bolsa de más de 500 millones de pesos y que, en su mayoría, se trata de grandes empresarios.

Lo cierto es que más allá de esa búsqueda de cumplimiento la principal apuesta es que surtan efecto los aumentos a los impuestos y que la actividad económica no se resienta. Es que gran parte de la recaudación depende de los impuestos relacionados con el movimiento de la economía y las transacciones, como son ingresos brutos y sellos.

El año pasado, con los cambios implementados en esos rubros, se produjo un fuerte crecimiento en la recaudación. Incluso en Ingresos Brutos la suba superó el 60 por ciento.


A pesar de ese crecimiento en la recaudación, nada alcanzó para cubrir los gastos y se arrastraron pesadas deudas.

Hay estudios que indican que este año puede ser más complicado de lo esperado. “Las perspectivas para el año 2012 son de una desaceleración por el lado de los ingresos. Esta situación y la frágil situación fiscal a nivel provincial, tornan compleja sobre todo la negociación de una variable clave como lo es el gasto salarial, al que se lo acuerda en general en línea con la evolución de la recaudación”, indica un estudio realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal. Ese estudio indicó, por ejemplo, que en Mendoza se recaudan 1791 pesos por habitante.

Déficit, bono y municipios en alerta

La provincia tiene aprobado por la ley de Presupuesto contraer deuda por hasta 1500 millones de pesos para este año, teniendo en cuenta un déficit de esa magnitud. Como adelantó MDZ, las gestiones para conseguir ese dinero comenzaron con un problema, pues el banco Nación le entregó la mitad de recursos de los que esperaba (200 millones de pesos) y por eso todas las fichas están puestas en la emisión de un bono, con el cual Mendoza volvería a buscar recursos al mercado internacional. Aunque todos critican la gestión del gobierno (teniéndola en cuenta como una continuidad de la anterior) sí rescatan que ahora desde Hacienda hayan comenzado a buscar financiamiento con tiempo para evitar llegar con la soga al cuello.

Claro que los 1500 millones podrían transformarse en mucho más dinero si no aumenta la recaudación, pues a los gastos presupuestados hay que sumarle los agregados por aumentos salariales. El plan prurianual presentado por el Gobierno promete achicar el déficit en años siguientes hasta llegar al equilibrio en el quinto año, cuando Paco ya no sea gobernador.

El problema es que la principal fuente de financiamiento informal que tuvieron las dos últimas gestiones de gobierno (la de Cobos y la de Jaque) tiene la billetera flaca. La Nación ya no entrega recursos a los amigos como antes, cuestión que obliga a recalcular. Los Aportes del Tesoro llegan con montos menores y con menos frecuencia (sobre todo luego de firmar el plan de desendeudamiento), la plata de las obras también está frenada y el “yuyito milagroso”, la soja, también reparte menos ganancias para todos.

La provincia tiene, además de los problemas propios, a los 18 departamentos que cada vez estarán más demandantes. Algunos municipios pobres, como Santa Rosa, y acuden a pedir adelantos de coparticipación. Otros ricos, como Capital, también reclaman más plata y hasta se animan a pedir que coparticipen las regalías petroleras. Lo cierto es que todos temen al “efecto San Martín”, donde por reclamos de aumentos salariales le prenden fuego la comuna.

Opiniones (0)
18 de junio de 2018 | 11:33
1
ERROR
18 de junio de 2018 | 11:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"